NACIÓN

La historia de las ligas y el desafuero, lo que más le dolió a AMLO

Esta mañana el presidente Andrés Manuel López Obrador, reconoció que de los ataques que ha recibido a lo largo de su carrera política, la los videoescándalos del 2004 fueron los que más lo dañaron

  • REDACCIÓN
  • 01/11/2019
  • 10:32 hrs
  • Escuchar
La historia de las ligas y el desafuero, lo que más le dolió a AMLO
Fue en marzo de 2004 cuando estalló la crisis política para López Obrador, cuando era jefe de Gobierno. Foto de la web

Esta mañana durante su conferencia el presidente Andrés Manuel López Obrador, reconoció que de los ataques que ha recibido a lo largo de su carrera política, la difusión de los videoescándalos en 2004, ha sido el que más le ha afectado.

Puedes leer: Así es como Carlos Ahumada trató de cobrarse un préstamo a Rosario Robles

''Lo que estimo más importante en mi vida, es la honestidad. Les voy a poner un ejemplo, entre otros ataques recibidos durante el tiempo que estoy en este noble oficio hubieron dos fuertes. Uno cuando Carlos Ahumada, Diego Fernández de Ceballos, Carlos Salinas, se pusieron de acuerdo y grabaron a René Bejarano, Gustavo Ponce y Carlos Ímaz, recuerdo que pensaban que ya de esa no me levantaba… luego vino lo del desafuero, también fuertísimo, todo el aparato del Estado para desaforarme, pero de esos dos golpes fuertes, el que más me dolió fue el primero, aunque el segundo llevaba la intención de que yo no apareciera en la boleta'', indicó.

El mandatario reconoció que lo que más le afectó fueron los videoescándalos porque pusieron en duda mi honestidad.

Fue en marzo de 2004 cuando estalló la crisis política para López Obrador, cuando era jefe de gobierno de la Ciudad de México y en donde el empresario argentino, Carlos Ahumada fue parte de un caso de presunto soborno conocido como los videoescándalos, que fueron decisivos en el desafuero del ahora presidente.

Ese año el diputado panista Federico Döring filtró en el noticiero “El Mañanero” el video que levantaría un escándalo político al mostrar al perredista René Bejarano, en ese momento presidente de la Asamblea Legislativa, recibiendo 45 mil dólares del empresario argentino Carlos Ahumada.

Uno de los primeros videos filtrados a la opinión pública se involucraba a personajes del partido y al secretario de Finanzas, Gustavo Ponce, que fue captado apostando en Las Vegas, en el exclusivo casino Bellagio.

Ponce Meléndez escapó esa misma noche. Posteriormente, la Procuraduría de Justicia del Distrito Federal reveló que el exfuncionario era investigado por lavado de dinero.

Dos días después de ser revelado este video, ''Brozo'' presentó quizás el videoescándalo que marco la vida política del López Obrador, en el aparecía René Bejarano, un hombre de todas las confianzas del entonces jefe de Gobierno, quien controlaba las redes del PRD en la Ciudad de México, recibía grandes sumas de dinero del empresario argentino Carlos Ahumada.

Bejarano señaló poco después que el dinero había sido entregado a la entonces presidenta del partido, Rosario Robles. Una parte del partido criticó duramente a Robles y la hizo responsable de financiar las campañas políticas con dinero de Ahumada, por lo que dejó su cargo.

Tras la difusión de estos videos Bejarano fue apodado"El señor de las ligas" porque en el video se llevaba el dinero hasta con las ligas de los fajos. En ese momento no se sabía que quien le daba el dinero era Ahumada, fue posteriormente cuando se supo de dicho personaje.

También en otros videos fue exhibido Carlos Ímaz, exesposo de la actual jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, quien también recibió dinero de Ahumada.

Cuando se cuestionó a López Obrador sobre las acciones de Bejarano, el jefe de Gobierno apuntó a un "complot" de la mafia del poder, pues aseguró, durante varios años, que muchas personas no querían que llegara a la presidencia.

López Obrador, condenó los hechos y los relacionó con una embestida política en su contra, orquestada por el expresidente Carlos Salinas de Gortari, Diego Fernández de Cevallos, con el objetivo de reducir su popularidad.

La Procuraduría capitalina investigó el video de Bejarano y reveló que el empresario argentino era quien le daba el dinero. A partir de ese momento, tanto Bejarano como Ahumada fueron investigados y posteriormente estuvieron presos.

Tras su detención Ahumada, declaró que las grabaciones en su oficina particular fueron planeadas cuando llegó a un acuerdo con el senador Diego Fernández de Cevallos y el expresidente Carlos Salinas de Gortari, para dar a conocer los videos de corrupción por televisión y conseguir protección por la acusación de fraude de 31 millones de dólares y ampliar sus negocios en otras partes del país.

Los videoescándalos dañaron la popularidad de la que gozaba López Obrador. Sin embargo, éste siguió adelante en busca de la presidencia en 2006.

Sin embargo, en 2005, Rafael Macedo de la Cocha, entonces procurador General de la República, judicializó el caso de El Encino, un terreno en el que el gobierno del Distrito Federal violó una orden para construir un camino a un hospital. Para que López Obrador pudiera enfrentar el proceso de desafuero del que salió librado.

A 15 años de estos escándalos que marcaron la vida política del presidente López Obrador, la Fiscalía General de la República retomó la investigación contra Ahumada, por su presunta responsabilidad en los delitos de extorsión, fraude específico, falsificación de documentos y uso de documento falso.

En agosto de este año, el empresario argentino fue detenido en su país y se buscaba su extradición a México por los delitos antes mencionados, sin embargo fue liberado luego de que su abogado aportó como prueba el acta de cierre de la auditoría de diciembre sobre el ejercicio fiscal 2012, donde las observaciones habrían sido solventadas.

kach