NACIÓN

Las frases que llaman la atención del Plan Nacional de Desarrollo

Este plan será el eje del actual gobierno y busca fundamentalmente el bienestar de la población

  • REDACCIÓN
  • 02/05/2019
  • 14:21 hrs
  • Escuchar
Las frases que llaman la atención del Plan Nacional de Desarrollo
Andrés Manuel López Obrador (Especial)

El presidente Andrés Manuel López Obrador dio a conocer este miércoles su Plan Nacional de Desarrollo 2019-2024 que será el eje de su gobierno a lo largo de su gobierno.

A continuación, te presentamos una selección de 20 frases que aparecen en el documento.

El sexenio de Miguel de la Madrid fue una transición hacia las políticas neoliberales, las cuales fueron implantadas de lleno en el salinato”.


“Los gobiernos neoliberales fueron reprobados por su propio fetiche, que eran las cifras macroeconómicas. En estas más de tres décadas el ejercicio del poder público, lejos de resolver los conflictos entre los distintos sectores, los ha agudizado y llevado hasta peligrosos puntos de quiebre”.

El escepticismo social ante la palabra de las autoridades terminó convirtiéndose en repudio general porque, a fuerza de mentir, los gobernantes llegaron al total agotamiento de su credibilidad”.


“Sin faltar al principio de no intervención y en pleno respeto a la autodeterminación y la soberanía de las naciones, lo que edifiquemos será inspiración para otros pueblos”.

La característica más destructiva y perniciosa de los neoliberales mexicanos fue la corrupción extendida y convertida en práctica administrativa regular. La corrupción ha sido el principal inhibidor del crecimiento económico”.


“No al gobierno rico con pueblo pobre”.

“Al margen de la ley, nada; por encima de la ley, nadie”.

“Por el bien de todos, primero los pobres”.

“El respeto al derecho ajeno es la paz”.

El objetivo de la política económica no es producir cifras y estadísticas armoniosas sino generar bienestar para la población. Los macroindicadores son un instrumento de medición, no un fin en sí”.


“… que bastaba ‘la mano invisible del mercado’ para corregir distorsiones, desequilibrios, injusticias y aberraciones, fue una costosa insensatez”.

Reivindicamos el principio de que el gobierno mande obedeciendo y queremos una sociedad que mandando se obedezca a sí misma”.


“El quehacer nacional en su conjunto (…) no debe ser orientado a alcanzar a otros países, a multiplicar de manera irracional y acrítica la producción y el consumo, a embellecer los indicadores y mucho menos a concentrar la riqueza en unas cuantas manos, sino al bienestar de la población”.

Los lujos, los dispendios y la opulencia que caracterizaban el ejercicio del poder han llegado a su fin”.


“En materia de estupefacientes, la estrategia prohibicionista es ya insostenible, no sólo por la violencia que ha generado por sus malos resultados en materia pública. (…) El modelo prohibicionista criminaliza de manera inevitable a los consumidores y reduce sus probabilidades de reinserción social y rehabilitación”.

Las prisiones se han convertido en escuelas de delincuentes y en centros operativos de grupos del crimen organizado.”


“Las actitudes sumisas, la incoherencia y el extremado pragmatismo fueron, en materia de política exterior, del manejo entreguista, depredador y corrupto de la conducción económica.”

El gobierno de México está comprometido a impulsar el desarrollo sostenible (…) Se le define como la satisfacción de las necesidades de la generación presente sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras para satisfacer sus propias necesidades. El hacer caso omiso de este paradigma (..) conlleva una severa violación a los derechos de quienes no han nacido.”


“Todos los individuos son poseedores y generadores de cultura. En rigor, el adjetivo “inculto”, particularmente cuando se le utiliza en término peyorativo, denota una condición imposible: los humanos viven en sistemas culturales que van desde el lenguaje hasta las celebraciones y conmemoraciones, desde los patrones de comportamiento hasta la alimentación, desde el universo simbólico que cada persona construye hasta el disfrute y consumo de productos tradicionalmente denominados culturales, como la música, las artes plásticas, las letras y las artes escénicas.”

“En el último año del presente sexenio, en suma, el país habrá llevado a cabo lo sustancial de su cuarta transformación histórica, tanto en el ámbito económico, social y político, como en el de la ética para la convivencia: se habrá consumado la revolución de las conciencias y la aplicación de sus principios –honradez, respeto a la legalidad y a la veracidad, solidaridad con los semejantes, preservación de la paz– será la principal garantía para impedir un retorno de la corrupción, la simulación, la opresión, la discriminación y el predomino del lucro sobre la dignidad.”

cmo