NACIÓN

Las 10 razones que argumenta el Chapo para cancelar su sentencia

Varios son los argumentos que presenta la defensa del exlíder del Cártel de Sinaloa para que su caso sea reiniciado y su juicio repetido ¿lo lograra?

  • REDACCIÓN
  • 09/09/2020
  • 15:03 hrs
  • Escuchar
Las 10 razones que argumenta el Chapo para cancelar su sentencia
Las 10 razones que argumenta el Chapo para cancelar su sentencia (Foto Especial)

Joaquín Guzmán Loera, “El Chapo”, aún pelea por evitar pasar el resto de su vida en prisión. El capo criminal, a través de sus abogados, presentó una apelación para que su juicio se cancelado, y con ello la sentencia, y se repita el caso en su contra. 

Ahora se ha dado a conocer el documento de apelación de la defensa de Guzmán Loera que si bien en su mayoría está sellado si cuenta con una introducción pública que contiene 10 razones por los que “El Chapo” busca cancelar su sentencia.  

El primer argumento de la defensa del exlíder del Cártel de Sinaloa es que la orden de extradición en su contra era con destino a Texas o California, no a Nueva York

Lo cierto es que Guzmán Loera, de acuerdo con los registros del Departamento de Justicia, cuenta con acusaciones en su contra en Illinois, California, Texas y también Nueva York.

En el segundo argumento, la defensa de “El Chapo” señala que durante dos años y medio antes de recibir la condena su cliente recibió un “castigo” de incomunicación -incluso con sus abogados- el cual fue calificado como “exagerado” y como un “obstáculo” para el proceso legal, lo que “hizo imposible un juicio justo”.

La nula comunicación con el exterior por parte de las autoridades penitenciarias contra “El Chapo” no fue para menos luego de tener en su historial dos fugas de penales de máxima seguridad en México y el intento de una tercera antes de ser extraditado a Estados Unidos

El tercer argumento de los abogados de Guzmán Loera señala que hubo una excesiva evidencia de violencia gráfica admitida por la corte de forma inválida que, dicen, provocó un un inmenso prejuicio contra el capo.

Entre la violencia gráfica presentada por la fiscalía de Nueva York se encuentran dos videos de tortura a miembros de cárteles enemigos protagonizada por “El Chapo” como verdugo. 

En el cuarto y quinto argumento de la defensa, los representantes del exlider del Cártel de Sinaloa también acusan que las conversaciones telefónicas y mensajes de texto que presentaron los fiscales fue producto de registros e incautaciones ilegales.

La gran mayoría de estas pruebas vinieron de tres testigos cooperadores de las autoridades estadounidenses:

Los gemelos Margarito y Pedro Flores, que eran traficantes de “El Chapo” en Estados Unidos y decidieron entregarse a la DEA cuando empezó la guerra entre el Cártel de de Sinaloa y los Beltrán Leyva.

Y Christian Rodríguez, un experto tecnológico de origen colombiano, que hizo una red de espionaje para Guzmán Loera y luego se unió a las filas del FBI para traicionarlo.

En el sexto, séptimo y octavo argumento de la defensa, se señalan tres "problemas del juicio" centrados en fallos que limitaron el interrogatorio de testigos por parte de los abogados de Guzmán.

De igual manera enlista las declaraciones de uno de los miembros del jurado a Vice en el que aceptaba que siguieron de cerca y con regularidad la cobertura mediática del caso, incluso hablaron entre ellos al respecto, algo que estaba prohibido. 

Esto, según la defensa, les hizo llegar información que no se incluyó en el juicio y que era perjudicial para “El Chapo” como los señalamientos de que éste había drogado y violado a niñas menores de edad.

El noveno argumento es en el mismo sentido contra el jurado, señalan que por lo anterior  no hubo integridad, ni confiabilidad en el juicio.

El décimo y último argumento señala que hubo comunicación indebida entre los fiscales y el tribunal, así como la realización de procedimientos judiciales privados con Guzmán Loera en ausencia de su abogado.

En consecuencia, “El Chapo” espera que el caso sea reiniciado, con otro juicio, con juez y jurado diferentes.  Joaquín Guzmán Loera ahora tendrá que esperar la decisión de las autoridades judiciales estadounidenses.

 

rgg