NACIÓN

Las 'patinadas' de la PGR y la Fiscalía de Veracruz

La audiencia de imputación en contra de Javier Duarte exhibió a la PGR por la poca preparación de los fiscales federales ; Osorio Chong pide tener fe en la PGR

  • REDACCIÓN
  • 18/07/2017
  • 00:00 hrs
  • Escuchar
Las patinadas de la PGR y la Fiscalía de Veracruz
Las 'patinadas' de la PGR y la Fiscalía de Veracruz. (Especial)

La audiencia de imputación contra el  Javier Duarte, exhibió la poca preparación de los fiscales federales, y las debilidades de la Procuraduría General de la República (PGR) para integrar el expediente por los delitos de lavado de dinero y delincuencia organizada, lo que podría derribar el caso y el ex gobernador de Veracruz librarse de las acusaciones.

Al momento de sostener el caso, los fiscales federales Pedro Guevara Pérez, Nely Nabor Alvarado y Martha Esthela Ramos evidenciaron el desconocimiento del expediente y de las imputaciones contra el ex mandatario estatal.

Falta de peritajes, documentales, testimoniales y evidencias hacen endebles las imputaciones de la PGR y la Fiscalía de Veracruz contra Javier Duarte.

En entrevista con La Silla Rota, José  Mario de la Garza, presidente de la Barra Mexicana de Abogados, señaló que si la PGR y de la Fiscalía de Veracruz no logran articular evidencias sólidas, el caso contra el ex gobernadora podría caerse.

Dijo que la actuación de los fiscales mostró que las imputaciones no están sostenidas con evidencias e investigación, y que el expediente no bien integrado.

Ruta del dinero

La PGR tiene que demostrar la ruta que siguió Javier Duarte y un grupo de personas para presuntamente desviar los recursos de las secretarías de estado, hacer las transferencias a las empresas fantasmas.

En la audiencia en el Reclusorio Norte de la Ciudad de México, Javier Duarte y sus abogados solicitaron a los fiscales federales que les señalarán las dependencias estatales de las que presuntamente se desviaron los recursos, las cantidades, las fechas de las transferencias y el destino del dinero.

De los más de 438 millones de pesos que se le imputaban a Javier Duarte, los los fiscales sólo pudieron acreditar 38.5 millones de pesos qué habría sido desviados de la Secretaría de Educación del Veracruz.

Los fiscales no contaban con documentales y evidencias para exponer el modus operandi que se habría seguido para el desvío de recursos.

Delincuencia organizada

La PGR carece de testimoniales para soportar la imputación de delincuencia organizada contra Javier Duarte, no ha podido establecer la estructura o red criminal que le habría permitido delinquir al ex gobernador para desviar recursos del erario público.

La Ley Federal Contra la Delincuencia Organizada  estipula quepara sostener la acusación delincuencia organizada se requiere comprobar que tres personas o más se organizaron para realizar de forma permanente o reiterada conductas delictivas.

La PGR sólo cuenta con un par de testimonios para sustentar su acusación contra el ex mandatario, pero no tiene pruebas y peritajes para acreditar los dichos que señalan al ex gobernador.

En el expediente contra Javier Duarte no se ha podido aportar pruebas para determinar que pasó con los recursos públicos, ni si se ejecutaron o no las obras programadas con ese dinero.

La Ley de Contabilidad Gubernamental de Veracruz establece que el tesorero estatal es el responsable del manejo de los recursos y no el gobernador, por lo que podría Javier Duarte librarse de esta imputación.

Cuentas descuadradas

Los fiscales federales carecían de los documentos para sostener la acusación del desvío de recursos por parte de Javier Duarte, desconocían los inmuebles y predios que se habrían adquirido con ese dinero.

Los fiscales le señaron la compra de departamentos en Ixtapa a Javier Duarte, la cual habría sido entre el 2011 y el 2016, sin embargo, se demostró que estos fueron adquiriridos  antes del 2010, previo asumir el gobierno del estado.

El juez evidenció también el desconocimiento de los fiscales federales del expediente, ya que al momento de girar la orden de aprehensión se le señaló que uno de los inmuebles tenía un valor de 250 mil pesos, y en la audiencia de imputación al mismo inmueble se le dio un valor  100 mil pesos.

La defensa de Duarte insistió en que se estableciera la cantidad de recursos del erario qué habrían sido desviados, y tras varios minutos de búsqueda en el expediente el fiscal Pedro Guevara admitió que sólo contaban con elementos para probar 38.5 millones de pesos de los 439 millones de pesos.

Lavado de dinero

La defensa de Javier Duarte solicitó a los fiscales federales que se mostrara 3l resultado de las auditorías fiscales de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, requisito indispensable para fincar la acusación de lavado de dinero.

Los fiscales federales contaban con la documentación y reconocieron que la Unidad de Inteligencia Financiera no les había entregado esa información.

Esta situación podría ayudar a desvanecer la imputación contra el ex mandatario.

Abuso mediático de la PGR

José  Mario de la Garza, presidente de la Barra Mexicana de Abogados, señaló que la PGR generó altas expectativas en el terreno mediático sobre el caso de Javier Duarte, sin embargo, al momento de sostener las imputaciones en los tribunales exhibió sus debilidades.

"Cuando se habla en México de temas de corrupción se monta un espectáculo mediático, pero a la hora de presentar los casos en los tribunales apoyándote las nuevas reglas del proceso penal, donde el Estado tiene que demostrar con pruebas la responsabilidad de una persona el asunto se complica, porque se abusa de la estructura mediática para acusar pero la capacidad de investigación y presentar evidencias es ineficaz", explicó.

Consideró que la PGR habló mucho de actos de corrupción de un impacto importante en Veracruz, pero en el tribunal se evidenció que caso no está bien armado.

"Lo que se quiere es mandar un mensaje de aparente persecución a la corrupción  para generar una percepción de que si hay un compromiso contra ese tipo de actos, pero en la práctica aplicada te das cuenta de que los asuntos no logran cuajar por la falta de preparación de los fiscales y la ausencia de una investigación sólida con evidencias", aseguró.

Pide Osorio tener fe

El secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, pidió tener fe en la Procuraduría General de la República(PGR), para dar seguimiento al caso en contra de Javier Duarte.

Este miércoles, Osorio Chong dijo que desde la PGR se hace todo un esfuerzo para llevar el caso, mismo que va iniciando su proceso en México y es necesario dejarlo avanzar.

“La PGR ha estado haciendo su trabajo, lo ha estado informando, es un proceso que hay que vigilar, cuidar, llevar; la PGR es una institución en donde más allá de los que estén al frente, hay hombres y mujeres que vienen haciendo este trabajo durante muchos,  años entonces hay que tener fe en la institución y tener fe en el trabajo que van a realizar y esperar que el proceso siga y derivado de ello, entonces el  juez, la jueza que le toque este tema y otros, puedan resolver conforme a la ley. Entonces, pues de parte de la institución se está haciendo todo el esfuerzo y ellos estarán informando oportunamente”, aseveró.

Cuestionado sobre las deficiencias de los fiscales en la primera audiencia en que fue presentado el ex gobernador de Veracruz, Javier Duarte, e incluso exhibidas por el juez, Miguel Ángel Osorio Chong puntualizó que la ley no es un asunto de fe, sino de norma, por lo que es necesario preparase para dar seguimiento al tema que resulta importante para la sociedad, para el gobierno.

“La PGR habrá de tomar todas las acciones y entregar cuentas a la propia sociedad, hay que darle tiempo. Yo creo que hay que dejar (que avance) va iniciando, hay que dejar que esto siga”, dijoj