NACIÓN

Laboratorios nuevos y otro sin autorización, los que hacen pruebas covid en AICM

Una investigación de Mexicanos Contra la Corrupción detalla que establecimientos no detallaron cómo fue que lograron la autorización para hacer pruebas covid

  • REDACCIÓN
  • 08/04/2021
  • 13:37 hrs
  • Escuchar
Laboratorios nuevos y otro sin autorización, los que hacen pruebas covid en AICM

Son ocho módulos que ofrecen la toma de prueba covid-19 en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), cuatro de ellos, subcontratan a laboratorios autorizados por el Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológicos (InDRE) para procesar las muestras, mientras que uno más, de reciente creación, las analiza sin tener autorización sanitaria, indica una investigación de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI).

La información de MCCI dice que ninguno de estos últimos cinco establecimientos, como tampoco el AICM, detallaron cómo fue que lograron la autorización para hacer pruebas covid-19 en las instalaciones aeroportuarias. Sin embargo, se sabe que el sexto módulo que no cuenta con autorización del InDRE es de extrabajadores de Mexicana de Aviación.

En la Terminal 1 del aeropuerto hay seis módulos para la toma de pruebas, una de ellas, es la Clínica del Viajero de la UNAM, que lleva más de diez años operando ahí. Esta clínica instaló un módulo para analizar covid-19 luego de que varios países pusieran como requisito a los viajeros portar con una prueba negativa, señala la investigación de MCCI

También, en la Terminal 1 hoy se encuentran KWB Medical, Laboratorio Médico Tadeo, MDT Laboratorio Clínico, DRM Health SA de CV y AS Team (Mexicana de Aviación). 

Mientras que en la Terminal 2 se instalaron dos módulos más: LAPI S.A. de C.V. y MDS Medical Devices Supplier. Este último factura a nombre de Distribuidora de Dispositivos Médicos de México S.A. de C.V., una empresa que vende insumos médicos y que ha ganado unos 795 millones de pesos en contratos públicos del 2010 a la fecha.  

De esos ocho establecimientos, solo La Clínica del Viajero y LAPI S.A. de C.V. aparecen en la lista de laboratorios autorizados por el InDRE para realizar el diagnóstico de covid-19.

De los otros seis, hay uno que se anuncia con el nombre de MDT Laboratorio Clínico, que no sólo no está autorizado por el InDRE sino que procesa por sí mismo sus pruebas.

MDT Laboratorio Clínico entrega resultados clínicos con un membrete de Medical Diagnostic Techniques S.A. de C.V., mientras que la factura que entregan tiene un tercer nombre: Testfarma S.A. de C.V., una entidad mercantil creada hace menos de un año. 

Testfarma es, de acuerdo con el Registro Público del Comercio, una sociedad registrada apenas en junio de 2020 por Adriana Beatriz Iliano, de nacionalidad italiana pero que vivió y estudió en Venezuela, de acuerdo con sus redes sociales, y por Valeria Reyes Gallegos, una mexicana que al momento de conformar la sociedad tenía 20 años. 

El presidente de la sociedad es Elías Zamora Ruíz, quien además es director general de MDT desde hace seis años, de acuerdo con su perfil en la red social LinkedIn; mientras que el secretario de la sociedad es Pedro Elías Herrera Cadenas, originario de Caracas. 

SIN AUTORIZACIÓN DEL INDRE, PERO SUBCONTRATAN 

En el caso de los módulos del AICM, MCCI asegura que, hay seis sin autorización del InDRE, pero al menos cuatro de ellos subcontratan a laboratorios que sí cuentan con ella.  

Al llegar a la Terminal 1 el módulo más visible es KWB Medical Service, que ofrece pruebas de antígeno (o pruebas rápidas) por 700 pesos, y pruebas de PCR por 2 mil pesos. Los resultados se entregan en una hoja membretada por JLN Labs, un laboratorio que tampoco está en la lista de los autorizados por la Secretaría de Salud. Sin embargo, personal de JLN Lab dijo vía telefónica que para procesar las pruebas PCR subcontratan a Orthin Referencia Especializada S.A. de C.V., un laboratorio autorizado por el InDRE.

Personal del Laboratorio Médico Tadeo, otro módulo ubicado también en la Terminal 1 del aeropuerto, dijo a MCCI que las pruebas PCR que realizan las envían para procesarse al laboratorio Orthin Referencia Especializada S.A. de C.V. 

En la Terminal 2 del aeropuerto se instalaron dos módulos más, LAPI S.A. de C.V. (autorizado) y MDS Medical Devices Supplier, que factura a nombre de Distribuidora de Dispositivos Médicos de México S.A. de C.V., una empresa que vende insumos médicos y que, como ya se dijo antes, ha ganado unos 795 millones de pesos en contratos públicos del 2010 a la fecha. 

Finalmente, para la temporada vacacional de Semana Santa, DRM Health SA de CV –sin autorización del InDRE– instaló un módulo en la Terminal 1 del aeropuerto. DRM Health es una empresa de diagnóstico e insumos médicos que en los últimos cuatro años ganó unos 45 millones de pesos en contratos públicos. Y el octavo módulo es AS Team, de los extrabajadores de Mexicana de Aviación, también sin autorización. 

El 3 de abril, el periódico Reforma publicó que los laboratorios del aeropuerto operan sin las medidas de bioseguridad necesarias; al respecto, el director de Epidemiología, José Luis Alomía dijo que las prácticas representan un riesgo de transmisión y que es competencia de Cofepris regularlo. 

SUSPENDEN MÓDULO DE PRUEBAS 

A través de una tarjeta informativa, la Agencia de Protección Sanitaria (APS) de la Secretaría de Salud capitalina informó que suspendió las operaciones del módulo de aplicación de pruebas covid-19, denominado Laboratorio Médico Tadeo, ubicado en la Terminal 1 del AICM con el fin de evitar riesgos sanitarios.

Según detalló, el pasado 22 de marzo de 2021 se acudió a realizar una verificación de rutina al establecimiento para revisar los aspectos técnicos y administrativos de su funcionamiento y posteriormente se hicieron diversas observaciones y recomendaciones a dicho laboratorio.

"En la ejecución de la verificación sanitaria se identificaron diversas anomalías de carácter administrativo y técnico por lo que se procedió a indicar las acciones correctivas a realizar a través del acta administrativa levantada", informó.

Sin embargo, pese al emplazamiento el módulo no cumplió con las acciones correctivas por lo que se procedió a suspender totalmente al laboratorio.