NACIÓN

Las cuatro cúpulas del cártel de Sinaloa

Tras la caída de “El Chapo”, un reacomodo se ha vivido en el cártel de Sinaloa; cuatro cúpulas mantienen en orden a una de las bandas más peligrosas del mundo

  • RODRIGO GUTIÉRREZ GONZÁLEZ
  • 09/04/2019
  • 14:00 hrs
  • Escuchar
Las cuatro cúpulas del cártel de Sinaloa
Las cuatro cúpulas del cártel de Sinaloa (Foto Especial)

El pasado 12 de febrero Joaquín Guzmán Loera, “El Chapo, fue declarado culpable en un juzgado de Nueva York, sin embargo, la caía del líder fundador del cártel de Sinaloa había sucedido más de dos años antes, el 19 de enero del 2017, cuando fue extraditado a Estados Unidos.

Descabezada la organización criminal, ésta sufrió un reacomodo en la cúpula naciendo así cuatro cabecillas principales.

Ricardo Ravelo, periodista y escritor, experto en temas de seguridad, explicó en entrevista a La Silla Rota como quedó la estructura criminal tras la caída de “El Chapo”.

La principal cabecilla del cártel de Sinaloa es, sin lugar a dudas, Ismael “El MayoZambada, compadre de “El Chapo” y cofundador de la organización criminal.   

El Mayo” asumió el control del cártel de Sinaloa, mismo que siempre compartió con Guzmán Loera.

LEE ADEMÁS: El mapa de militares asesinados por el narcotráfico

De acuerdo con Ravelo, fue el propio Zambada quien regresó el orden la banda criminal y formó esta cúpula de cuatro cabezas.

“‘El Mayo’ llevó a cabo una división del grupo en cuatro alas, en cuatro frentes, lo que no se había visto antes”

La siguiente cabecilla está formada por los dos principales herederos de “El Chapo”: Iván Archivaldo y Jesús Alfredo Guzmán Salazar, Los Chapitos.

Producto del primer matrimonio de Guzmán Loera, “Los Chapitos” fueron los primeros en pelear el hueco que dejó su padre dentro del cártel de Sinaloa.

PUEDES LEER: Cártel Tijuana Nueva Generación: la temible fusión de El Mencho y los Arellano Félix

Protagonizaron una breve, pero sanguinaria, disputa con Dámaso López Núñez, “El Licenciado” y su hijo Dámaso López Serrano, “El Mini Lic”; misma en la que los Guzmán Salazar salieron abantes.

La tercera cabecilla también mantiene la sangre de “El Chapo”, se trata de su hermano, Aureliano Guzmán Loera, El Guano”.

TAMBIÉN LEE: La disputa en Michoacán para detener a El Mencho

El Guano” y “Los Chapitos también han mantenido sus diferencias dentro de la organización criminal, misma que el propio Zambada García ha tratado de intervenir.

En la cuarta y última cabecilla es un viejo conocido del crimen organizado, Rafael Caro Quintero, “El Narco de Narcos”, antiguo líder del extinto cártel de Guadalajara, prófugo de la justicia y con un amplio historial criminal.

PODRÍA INTERESARTE: Así comenzó la guerra entre El Marro y El Mencho

Detenido en 1985 por el asesinato del agente antidrogas estadunidense, Enrique Camarena, Caro Quintero fue liberado en 2013 por faltas en el debido proceso.

Aunque en entrevistas ha asegurado que ya no forma parte del crimen organizado, autoridades mexicanas y estadunidenses lo colocan dentro del cártel de Sinaloa.

El cártel de Sinaloa es una de las cinco organizaciones criminales más poderosas del mundo, según el gobierno de Estados Unidos; por su parte, la Fiscalía General de la República coloca a esta organización como la segunda con mayor presencia en México, detrás del cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG).

Versiones oficiales señalan que el cártel de Sinaloa opera en Chihuahua, Sinaloa, Durando, Coahuila, Baja California, Baja California Sur y Sonora. Sin embargo, versiones extraoficiales los colocan en más entidades.

La Administración para el Control de las Drogas (DEA, por sus siglas en inglés) ve en la organización sinaloense como la que más presencia tiene en Estados Unidos.

Metanfetamina, marihuana, cocaína, heroína y fentanilo son las principales drogas que trafican a tierras estadunidenses.

Distribuyen su mercancía en las ciudades norteamericanas de Phoenix, Los Angeles, Denver y Chicago; mientras que sus puntos clave de trasiego de drogas son California, Arizona, Nuevo México y Texas.