NACIÓN

“La Narcomami”, la mujer "más poderosa" del narco

Uno de los últimos eslabones del cártel de Tijuana, Enedina Arellano Félix fue calificada por la DEA como la mujer más poderosa del mundo de las drogas

  • REDACCIÓN
  • 30/04/2019
  • 13:08 hrs
  • Escuchar
“La Narcomami”, la mujer más poderosa del narco
“La Narcomami”, la mujer más poderosa del narco (Foto Especial)

Durante las dos últimas décadas del siglo pasado, el cártel de Tijuana fue una de las organizaciones del narcotráfico más poderosas, lideradas por los temibles Francisco Javier, Benjamín y Ramón Arellano Félix.

LEE ADEMÁS: La guerra que Los Zetas y el CJNG llevaron a Veracruz

Sin embargo, la caída de este cártel se dio a principios del nuevo milenio, cuando comenzó una guerra contra el cártel de Sinaloa, encabezada por Ismael “El Mayo” Zambada y Joaquín “El Chapo” Guzmán.

Los embates de los sinaloenses fueron duros. Primero, Ramón Arellano Félix fue asesinado en Mazatlán, Sinaloa, en febrero del 2002, “El MayoZambada le tendió una trampa en pleno carnaval mazatleco.

Luego, un mes después, Benjamín Arellano Félix fue detenido en Puebla; para finalmente caer Francisco Javier Arellano Félix en agosto de 2006, en Tijuana, Estados Unidos.

Los demás hermanos varones ascendieron en el poder, pero el destino fue básicamente el mismo.

PUEDES LEER: Mario Estrada, de candidato presidencial a traficante del cártel de Sinaloa

Eduardo Arellano Félix fue detenido en el epicentro de su poder criminal, Tijuana, en 2008; mientras que Francisco Rafael fue asesinado en una fiesta por un sicario vestido de payaso en Los Cabos, en 2013, en un hecho surreal del narcotráfico.  

Fue entonces cuando una mujer de la familia tuvo que tomar el mando del cártel de Tijuana: Enedina Arellano Félix, apodada como “La Narcomami”.

Enedina es solo una de las cuatro féminas de la familia Arellano Félix, pero la más inmersa en el mundo criminal.

En los años de apogeo del cártel de Tijuana, “La Narcomami” se encargaba del ámbito financiero de la organización criminal, era el cerebro detrás del lavado de dinero.

TAMBIÉN LEE: Las cuatro cúpulas del cártel de Sinaloa

De forma prematura tuvo que incursionar en el crimen organizado, mismo que le quito el sueño de ser reina del carnaval de Mazatlán.

Con una vida discreta y estudios en contaduría, Enedina Arellano Félix se hizo un nombre dentro del mundo del narcotráfico.

Desde 2008, la Administración para el Control de las Drogas (DEA, por sus siglas en inglés) colocó a “La Narcomami” como la mujer más poderosa del mundo de las drogas. Sin embargo, no fue hasta 2011 que la incluyó en la lista de los criminales más buscados.

PODRÍA INTERESARTE: El juez que exoneró a El Menchito; pero no liberó a Mireles

Junto a su sobrino Fernando Sánchez Arellano, “El Ingeniero”, Enedina hizo que el cártel de Tijuana sobreviviera pactando incluso con bandas enemigas para facilitar el trasiego de droga en la ciudad fronteriza.

Sin embargo, Fernando Sánchez Arellano también fue detenido en 2014, mientras veía en televisión un partido de la Selección Mexicana en el Mundial de Brasil.

A diferencia de sus hermanos, “La Narcomami” prefiere evitar los enfrentamientos armados, mantener un bajo perfil y estar lejos de los excesos del mundo del narcotráfico, la discreción es su principal arma a tal grado que hasta la fecha continua operando en total libertad.

Actualmente el cártel de Tijuana opera únicamente en dicha ciudad fronteriza, según la Fiscalía General de la República (FGR).

Medios locales reportan incluso una unión entre los tijuanenses y el cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG), naciendo el cártel Tijuana Nueva Generación.

rgg