NACIÓN

Las 50 alcaldías más violentas en el sexenio de EPN

42% de los homicidios dolosos del periodo ocurrieron en estas 50 ciudades; sobresalen Tijuana, Acapulco, Ciudad Juárez, Culiacán y Ecatepec

  • MARCOS MUEDANO
  • 07/01/2019
  • 19:37 hrs
  • Escuchar
Las 50 alcaldías más violentas en el sexenio de EPN
Grupos antagónicos se enfrentan en calles de Acapulco el pasado 2 de enero. (Cuartoscuro)

Tijuana, Baja California; Acapulco, Guerrero; Ciudad Juárez, Chihuahua; Culiacán, Sinaloa y Ecatepec, Estado de México, iconos de la inseguridad en México, registraron el mayor número de averiguaciones previas y carpetas de investigación por asesinatos durante el sexenio de Enrique Peña Nieto.

Estas cinco ciudades forman parte de los 50 municipios o alcaldías con el mayor número de homicidios dolosos en contra de mujeres y hombres que los ministerios públicos iniciaron entre el 1 de diciembre de 2012, día en que Enrique Peña Nieto inició su mandato y el 30 de noviembre de 2018, último día de su gobierno.

De acuerdo con registros del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), consultados por LA SILLA ROTA, las 50 ciudades más violentas del país durante el gobierno anterior, se ubican en 18 entidades del país.

 

Los datos del SESNSP indican que durante el sexenio anterior se iniciaron 123 mil 29 expedientes por el asesinato de forma violenta de una o más personas en las 32 entidades. Mientras que en los 50 municipios con más asesinatos, se registraron 52 mil 622, lo que representa el 42.77% de las carpetas iniciadas durante todo el sexenio.

El desglose mensual de las averiguaciones previas o carpetas de investigación iniciadas durante el mandato de Enrique Peña Nieto, indica que en el municipio de Tijuana, Baja California, fue el más violento del país, al registrar seis mil 124 expedientes por el homicidio violento de una o más personas.

En Acapulco, Guerrero, considerado hasta hace unos años el principal puerto turístico del país, se abrieron cinco mil ocho; en Ciudad Juárez, Chihuahua, tres mil 179; Culiacán, Sinaloa;  dos mil 626; y en Ecatepec, Estado de México, mil 945.

Los expedientes por el homicidio de personas con armas de fuego, punzo cortantes, quemadas, disueltas en ácido, descuartizadas, ahogadas, asfixiadas, por múltiples contusiones o de forma violenta registrados en estas ciudades, representa el 15.34% de la incidencia delictiva a nivel nacional.

La lista de las ciudades con más asesinatos también es integrada por Chihuahua, Chihuahua, mil 478; Guadalajara, Jalisco, mil 400; León, Guanajuato, mil 338; Chilpancingo, Guerrero, mil 275; Iztapalapa, Ciudad de México, mil 172; Benito Juárez (Cancún), Quintana Roo, mil 157; Zapopan, Jalisco, mil 102; Monterrey, Nuevo León, mil 99; y Cajeme, Sonora.


CIUDADES CON MÁS HOMICIDIOS, EN 18 ESTADOS


El desglose mensual de las averiguaciones previas o carpetas de investigación por  homicidios dolosos iniciados durante el sexenio Enrique Peña Nieto, refiere que los 50 municipios o alcaldías más violentas se encuentran en 18 entidades del país que ubican el sur, centro y norte de territorio nacional.

De acuerdo con los registros, la lista es encabezada por la Ciudad de México, Guerrero y  Jalisco, donde en cada entidad hay cinco municipios (respectivamente) que integran la lista.

Le siguen Baja California, Estado de México, Sinaloa y Tamaulipas, con cuatro municipios respectivamente por cada estado. En Colima, Michoacán y Sinaloa, tres ciudades respectivamente y en Baja California Sur y Guanajuato, dos respectivamente.

Mientras que en  Morelos, Nuevo León, Puebla, Quintana Roo, Veracruz y Zacatecas, hay un municipio, que integra la lista de las 50 ciudades o alcaldías más violentas durante el sexenio de Peña Nieto.


FALTA DE CONTINUIDAD EN POLÍTICA DE SEGURIDAD


Especialistas en temas de seguridad, consideraron que la violencia en diferentes municipios del país, se origina por múltiples factores, como la falta de objetivos estratégicos en el diseño de operativos, la falta de continuidad de los mismos, así como la carencia de indicadores.

"Lo que pasa, es que siempre ha habido improvisación, todo lo que pasa en el país es producto de la improvisación. Esto viene desde el sexenio de Ernesto Zedillo, cuando se crea la Policía Federal Preventiva, cuando se crea en el sexenio de Fox un entramado de seguridad, y de ahí con Calderón cuando se crea la Policía Federal y con Peña, cuando desaparece la Secretaría de Seguridad Pública, todo esto representa la falta de continuidad, la falta de resultados. Hay una ineptitud de mandos civiles, los cuales han implementado diferentes estrategias que no han dado resultados", Javier Oliva, especialista en seguridad nacional y académico de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM)

"Los operativos tienen objetivos específicos. En Acapulco sólo se resguarda la zona turística, pero no se extiende a colonias de la periferia donde opera el crimen organizado. En Juárez los operativos son para disuadir y capturar a integrantes del crimen organizado, sin embargo, no tienen continuidad. Los operativos varían mucho y no hay continuidad, así como sistematicidad, al no medir los homicidios y sólo tener presencia disuasiva y persecución de algunos delitos", indicó Armando Rodríguez Luna, investigador del Colectivo de Análisis para la Seguridad con Democracia (Casede),

"Hay que analizar la entrada y salida de gobiernos locales, lo que crea variables. En el caso del gobierno de Javier Corral, la violencia ha repuntado. En otros estados, como en el caso de Estado de México, y en particular en Ecatepec, el repunte de la violencia muestra nuevos patrones de violencia por el reacomodo de grupos del crimen organizado", menciona Javier Oliva.

"Hay muchos factores que influyen. En el caso de Tijuana y Acapulco hay un incremento constante en los últimos tres años por la disputa de grupos del crimen organizado. En el caso de Culiacán, se debe a una guerra entre grupos del cártel de Sinaloa. En Juárez la violencia es por el control de drogas sintéticas. En el caso de Ecatepec, hay presencia de crimen organizado, pero también hay homicidios por robos o linchamientos. En Ecatepec también hay presencia de secuestradores. Uno de los operativos primarios es obtener información de inteligencia que se pueda compartir con municipios y estados para diseñar operativos que den resultados, tanto regional como estatalmente. Esto a través de metas o plazos de evaluación de tres o seis años para poder medir resultados", señaló Armando Rodríguez. 


JGM