NACIÓN

Las prohibiciones que el T-MEC pone sobre los sindicatos

El senador Napoleón Gómez Urrutia expuso que la entrada en vigor del T-MEC representa un gran reto en materia laboral para el país

  • REDACCIÓN
  • 28/06/2020
  • 13:17 hrs
  • Escuchar
Las prohibiciones que el T-MEC pone sobre los sindicatos
Gómez Urrutia puntualizó que en México aún están pendientes algunos aspectos en la implementación de la reforma laboral. (Archivo)

En referencia a la próxima entrada en vigor del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá, el presidente de la Comisión de Trabajo y Previsión Social del Senado de la República, Napoleón Gómez Urrutia, afirmó que el T-MEC representa un gran reto para el país en materia laboral, en especial para los sindicatos.

A través de un comunicado, el también líder de los trabajadores mineros hizo un llamado a empresas y sindicatos a cumplir la reforma a la ley aprobada el año pasado, ya que eso evitará activar los paneles laborales y posibles sanciones comerciales.

En este sentido, subrayó que las organizaciones sindicales deben:

-Estar preparadas en acatar la normatividad, para la elección libre y democrática de sus dirigencias,

-Evitar el despido injustificado como medida de presión para violar flagrantemente la Ley Federal de Trabajo,

-Procurar la legitimación de los contratos colectivos por parte de los trabajadores, a fin de erradicar los llamados contratos de protección, ello para reducir al mínimo los riesgos de controversias.

El T-MEC

El acuerdo comercial entre México, Estados Unidos y Canadá establece un Mecanismo de Respuesta Rápida, que en un plazo de seis meses permitiría sancionar directamente a una planta y no a un sector completo con aranceles o multas, o embargo en caso de reiteración, por incumplir con el derecho de libertad sindical y negociación colectiva, recordó el senador.

Además, contempla un Mecanismo de Solución de Controversias para el cumplimiento de las obligaciones laborales, como la eliminación del trabajo forzoso u obligatorio, así como la importación de productos derivados de éste, abolición del trabajo infantil y condiciones aceptables de trabajo, como mejores salarios mínimos, jornadas laborales, seguridad y salud.

El gobierno mexicano atenderá los casos de violencia contra los trabajadores que estén relacionados con el ejercicio de sus derechos, añadió.

Pendientes de la reforma

Gómez Urrutia puntualizó que en México aún están pendientes algunos aspectos en la implementación de la reforma laboral que se han tenido que aplazar por la emergencia sanitaria, ya que los sindicatos se encuentran en proceso de la modificación y registro de sus nuevos estatutos.

Es decir, deberán incluir los nuevos derechos y obligaciones: el voto personal libre, directo y secreto, así como todo lo que tiene que ver con la rendición de cuentas de las cuotas, y con la equidad de género. En el caso de los contratos colectivos también deberán ser legitimados en asambleas, en los próximos tres años.

Dijo que otro tema por resolver es la propuesta del nombramiento del director del Centro Federal de Conciliación y Registro, que tiene que enviar el Ejecutivo al Senado de la República para su ratificación, así como la elección de jueces laborales por parte del Poder Judicial de la Federación. Los centros de conciliación local, los tribunales laborales locales, los tribunales laborales federales y el Centro entrarían en funciones en noviembre próximo.

El también dirigente minero y presidente de la Confederación Internacional de Trabajadores (CIT) destacó que el T-MEC obligará a una nueva relación obrero-patronal, que garantizará la protección de los derechos de la clase trabajadora y que se deberá reflejar en mejores condiciones laborales y salariales.

(djh)