NACIÓN

La fría bienvenida de Olga Sánchez Cordero a Medina Mora en la SCJN

El inusual discurso de la ahora secretaria de Gobernación fue el 17 de marzo de 2015; ahí le recordó que la Corte que lo recibía con avances y transformaciones que ya no tenían marcha atrás

  • ARTURO JIMÉNEZ
  • 03/10/2019
  • 22:00 hrs
  • Escuchar
La fría bienvenida de Olga Sánchez Cordero a Medina Mora en la SCJN
Sánchez Cordero le aseguró que la SCJN es una institución plural, neutral, independiente y colegiada, que tiene un papel fundamental en nuestra democracia

Fue un discurso inusualmente rudo para una bienvenida. Fue el 17 de marzo de 2015.

Después de recibir la toga magisterial, Medina Mora escuchó el discurso de la ministra Olga Sánchez Cordero, quien le aseguró que la Suprema Corte es una institución plural, neutral, independiente y colegiada, que tiene un papel fundamental en nuestra democracia.

“Lo recibe, señor ministro, una Corte cuyo proceso de evolución ha sido largo, y nunca exento de tropiezos, una Corte que ha vivido un proceso de transformaciones, que hay que decirlo claro y fuerte, no tiene marcha atrás”, expresó la ministra aquel día.

Olga Sánchez Cordero, ahora secretaria de Gobernación, se dirigió a “Don Eduardo Tomás Medina Mora Icaza, resaltando que en la Suprema Corte le recibía una institución a la que se atrevía a afirmar todos los mexicanos se encuentran abiertos a escuchar los muy diversos argumentos y las diferentes posturas de quienes acuden ante ella a dirimir sus conflictos, “una institución que a diario se involucra en un debate serio, minucioso a fin de determinar cuál es la solución que más se ajusta a nuestro pacto social”.

Recordó que en México muchas personas desde los más variados y diferentes frentes “hemos trabajado duro para hacer posible la existencia de un Tribunal Constitucional fuerte e independiente como hoy lo conocemos”.

Además, dijo que para llegar a ello, han sido necesarios cambios y reformas constitucionales y legales, acuerdos políticos pero también cambios culturales, de rompimiento de paradigmas, de mentalidad y de actitud.

“He participado modestamente de esta transformación desde hace veinte años y hoy, sin temor a equivocarme, puedo decirle que la Corte a la que llegué alguna vez con mis inquietudes e incertidumbres no es para nada la Corte, señor ministro, que hoy lo recibe y que yo estoy a punto de dejar”.

También le recordó que la SCJN que encontró al llegar hace 20 años tenía una idea de los derechos muy diferente, "se llevaba a cabo la interpretación constitucional con herramientas teóricas que ya hoy no corresponden a esta nueva realidad, el espectro de los derechos era limitado; había derechos que ni siquiera eran reconocidos".

MENSAJE ÍNTEGRO AQUÍ

AJ