NACIÓN

Los "beneficios" de traicionar a "El Chapo"

Los testigos del juicio contra “El Chapo” han sacado provecho a su colaboración: condenas reducidas, nuevas vidas y ser un fantasma en el sistema penitenciario

  • REDACCIÓN
  • 10/02/2021
  • 12:50 hrs
  • Escuchar
Los beneficios de traicionar a El Chapo
Los beneficios de traicionar a "El Chapo" (Foto Especial)

Hace dos años, el 12 de febrero del 2019, Joaquín Guzmán Loera, “El Chapo”, fue declarado culpable en Estados Unidos. La decisión se dio tras tres meses de juicio, innumerables documentos, videos y audios, pero sobre todo por el testimonio de 56 testigos, la mayoría personajes cercanos al entonces líder del Cártel de Sinaloa

Amigos, socios y amores fueron quienes hundieron a Guzmán Loera, los que convencieron al jurado, incluso más que el resto de pruebas, de la culpabilidad del capo criminal. Se trató de una serie de traiciones contra “El Chapo”, una que no fue fortuita.  

Los testigos más importantes del llamado “juicio del siglo” han sacado beneficios importantes por su declaración: condenas reducidas, nuevas vidas y ser un fantasma en el sistema penitenciario de Estados Unidos.

VICENTILLO

Vicente Zambada Niebla, “El Vicentillo”, hijo de Ismael Zambada García, “El Mayo”, líder del Cártel de Sinaloa y compadre de “El Chapo”, fue quizá el que más se benefició de Guzmán Loera, donde el juicio fue la cereza del pastel. 

El primogénito de “El Mayo” recibió 15 años de prisión, evadiendo la cadena perpetua, por lo que sería hombre libre en 2024. Sin embargo, autoridades estadounidenses estarían buscando ante un juez que “El Vicentillo” ya fuera liberado, según documentos obtenidos por Río Doce.

En entrevista con La Silla Rota, en enero del año pasado, Anabel Hernández aseguró que “El Vicentillo” ya estaba prácticamente en libertad. Como no es un ciudadano estadounidense, Zambada Niebla sería repatriado a México, sin embargo, es posible que se le otorgue una nueva identidad.

Desde que fue detenido en 2009 y extraditado a Estados Unidos al año siguiente, “El Vicentillo” decidió colaborar con las autoridades estadounidenses y desnudar las entrañas del Cártel de Sinaloa

La información que otorgó Zambada Niebla provocó varios golpes contra el cártel, incluso fue pieza clave en la segunda captura de Guzmán Loera, en febrero del 2014. De acuerdo con una fuente de la DEA citada por Proceso, al menos un 80% del crédito fue de “El Vicentillo”. 

También dio información importante sobre Dámaso López Núñez, “El Licenciado”, quien fue detenido en México en mayo del 2017 y extraditado al año siguiente; así como de Iván Archivaldo y Jesús Alfredo Guzmán Salazar, “Los Chapitos”, hijos de Guzmán Loera.

Durante el juicio de “El Chapo”, “El Vicentillo” relató que visitó a Los Pinos durante el sexenio de Ernesto Zedillo. En aquella ocasión, Zambada Niebla se reunió con un hombre identificado como Roberto Miranda, quien sería el jefe del extinto Estado Mayor Presidencial con el fin de “pedirle un favor”.

También aseguró que en la nómina del Cártel de Sinaloa estaba Marco Antonio de León Adams, el jefe de seguridad de Vicente Fox Quesada durante prácticamente toda su administración. Dijo además que utilizaba a elementos del Ejército y de la Policía Federal para pelear contra grupos rivales. 

Incluso, contó cómo un general de la Sedena acudió a ellos para alertarles sobre como “Los Zetas”, el Cártel de Juárez y los Beltrán Leyva se habían unido para cooptar a mandos militares y “El Mayo” fuera detenido. La información fue vital para proteger a Zambada García, precisó “El Vicentillo”, en agradecimiento le pagaron 50 mil pesos cada mes a cambio de información.

EL REY ZAMBADA

Jesús Reynaldo Zambada, alias “El Rey”, hermano de “El Mayo” y tío de “El Vicentillo”, fue el primer gran capo que testificó contra Guzmán Loera. A dos años de su testimonio, es un fantasma en el sistema penitenciario de Estados Unidos

El Rey” seguirá siendo pieza clave para el gobierno de Estados Unidos, pues declararía en el caso contra Genaro García Luna, exsecretario de Salud Pública, detenido por sus nexos con el narco. Su libertad tendrá que esperar.

Durante el caso de “El Chapo”, Zambada fue el narcotraficante que más acusaciones de corrupción contra altos funcionarios públicos mexicanos realizó.

El primero en ser señalado fue Gilberto Toledano Sánchez, excomandante de la 35 Zona Militar en Guerrero y ex secretario de Seguridad Pública en Morelos. Según “El Rey”, Toledano Sánchez recibió sobornos del Cártel de Sinaloa para dejarlos traficar droga en tierras guerrerenses.

Genaro García Luna también fue señalado por Zambada García de recibir primero 50 millones de dólares de los hermanos Beltrán Leyva, cuando estos eran aliados del Cártel de Sinaloa, por protección. Luego, detalló, le dieron 6.5 millones más

El tercer funcionario incriminado por “El Rey” fue Gabriel Regino, exsubsecretario de Seguridad Pública del Distrito Federal cuando Andrés Manuel López Obrador era jefe de gobierno. Zambada García dijo que él personalmente le entregó un soborno de "algunos millones de dólares", ya que éste les aseguró que iba a ser el próximo secretario de Seguridad Pública Federal.

En cuanto a más sobornos, el capo criminal sostuvo que el cártel pagaba 300 mil dólares mensuales a miembros de la entonces Procuraduría General de la República (PGR), Policía Federal, personal de aeropuertos y hasta la Interpol.

Zambada García también contó asesinatos ordenados por “El Chapo”, como el de Rodolfo Carrillo Fuentes, hermano de Vicente Carrillo Fuentes, “El Viceroy”, líder del Cártel de Juárez. Según “El Rey”, Guzmán Loera solicitó a “El Mayo” permiso para asesinar a Rodolfo luego de que este lo dejara con la mano estirada en una reunión. Dicho asesinato terminó por consolidar la guerra entre el Cártel de Juárez y el Cártel de Sinaloa.

Otro de los asesinatos ordenados por “El Chapo” relatado por “El Rey” es el del agente de la PGR, José Nemesio Lugo Félix. Las razones del asesinato fueron que este trabajaba para los hermanos Beltrán Leyva, quienes enemistaron con el Cártel de Sinaloa tras una supuesta traición de Guzmán Loera.

LA CHAPODIPUTADA

Lucero Guadalupe Sánchez López, exdiputada local del PAN y amante de Guzmán Loera, fue la testigo que más conmovió a los miembros del jurado durante el juicio. Su llanto, en medio del relato de terror que dijo vivir con “El Chapo”, le consiguió beneficios legales. 

Al igual que “El Rey”, la “Chapodiputada” desapareció del sistema penal estadounidense. Rio Doce sugiere que está arraigada en prisión domiciliaria a espera de más juicio en los cuales declarar. 

Durante el juicio, Sánchez López contó cómo casi fue capturada junto a “El Chapo” en 2014. Según su relato, ambos se encontraban desnudos en una de las casas del capo en Culiacán, Sinaloa, cuando en la madrugada escucharon golpes fuertes en la entrada, fueron sorprendidos por un operativo de la Marina y la DEA.

Ambos escaparon en un túnel construido debajo de una bañera, según detalló Sánchez López, Guzmán Loera iba desnudo. Días después, “El Chapo” fue capturado por segunda ocasión en compañía de su esposa en un hotel de Mazatlán, Sinaloa.

Lucero Guadalupe también protagonizó uno de los momentos más extraños del juicio. Justo antes de reanudarse su testimonio tras un breve descanso, ella rompió en llanto, a tal grado que el juez ordenó diez minutos más de receso para que la exdiputada se calmara.

Frente a Emma Coronel, Sánchez López sostuvo que todavía amaba a “El Chapo” y que ella pensó inocentemente que él también la amaba. La panista también fue parte de las “relaciones públicas” del cártel, al acordar compras de kilos de marihuana a productores del Triángulo Dorado.

DÁMASO

Dámaso López Núñez, “El Licenciado”, fue de los últimos testigos en el juicio de “El Chapo”, su extradición prácticamente fue para declarar contra su compadre. 

Aunque se declaró culpable y fue sentenciado a cadena perpetua, tras testificar contra Guzmán Loera, los fiscales pidieron a un juez que su condena fuera reducida, no se ha sabido la respuesta de esta petición desde entonces. Sin embargo, cabe mencionar que “El Licenciado” ya no aparece en el sistema penitenciario estadounidense.

Su colaboración también ayudaría a su hijo, Dámaso López Serrano, “El Mini Lic”, quien también se encuentra bajo custodia del gobierno de Estados Unidos

Durante el juicio, Dámaso sorprendió a la corte al acusar a Emma Coronel de orquestar la segunda fuga de “El Chapo” del penal del Altiplano en 2015. Según López Núñez, ella recibía los mensajes de Guzmán Loera para los detalles del escape e incluso le hizo llegar un GPS al capo para que ellos supieran en que parte del penal se encontraba.

Asimismo, calificó de “difícil” la relación que tenía con “Los Chapitos”, hijos de Guzmán Loera, con quienes protagonizó una guerra tras la extradición de “El Chapo”. 

El Licenciado” acusó a Iván Archivaldo y a Jesús Alfredo Guzmán Salazar del asesinado del periodista Javier Valdez, luego de que este publicara unos mensajes que Dámaso le hizo llegar sobre la guerra entre ambas fracciones del Cártel de Sinaloa.