NACIÓN

Las fatídicas muertes de los Carrillo Fuentes

Miembros importantes de la familia Carrillo Fuentes han fallecido en diversas circunstancias, desde accidentes, suicidios y violentos asesinatos

  • RODRIGO GUTIÉRREZ GONZÁLEZ
  • 12/02/2021
  • 17:13 hrs
  • Escuchar
Las fatídicas muertes de los Carrillo Fuentes
Las fatídicas muertes de los Carrillo Fuentes (Foto Especial)

El apellido Carrillo Fuentes era sinónimo de terror, de violencia y opulencia ligada al narcotráfico; hoy solo es el recuerdo de lo que dicha familia fue en sus años de apogeo criminal, donde la protagonista es la muerte. 

Los Carrillo Fuentes fueron la columna vertebral del temible Cártel de Juárez, su fundador fue Amado Carrillo Fuentes, “El Señor de los Cielos”, quien llegó a ser el capo más importante en la década de los ochenta y noventa.

Miembros importantes de la cúpula de los Carrillo Fuentes han fallecido en diversas circunstancias, desde accidentes, suicidios y violentos asesinatos. 

CÉSAR ISAAC

El caso más reciente es el de César Isaac Carrillo, nieto de “El Señor de los Cielos”. Murió el 11 de febrero en un accidente aéreo en Navolato, Sinaloa.

Videos y fotos difundidos en redes sociales muestran cómo la avioneta en la que viajaba perdió el control hasta desplomarse. 

 

Hasta el momento se desconocen las causas del accidente donde fallecieron dos personas más, junto al nieto de Amado Carrillo Fuentes.

César Isaac tenía apenas 16 años de edad, era estudiante de aviación y modelo. No hay evidencia, ni en México o Estados Unidos, de que haya participado de alguna manera en actividades ilícitas o en el cártel que fundó su abuelo. 

EL CESARÍN

César Carrillo Leyva, alias “El Cesarín”, era el hijo menor de “El Señor de los Cielos”; también es el padre de César Isaac

A diferencia de su hijo, “El Cesarín” sí era identificado como jefe del Cártel de Juárez, incluso se le vinculó con Dámaso López Núñez, “El Licenciado”, quien fuera uno de los líderes del Cártel de Sinaloa

Había mantenido un perfil bajo, por lo que la noticia del 13 de agosto del 2020 sorprendió de su asesinato. 

Aquel jueves, “El Cesarín” llegaba a su casa en Navolato, Sinaloa, cuando fue atacado a balazos por un grupo armado. 

“Un abrazo hasta el cielo, apá", publicó César Isaac en sus redes sociales tras la muerte de “El Cesarín”, junto a una fotografía de él. 

EL SEÑOR DE LOS CIELOS

Amado Carrillo Fuentes, era apodado como “El Señor de los Cielos” por la enorme flotilla de aviones con la que transportaba droga proveniente de Colombia a Estados Unidos, en su momento fue el mayor capo de la droga del país.

Cuando se encontraba en su mejor época, el 5 de julio de 1997, “El Señor de los Cielos” murió en una operación estética mal ejecutada. Dicha cirugía se realizó en el hospital Santa Mónica de Polanco, en la Ciudad de México. Los médicos que estuvieron a cargo de la operación fallida del capo fueron asesinados.

Detrás de la muerte de Carrillo Fuentes hay una especie de leyenda sobre que el capo no murió, sino que se retiró como testigo protegido para el gobierno estadounidense a cambio de una nueva identidad. 

Esta leyenda se basa en un relato realizado por la periodista Anabel Hernández en su libro “Los Señores del Narco”. 

La escritora señala que al día siguiente de la muerte del capo el cuerpo fue llevado a la funeraria García López de la colonia Juárez, para luego ser enviado a Culiacán, a Capillas Funerales San Martín, donde el cadáver fue confiscado por la entonces Procuraduría General de la República (PGR).

Carrillo Fuentes, precisa Anabel Hernández, fue llevado presuntamente a un hospital militar, donde un oficial de alto rango involucrado en tareas de inteligencia sentenció que el cadáver no correspondía al del capo.

Las sospechas comenzaron luego de que autoridades mexicanas y estadounidenses no concordaran con la versión: la DEA confirmó apresuradamente que el cuerpo era efectivamente de Amado Carrillo, a tan sólo dos días después de la muerte, mientras que la PGR no podría asegurar lo mismo.

Ante la duda, gente cercana al narcotraficante -asegura Hernández- fue llevada a que identificaran el cuerpo. Sin embargo no pudieron hacerlo, pues Amado Carrillo tenía señas particulares: un lunar en la espalda con mucho vello y una cicatriz en uno de sus glúteos. Ninguna figuraba en el cuerpo confiscado. Sin mencionar, dice la periodista, que no existen pruebas de ADN que confirmen la identidad del capo.

EL NIÑO DE ORO

En abril de 2004, Rodolfo Carrillo Fuentes y su esposa Giovanna Quevedo Gastélum salían de la plaza Cinépolis, en Culiacán, Sinaloa. Apodado como “El Niño de Oro”, Rodolfo era hermano de “El Señor de los Cielos

Cuando llegaron a su camioneta, un grupo armado disparó en su contra. “El Niño de Oro” murió tras el atentado, su esposa consiguió salir con vida. 

El asesinato de Rodolfo fue parte del inicio de una sanguinaria guerra entre el Cártel del Juárez y el Cártel de Sinaloa

Durante el juicio contra Joaquín Guzmán Loera, “El Chapo”, en Estados Unidos, Jesús Zambada García, “El Rey”, hermano de Ismael Zambada García, “El Mayo”, aseguró que la muerte fue ordenada por el exlíder del Cártel de Sinaloa, enojado con “El Niño de Oro” porque le negó el saludo. 

UN SUICIDIO Y UNA SECUESTRO

Dos hermanos de “El Señor de los Cielos” tuvieron un fin oscuro, marcado por la violencia. 

Cipriano Carrillo Fuentes, que también fue parte de los fundadores del Cártel de Juárez, se suicidó. En 1989 tomó una pistola y acabó con su vida en circunstancias oscuras. 

En 2008, José Cruz, otro de los hermanos de “El Señor de los Cielos”, fue secuestrado y asesinado. Su madre, Aurora Fuentes, culpó al Ejército y a la policía de Navolato.

CÁRTEL DE JUÁREZ: SUPERVIVIENTE

De acuerdo con un documento de la Fiscalía General de la República (FGR) en posesión de La Silla Rota, el Cártel de Juárez cuenta con dos células criminales, "La Línea" y "Los Aztecas", ambos brazos armados que le han servido a la organización en su longeva guerra contra el Cártel de Sinaloa.

"El Cártel de Juárez soportó una guerra territorial de varios años con el Cártel de Sinaloa que resultó en muchos asesinatos relacionados con las drogas en Chihuahua en su apogeo a mediados de 2010", señala un informe de la Administración para el Control de las Drogas (DEA, por sus siglas en inglés).

El principal centro de operaciones de esta organización criminal, como lo dice su nombre, es Ciudad Juárez, en Chihuahua.

Para las autoridades estadounidenses, el Cártel de Juárez continúa influyendo en los mercados consumidores de drogas de Estados Unidos, principalmente en El Paso, Texas; Denver, Colorado; Chicago, Illinois; y la ciudad de Oklahoma, en Oklahoma.

El Cartel de Juárez, detalla la DEA, trafica principalmente marihuana y cocaína, aunque se ha expandido a la distribución de heroína y metanfetamina.