NACIÓN

La prueba clave por la que “El Chapo” fue extraditado a EU

“Amigo, estamos a la orden”, el narco fue siempre muy cortés de acuerdo con el nuevo testigo en el juicio, quien reconoce que “así le hablaba a la gente”

  • REDACCIÓN
  • 19/12/2018
  • 00:00 hrs
  • Escuchar
La prueba clave por la que “El Chapo” fue extraditado a EU
Pedro Flores se entregó en 2008 y cooperó con las autoridades, grabando conversaciones con Guzmán y otros miembros del cartel (Especial)

Dos grabaciones de conversaciones telefónicas entre Joaquín “El Chapo” Guzmán y el testigo Pedro Flores –uno de los principales suministradores de droga en Estados Unidos junto con su hermano Margarito– son las claves por las que el líder del cártel de Sinaloa fue extraditado a Estados Unidos.

Este miércoles, el jurado escuchó dos grabaciones telefónicas en las que ambos negocian el precio de un cargamento de 20 kilogramos de heroína que iba a recibir en Chicago y el pago del mismo.

De acuerdo con lo publicado por el periódico El País, el propósito de la conversación telefónica era conseguir una prueba en la que se escuchara a “El Chapo” negociando el precio de un cargamento de heroína. Los mellizos Flores buscaban que se lo recortara de 55,000 dólares el kilogramo a 50,000 dólares.

Flores, que en la década del 2000 fue el más importante distribuidor de droga para el cartel de Sinaloa en Chicago junto a su hermano gemelo, se entregó en 2008 y cooperó con las autoridades, grabando conversaciones con Guzmán y otros miembros del cartel.

Los hermanos Flores cumplen actualmente una condena de 14 años de prisión por narcotráfico. Llegaron a mover 60 toneladas de droga, principalmente cocaína. De ese total, unas 38 toneladas les llegó desde el cartel de Sinaloa, por un valor de 800 millones de dólares. A cambio de su cooperación, esperan estar en un par de años en libertad y que las autoridades estadounidenses den protección a sus familias.

El estadounidense de 37 años, hijo de un emigrante mexicano al que ayudaba a descargar cargamentos de drogas del cártel de Sinaloa y de los Beltrán Leyva desde que tenía unos siete años, recordó en su primer día de testimonio en el juicio contra Guzmán Loera, que a los 20 años él y su hermano gemelo, Margarito, se unieron al negocio de la familia.

La droga la recogían en diversos lugares y, al principio a través de intermediarios, era distribuida en Chicago, Nueva York, Filadelfia, Minneapolis y Milwaukee y otras ciudades estadounidenses.

En 2004 los hermanos se escaparon a México tras conocer que eran buscados por las autoridades y un año después conoció al narcotraficante "Mayo" Zambada y luego a Guzmán Loera.

La Fiscalía presentó la grabación de dos llamadas realizadas el 15 de noviembre de 2008. “Amigo”, arranca la conversación telefónica. “Estamos a la orden”, se le escucha decir a continuación. Pedro Flores comentó al jurado que el narco mexicano fue siempre muy cortés, “así hablaba a la gente”.

Tras el saludo inicial, entran directos en la discusión. Flores le dice que está listo para desembolsar el efectivo por la droga, pero quería antes cerrar el precio. Explicó a los miembros del jurado que trató de mantener una conversación lo más normal y rutinaria posible. “¿Tienes ya el dinero?”, se escucha a “El Chapo” para, acto seguido, preguntarle por el precio de la droga. Guzmán lo acepta diciendo que le parece bien.

DETALLES DEL PAGO

Pedro Flores señaló que Joaquín Guzmán aceptó la rebaja porque sabía que a cambio podría vender más heroína en EU. También le comentó en la primera conversación telefónica que la droga que le estaba mandando Ismael “El Mayo” Zambada, su socio en el cartel de Sinaloa, no era de buena calidad. La primera llamada concluye tratando de determinar dónde se iba a realizar el pago, si en México o en Chicago.

La segunda conversación tiene lugar media hora después y sirvió para aclarar dónde se realizaría el desembolso. “Lo van a recoger allá”, le confirma Guzmán a Flores. Le dice que la persona que se va a encargar de recoger el dinero está ya lista y les dice en clave que lo espera para en cuanto abran los bancos.

Durante la sesión se presentaron otras grabaciones en las que los gemelos tratan con miembros del cártel de Sinaloa cargamentos de heroína. Flores contó al jurado que hacían las llamadas directamente, porque para entonces ya tenía miembros de la oficina antidroga de EU infiltrados y querían protegerlos. También dijo que lo de la mala calidad de la heroína que le enviaba Zambada era falso.

En el interrogatorio explicó que trataba de reducir la cantidad de droga que recibía desde México. Llegó incluso a tirar droga a la basura para que no se notara que estaba desmantelando la empresa criminal. “Parar de golpe habría creado una situación muy difícil”, señaló. El cartel de Sinaloa estaba en guerra de con la organización de los Beltrán Leyva, “habrían pensado que me pasé al otro bando y me habría matado”.

AJ