NACIÓN

La historia de la muerte "a traición" de Emiliano Zapata

La histórica fotografía del cadáver de Emiliano Zapata se tomó un día después de su asesinato; esta es la historia que hay detrás

  • REDACCIÓN
  • 10/04/2019
  • 09:59 hrs
  • Escuchar
La historia de la muerte a traición de Emiliano Zapata
Emiliano Zapata (Especial)

Emiliano Zapata murió traicionado: Jesús Guajardo, militar del Ejército Constitucionalista que le había jurado lealtad para unirse a sus filas, le disparó por la espalda el mismo día en que habían acordado una reunión.

Este evento tuvo lugar hace 100 años, el 10 de abril de 1919, en la Hacienda de Chinameca, en lo que hoy es el municipio de Cuautla, Morelos.

Detrás de la traición se encontraba Pablo González, general constitucionalista del ejército de Venustiano Carranza, y quien daba órdenes a Guajardo.

Aprovechando un momento en que el zapatismo perdía hombres, armas y municiones, González ideó un plan para engañar a Zapata. Para empezar, corrió el rumor de que tenía desacuerdos con Guajardo.

Posteriormente, Zapata cayó en la trampa e invitó a Guajardo a unirse a sus filas. Para probar su fidelidad, Guajardo fusiló a más de una decena de soldados federales que presuntamente había tomado prisioneros y acordó entregar sus armas al movimiento.

Luego de esto, Zapata y Guajardo se citaron el 10 de abril de 1919 en la Hacienda de Chinameca.

El día de la reunión, Zapata llegó acompañado de su escolta, con su compadre Agustín Cortés al frente.

Pero Zapata no contaba con que Guajardo ya se había adelantado: había tiradores suyos que dispararon, junto con Guajardo, contra el Caudillo del Sur cuando sonó el clarín.

Guajardo transportó el cadáver de Zapata a Cuautla y lo entregó a Pablo González. Para que todo mundo pudiera comprobar con sus propios ojos la muerte del líder campesino, su cuerpo fue exhibido frente al ayuntamiento de Cuautla.     

La noticia llegó hasta los oídos de Carranza en la Ciudad de México y felicitó a Pablo González, además de otorgarle a Guajardo el grado de general y 50 mil pesos de plata.

La histórica fotografía del cadáver de Emiliano Zapata pertenece a la Fototeca Nacional del Instituto Nacional de Antropología e Historia, fue captada un día después de su muerte, cuando su cuerpo se exhibía en Cuautla.