NACIÓN

La serie de tropezones que el Conacyt, de Álvarez-Buylla, sigue sin resolver

El Conacyt ha pasado por una serie de protestas de la comunidad estudiantil y académica por cátedras, becas, imposiciones en CIDE y demás

  • MARILUZ ROLDÁN
  • 25/04/2022
  • 20:32 hrs
  • Escuchar
La serie de tropezones que el Conacyt, de Álvarez-Buylla, sigue sin resolver
Álvarez-Buylla, directora del Conacyt (Fotos: Cuartoscuro)

El Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), que dirige María Elena Álvarez-Buylla, ha acumulado a lo largo de tres años una serie de tropiezos y pendientes que sigue sin resolver.

Los problemas que ha acumulado el Conacyt van desde la crisis en el Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), el retraso en la nueva Ley de Ciencia y Tecnología, irregularidades en la entrega de becas y el lento avance de la vacuna Patria, entre otros.

Uno de los escándalos más sonados del Conacyt es la crisis en el Centro de Investigación y Docencia Económicas, tras la designación de José Antonio Romero Tellaeche en la dirección general, a pesar del repudio de la comunidad.

Desde el 29 de noviembre del año pasado, el Centro ha pasado por una serie de protestas de la comunidad estudiantil y académica, como la toma pacífica de las instalaciones, marchas afuera del Conacyt y recientemente una consulta de revocación de mandato en la que la mayoría votó a favor de que Romero Tellaeche sea removido del cargo.

Sin embargo, Álvarez-Buylla ha hecho oídos sordos a las peticiones de los alumnos. En una conferencia que realizó el pasado 22 de marzo, un grupo de alumnos del CIDE se manifestó en la puerta del Conacyt y ella dijo que los recibiría para dialogar, pero no ocurrió así.

“Es una pena que estos siete estudiantes que están acá afuera procedan de una manera tan antidemocrática, tan anti respetuosa. A mí me gustaría preguntarles, pedirle a quien está dialogando con ellos si tienen interés en lo que aquí se está diciendo, dejarlos que entren, con mucho gusto y al final del evento, yo personalmente con mucho gusto puedo escuchar las demandas de estos siete estudiantes, me dicen que son estudiantes del CIDE, para que podamos dialogar”, dijo la directora del Conacyt.

A casi cinco meses de que inició este problema al interior del CIDE, la situación sigue sin ser solucionada y sin disposición del Consejo a entablar diálogo o a negociar.

PROGRAMA DE CÁTEDRAS, NI PARA ATRÁS, NI PARA ADELANTE

Otro de los temas que sigue trabado es el del programa de cátedras, ahora llamado Investigadoras e investigadores por México, ya que no ha avanzado la negociación que tenía el sindicato con el Conacyt para lograr un contrato colectivo de trabajo.

La situación creció en septiembre del año pasado, cuando los catedráticos lanzaron la campaña “busco trabajo para conservar mi trabajo”, debido a que entres los cambios que se hizo al estatuto se incluyó que los investigadores fueran contratados por la institución en la que están asignados.

A pesar de las diversas acciones, los investigadores que forman parte del programa de cátedras siguen sin alcanzar la seguridad y estabilidad laboral que esperan del Conacyt.

IRREGULARIDADES EN ENTREGA DE BECAS

La Silla Rota dio a conocer la semana pasada uno de los tropiezos del Conacyt, se trata de irregularidades que detectó la Secretaría de la Función Pública en la entrega de becas en el extranjero, ya que en varios casos se incumplió con los requerimientos para acceder al apoyo.

La SFP ordenó al Conacyt aclarar el uso de 861 millones de pesos que supuestamente se destinaron para becarios en el extranjero. Uno de los señalamientos es porque los becarios no presentaron documentos de inicio y de término del programa, hubo solicitudes tramitadas fuera de tiempo, y en otros casos se aprobó el apoyo sin que el alumno contara con los créditos necesarios.

Por otro lado, en el tema de becarios en el extranjero hubo avances, pues la Society of mexican students in the United Kingdom informaron el pasado 9 de abril que había información preliminar sobre una resolución de la beca Conacyt-Sener.

Cabe recordar que al menos 42 estudiantes mexicanos se encontraban varados en Reino Unido debido a problemas para que se les otorgara la extensión de la beca, tras la eliminación del Fondo Conacyt Sener Hidrocarburos.

LEY DE CIENCIAS Y PATRIA, CON RETRASOS

El tema que el Conacyt quiere destrabar, pero con más de un año de retraso, es la Ley General en Materia de Humanidades, Ciencias, Tecnologías e Innovación, que debió de haber sido aprobada a finales de 2020.

Apenas en marzo de este año, el Consejo publicó el anteproyecto en la Comisión Nacional de Mejora Regulatoria, por lo que todavía le falta un largo camino por recorrer para ser aprobado, ya que debe ser revisado por las secretarías de Hacienda y de Gobernación, para después ser entregado a la Consejería Jurídica, que le debe dar también el visto bueno antes de que el Ejecutivo lo ingrese al Senado y la Cámara de Diputados.

Entre los cambios está que el Conacyt le echa la bolita a las instituciones privadas para que paguen el estímulo del Sistema Nacional de Investigadores (SNI) a sus académicos y que se eliminó que el presupuesto al sector debe ser de al menos 1% del Producto Interno Bruto.

Aunque hay más temas que preocupan a la comunidad de investigadores, como el hecho de que se impulsará una agenda nacional que temen limite la libertad de cátedra, y que se mantiene un toque ideológico en el documento.

El otro pendiente que el Conacyt busca destrabar es la vacuna Patria, que originalmente se había planeado que se aprobara a finales de 2021, pero que va avanzando más lento de lo que se esperaba.

Álvarez-Buylla informó recientemente que sigue avanzando la fase 2 del ensayo clínico, el cual se retrasó porque tuvieron que rechazar a varios voluntarios porque tenían altos niveles de protección contra covid. Sin embargo, estimó que, ahora sí, el biológico podría recibir la autorización de uso de emergencia a finales de este año para ser aplicada como dosis de refuerzo.