NACIÓN

La inusual alianza de “Los Caballeros Templarios” para sobrevivir

Un cártel prácticamente desaparecido en el mapa nacional del narcotráfico, pelea por no desaparecer y se alía con un viejo enemigo

  • RODRIGO GUTIÉRREZ GONZÁLEZ
  • 07/10/2020
  • 14:00 hrs
  • Escuchar
La inusual alianza de “Los Caballeros Templarios” para sobrevivir
La inusual alianza de “Los Caballeros Templarios” para sobrevivir (Foto Cuartoscuro)

Los Caballeros Templarios” tuvieron su auge criminal los primeros años de la segunda década de los dosmiles, tiempo en el que fueron los verdugos de Michoacán, hasta que la presión social tras, el surgimiento de las autodefensas provocó, una violencia estrategia en su contra.

Hoy, “Los Templarios” se encuentran prácticamente desaparecidos del mapa nacional del narcotráfico, pero se niegan a la extinción

El cártel en declive ha realizado una alianza con un viejo enemigo para no morir: “La Familia Michoacana”.

La Familia Michoacana”, que actualmente vive un resurgimiento criminal, le abrió las puertas a “Los Templarios” para trabajar en conjunto, principalmente en el Estado de México, en Tierra Caliente

Así lo asegura información de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), que detalla dicha alianza es para enfrentar a “Guerreros Unidos”.

Guerreros Unidos” es una célula criminal emanada de los Beltrán Leyva, conocida por ser la supuesta responsable de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa en septiembre del 2014. Opera en Morelos, Guerrero y Estado de México.

“Hay una alianza entre estos dos cárteles para poder evitar que Guerreros Unidos opere o que tenga influencia en la parte sur del estado [...] al aliarse estos dos cárteles, logran quitarle esta presencia ahí”, dijo el titular de la Sedena, Luis Crescencio Sandoval. 

De acuerdo con la Sedena, “Los Caballeros Templarios” mantienen una ligera presencia en el Estado de México al sur en los límites con Querétaro e Hidalgo.

La Fiscalía General de la República (FGR), por su parte, menciona que “Los Templarios” tienen presencia sólo en algunos municipios de Michoacán

La Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), en tanto, no señala a “Los Caballeros Templarios” en el mapa del narcotráfico de la Evaluación Nacional de Riesgos 2019-2020. 

En contraste, el Departamento de Justicia del gobierno de Estados Unidos -según un documento obtenido por la Revista Proceso- señala que tiene presencia en los estados de Idaho y California en alianza con las pandillas Brother Brothers, Crips, Florencia 13, Sureños, Hell’s Angels y Mongols.

LA ENEMISTAD CON LA FAMILIA

Los Caballeros Templarios” surgieron alrededor del 2010 cuando varios de sus fundadores abandonaron las filas de “La Familia Michoacana”.

Enrique "Kike" Plancarte; Nazario Moreno González, "El Chayo"; y Servando Gómez Martínez, “La Tuta”, dejaron “La Familia Michoacana” para fundar a “Los Caballeros Templarios”. 

Esto provocó una enemistad con José de Jesús Méndez Vargas, "El Chango Méndez", el capo que se quedó al frente de “La Familia Michoacana”. 

De esa ruptura, “La Familia” casi desaparece y “Los Templarios” alcanzaron su apogeo. 

Al principio del sexenio de Enrique Peña Nieto, y tras el surgimiento de las autodefensas, “Los Caballeros Templarios” fueron uno de los objetivos prioritarios del Gobierno Federal. 

Para 2015, “Los Templarios” estaban prácticamente desvanecidos de Michoacán y con la captura del último de sus líderes, “La Tuta”, el gobierno de Estados Unidos señaló incluso que el cártel se desplomó. 

EL ÚLTIMO JEFE Y DOS CÉLULAS

Rodolfo Maldonado Bustos, apodado como “Don José”, es el jefe de “Los Caballeros Templarios”, según información de la Sedena.

Don José” es señalado como “Templario” desde 2012, año en que se le consideró objetivo prioritario por su alto nivel de violencia.

Maldonado Bustos ha sido señalado por el asesinato y amenazas contra varios exalcaldes en Guerrero.

En 2016, la entonces Procuraduría General de la República (PGR) ofreció un millón 500 mil pesos de recompensa por la captura de “Don José”.

El capo criminal se ha caracterizado por mantener alianzas con otros cárteles, pero también por romperlas.

Don José” habría mantenido una alianza con el CJNG, misma que el “Templario” rompió, provocando la furia de los jaliscienses, quienes ofrecieron 5 millones de pesos por quien lo entregue vivo o muerto, así como 500 mil pesos para quien ayude a dar con sus hermanos.

Por su parte, la FGR señala que hay dos células de “Los Caballeros Templarios” operando en Michoacán

Se trata de dos bandas, una liderada por Fernando Cruz Mendoza, “El Tena”, y otra bajo el mando de Homero González Rodríguez, “El Gallito”.

La banda de “El Tena” tiene presencia en los municipios de Aquila, Coahuayana y Coalcomán de Vázquez Pallares.

Sobre Cruz Mendoza se sabe que formó parte de los años de auge de los Caballeros Templarios.

Incluso, en 2014 el nombre de Fernando Cruz Mendoza apareció entre la lista de las cabecillas templarias que las autodefensas buscaban detener.

En cuanto a la banda de “El Gallito”, opera en Tumbiscatío y Apatzingán.

Sobre González Rodríguez se sabe que es primo hermano de Nazario Moreno. 

Por eso, tras la muerte de “El Chayo” y el liderazgo de “La Tuta”, esta célula criminal se separó de dicho cártel.