NACIÓN

La travesía en busca de una prueba diagnóstica de coronavirus

Carolina cumple con las características de caso sospechoso de covid-19, sin embargo, en tres hospitales del Sector Salud se negaron a hacerle las pruebas

  • MARILUZ ROLDÁN
  • 15/03/2020
  • 19:45 hrs
  • Escuchar
La travesía en busca de una prueba diagnóstica de coronavirus

Carolina "N" y su hija comenzaron el jueves una travesía en busca de que les hicieran la prueba diagnóstica de coronavirus (Covid-19), en tres hospitales del Sector Salud se negaron a realizarselas bajo los argumentos de que no había espacio de aislamiento o que no contaban con kits para las pruebas. "Me dijeron que los tomaba desprevenidos, es irreal", enfatizó. 

Aunque en personal del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER) determinó que cumple con las características de caso sospechoso, no le hicieron el diagnóstico y la enviaron a buscar atención en otros hospitales. 

Carolina viajó a París el pasado 13 de febrero, continuó su recorrido en Alemania y su última parada fue en Londres, por lo que regresó a la Ciudad de México el día 25. 

(Foto: Cuartoscuro)

Fue hasta el 8 de marzo cuando comenzó a presentar síntomas asociados al Covid-19, como tos seca, dificultad para respirar, constipación y dolor en todo el cuerpo, los cuales se agravaron el jueves 12, entonces decidió acudir con un médico particular, quien la envió al INER. 

"Ahí comenzó la travesía", relató Carolina  en entrevista con LA SILLA ROTA. "Fui y trataron de todas las formas posibles de no hacerme la prueba. Al cumplir con todos los criterios y ser inevitable, me dijeron que no me la harían porque sus 3 consultorios de aislamiento estaban ocupados". 

En el documento que me entregó el INER se indicó: "Cunple (sic) definición operacional para sospecha de Covid-19/sin espacio físico para aislamiento se manda a HGM/ o INNSZ". Asimismo, se mencionan datos de su estado de salud, como la temperatura y la presión, los cuales Carolina asegura que fueron inventados porque nunca la revisaron. 

Continuó su camino en el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición (INNSZ), en donde le dijeron lo mismo que en el INER. En ambos hospitales le dijeron que había pruebas, pero no tenían el espacio de aislamiento para realizárselo. 

La situación se complicó cuando al llegar a casa vio que su hija tenía fiebre de 38.5 grados. La llevó al pediatra y el verlas a ambas decidió canalizarlas al Instituto Nacional de Pediatría. 

"En el Instituto Nacional de Pediatría sí me dijeron que no tenían kits de prueba y se tardaron 2 horas en que llegara un infectologo a decirme que no era candidata porque me pasé un día del período de incubación. Sin contar que mis síntomas comenzaron 12 días después de haber estado en Londres. Pero al no ser un país foco, descartan la prueba", dijo molesta.


La única solución que le dieron los especialistas a Carolina fue que regresara a su casa y que se aislara junto con su hija, que seguirían analizando su caso y si decidían algo diferente, la buscarían. 

"Por el momento no tenían el protocolo a seguir, pasaron dos horas averiguando con autoridades lo que tenían que hacer. Me dijeron que los tomaba desprevenidos, es irreal", señaló. 

Misma travesía en hospitales privados

Ante la falta de atención en el Sector Salud, está mujer de 40 años también buscó opciones en hospitales privados para que le hicieran la prueba de diagnóstico de Covid-19, pero tampoco ha sido sencillo. 

"No es tan fácil porque no es que la cobren, ellos te dicen la prueba es gratuita, lo que nosotros cobramos son los insumos para hacerla y ascienden aproximadamente a 5 mil pesos porque te tienen que asignar una habitación", detalló, el problema es que como ya pasaron más de 14 días le dicen que no entra en la definición de caso sospechoso. 

Lo que le explicaron es que la prueba en los hospitales privados es la misma que en el Sector Salud, ya que la mandan analizar al Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológicos, pero el tiempo para la entrega de resultados es de hasta 4 días. 

"Honestamente ya no estoy intentando hacerla, sólo estoy esperando que atiendan en el INP a mi hija, quien continúa con fiebre y diarrea. Estoy esperando a ver si le pueden hacer la prueba", enfatizó.


En tanto, Carolina sigue presentando síntomas de enfermedad respiratoria, como dificultad para respirar y cansancio. Mientras relató todo lo que ha enfrentado para que le hagan la prueba, ella destacó que le parece increíble la situación: "Está cañón porque estuve en aeropuertos en Europa donde llega gente de todos lados". 

(Foto: EFE)

Este medio solicitó una postura a la Secretaría de Salud, que indicó que seguramente no le hicieron la aprueba porque de acuerdo con el protocolo, sólo se hace a personas con síntomas de infección respiratoria que hayan estado en zonas donde se han registrado muchos casos de coronavirus

El jueves pasado LA SILLA ROTA dio a conocer la opinión de Alejandro Macías, médico infectólogo internista que en 2009 fue designado comisionado Nacional para la atención de la influenza en el país, quien señaló que es  necesario ampliar la definición de casos sospechosos y hacer por lo menos 4 pruebas diarias en los 32 estados. 

"Ya tendríamos que estar haciendo más pruebas, yo creo que México ha hecho menos de 300 pruebas para identificación de este virus, tendría que estar haciendo más. Hay 32 estados de la República, no es mucho pedir que hagamos unas tres o cuatro diarias por estado, eso significa unas 100 pruebas diarias, yo no veo que con menos se puedan sacar buenas conclusiones", enfatizó.


De acuerdo con la economista Valeria Moy, en México se han realizado 0.3 pruebas de diagnóstico de Covid-19 por cada mil habitantes, mientras que en Corea del Sur se hacen 410 y en Italia 101.