La CDMX se desmarca del gobierno federal en su estrategia covid

La CDMX se desmarca del gobierno federal en su estrategia covid

El gobierno de la CDMX se ha distinguido por implementar una estrategia con acciones específicas para contener el coronavirus

NACIÓN
  • MARCO ANTONIO MARTÍNEZ
  • 01/12/2020
  • 09:15 p.m. hrs
  • Escuchar

Han sido marcadas las diferencias de enfoque y de estrategia en cuanto al combate al coronavirus entre la Ciudad de México y el gobierno federal, con una visión más puntual y focalizada a contener el virus en la capital de la República. 

Consciente de que no es posible paralizar la totalidad de la actividad económica de la ciudad, la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, ha optado por una estrategia de contención más tecnologizada y enfocada en la detección de las personas contagiadas para aislarlas y tratarlas médicamente. Ello, con el propósito de separar a los pacientes infectados y no a toda la población capitalina.

Pasaron meses para que el subsecretario de Salud del gobierno federal, Hugo López-Gatell, abandonara su postura en contra de lo que expertos de todo el mundo consideran una necesidad imperiosa, como es el uso de cubrebocas; en ese tiempo mantuvo una actitud indecisa, luego casi condenatoria, sobre la utilidad del cubrebocas para evitar los contagios de coronavirus y que en México ya han costado la vida de 105 mil personas.

En contraste, y tan sólo por citar un ejemplo, en la Ciudad de México, la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum ha impulsado el uso del cubrebocas prácticamente desde el inicio de la pandemia, e incluso mandó producirlos, lo mismo que caretas, a través de la Secretaría de Ciencia, Tecnología e Innovación, de los cuales un porcentaje fue distribuido entre usuarios del Metro capitalino y otros entre trabajadores del gobierno local.

Para apoyar su posición respecto del cubrebocas, Claudia Sheinbaum recurrió a la comunidad científica. Y no a cualquier científico. El 16 de junio invitó a su videoconferencia al premio nobel de Química 1995, Mario Molina -recientemente fallecido- quien explicó la utilidad del uso de cubrebocas.

Molina, especializado en el estudio de micropartículas contaminantes como las PM2.5m, explicó que el cubrebocas sirve para cerrarle el paso a los temidos aerosoles, y que así lo mostraba la experiencia italiana y neoyorquina.

Sin embargo, el gobierno federal no atendió los llamados de Molina, y ha descalificado las voces de algunos exsecretarios de Salud quienes han referido el cuestionable manejo de la pandemia.

La mandataria capitalina, quien formó parte del Panel Intergubernamental del Grupo de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC), y desde el principio de la pandemia se ha hecho acompañar por un grupo de expertos en materia epidemiológica, ha mostrado ser más innovadora respecto a cómo contener la covid-19.

La posición de la jefa de Gobierno ha significado, de acuerdo con fuentes consultadas, tener rotos los canales de comunicación con el subsecretario López Gatell. Y aunque es sabido que Sheinbaum es una de las políticas con mayor influencia sobre el presidente Andrés Manuel López Obrador, en materia del cubrebocas no ha logrado convencerlo de la conveniencia de usarlo.

MÁS PRUEBAS

Sheinbaum anunció que a partir del 30 de noviembre su gobierno aplicará 20 mil pruebas diarias para romper las cadenas de contagio que tienen a la ciudad en semáforo epidemiológico naranja con alerta al límite del rojo. Ello significará más de 100 por ciento de lo que se venía haciendo a través de los centros de salud y de los macro quioscos que se han establecido en colonias de alto contagio. La intención es aislar a quienes están contagiados y así evitar que se conviertan en propagadores.

Además, eso sirve para una detección temprana, que permita una atención durante los primeros síntomas y evitar así las hospitalizaciones, pues los hospitales están cerca de colapsar. También sirve para una hospitalización temprana lo que puede conducir a mejores desenlaces de la enfermedad.

Desde hace meses la Organización Mundial de la Salud ha pedido a los gobiernos de todo el mundo incrementar el uso de pruebas para detectar contagios y apagar la propagación más rápido. Sin embargo, la recomendación fue desestimada por el gobierno federal aduciendo que con el Sistema Centinela no era necesario. 

En total, se aplicarán 1 millón de pruebas.

HOSPITAL TEMPORAL

El gobierno de la ciudad instaló la Unidad Temporal Covid-19, ubicada en el Centro Citibanamex, en la cual se da atención a pacientes que padezcan covid-19 En un comunicado de la Secretaría de Salud local se informó que el centro abrió sus puertas para "asegurar el adecuado tratamiento de las personas enfermas y el debido desarrollo de las actividades médicas". Este centro cuenta con 854 camas de hospitalización, 36 de ellas de terapia intermedia. Y se atenderá exclusivamente a pacientes referidos del sistema de salud de la capital.

El centro es operado por la Secretaría de Salud de la Ciudad de México, en colaboración con la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

COLONIAS DE ATENCIÓN PRIORITARIA

En lo que ha denominado un trabajo territorial, otra diferencia que ha marcado el gobierno de la ciudad es que desde que se levantó el semáforo rojo y se instaló el naranja, en julio, el gobierno de la ciudad ha comenzado a dar atención prioritaria a colonias con más casos de covid-19. Primero empezó con 34, en donde había más de 10 casos de contagios, y sus colonias colindantes si tenían más de 5 contagios. En esas colonias suspendió actividades como la instalación de tianguis y comercios en vía pública de venta de alimentos preparados.

Ante el incremento de casos y hospitalizaciones, ha aumentado paulatinamente el número hasta llegar a 200 colonias, a partir de esta semana.

En estas colonias se realizan visitas casa por casa para orientar a las familias en caso de que alguien muestre síntomas y tomar muestras para realizar la prueba. Se les entregan kits con información, un oxímetro y un termómetro.

También ha instalado quioscos, 117 en Centros de Salud, 50 macro quioscos en lugares de gran afluencia como afuera de estaciones del Metro o explanadas delegacionales, y 33 en colonias de alto contagio, para hacer pruebas y buscar romper las cadenas de contagio para evitar que las infecciones se propaguen más.

APROVECHAN LA TECNOLOGÍA

Una diferencia más es que la administración encabezada por Sheinbaum ha hecho uso de la tecnología para el monitoreo de casos. Primero con el SMS, puesto en marcha desde mediados de marzo pasado. Se trata de un sistema de mensajería vía celular, mediante el cual quienes tienen posibles síntomas de covid-19 se comunican al número 51515 y escriben la palabra covid19 para ser atendidos y, en su caso, enviados a un hospital.

Con ello se buscó evitar el colapso de personas en hospitales, y darles a su vez un sistema de atención temprana.

Gracias a este sistema, se han completado 700 mil tamizajes de la Ciudad de México, y se han identificado 44 mil sospechosos confirmados graves y se han canalizado más de mil ambulancias.

Recientemente, el 23 de noviembre puso en marcha el Código QR en establecimientos mercantiles, para detectar a posibles contagiados y ponerse en contacto con personas que hayan coincidido con ellos en algún local comercial.

Ello implica que el establecimiento se registre, obtenga un código QR el cual debe colocar a la entrada del negocio, y los visitantes deben escanearlo con su teléfono celular. Si la persona estuvo cerca de un caso de covid-19, se le hace una llamada al día siguiente, para que se aísle, y en caso de presentar síntomas más intensos, recibir atención médica.

Bajo este sistema, ya están registrados 98 mil establecimientos, ya se han contabilizado 2 millones 400 mil personas que lo han empleado, y gracias a ello se detectaron 1 mil 194 personas positivas, "que implica 24 mil personas expuestas a las que se les contacta para dar seguimiento y canalizar prueba", informó el coordinador general de la Agencia Digital de Innovación Pública, José Merino.

Se trata de otra medida encaminada a cortar la cadena de contagios.

LOCATEL

Otra herramienta utilizada es Locatel. Se les marca a personas con resultado positivo, con el objetivo de mantener su resguardo, y en su caso confirmar que requieren un kit de apoyo, que contiene un termómetro y un oxímetro, así como una despensa.

Desde abril Locatel ha recibido 960 mil llamadas, de las cuales 170 mil han sido para rastreo de contactos.

RASTREADORES DE CONTACTOS

De manera más manual, desde mayo, el gobierno de la ciudad anunció el trabajo de rastreadores de contactos que consistían en 1 mil 400 cuadrillas de 5 personas, para entrevistar a pacientes para saber con quienes tuvieron contactos desde dos días antes de presentar síntomas, contactarlas, hacer una evaluación de sus síntomas y dar recomendaciones a su situación, hacerle seguimiento durante dos semanas y en caso de ser necesario, canalizarlos para practicarse una prueba.

Desde entonces se han hecho 3.7 millones de visitas a domicilio, 25 mil en promedio al día.

SE DEBATE EL TEMA DEL COVID

Además, el gobierno capitalino ha organizado diferentes foros médicos sobre el tema de la atención a la covid-19, como el webinar llamado "Las dos pandemias; diabetes y covid- 19", dirigido a médicos de atención de primer nivel, celebrado el 11 de noviembre pasado.

Desde el gobierno federal son escasos los eventos donde sean expuestos los avances médicos o las más recientes investigaciones sobre la covid-19, entre especialistas o expertos.

DIEZ MEDIDAS

El viernes pasado, la jefa de Gobierno anunció medidas muy específicas para tratar de revertir la tendencia creciente de hospitalizaciones:

-El Programa ReAbre, que permite a bares, antros y cantinas operar como restaurantes, continuará suspendido 15 días.

- Boliches, tiendas departamentales, cines, casinos, museos y todos los negocios no esenciales deberán cerrar a las 19:00 horas.

- Los restaurantes podrán cerrar a las 22:00 horas, pero deberán de suspender la venta de bebidas alcohólicas a partir de las 19:00 horas.

- Los comerciantes ambulantes del Centro Histórico retirarán sus puestos a las 17:00 horas y se reforzarán los filtros sanitarios en los accesos a la misma zona.

- El sistema de registro por medio de Código QR, para rastrear contactos de personas positivas a covid-19, se ampliará a supermercados, farmacias y tiendas de autoservicio.

- Como ya se mencionó, el gobierno capitalino incrementará al doble la realización de pruebas de coronavirus, por lo que también se analiza el aumento de kioscos de Salud o de su horario de operación.

- Reforzamiento de las campañas de información sobre el uso de cubrebocas, lavado frecuente de manos, gel antibacterial y sana distancia en 200 colonias prioritarias.

- Campaña Las Tres C, que consiste en llamar a la ciudadanía a evitar lugares cerrados, concurridos y el contacto sin sana distancia.

- Reconversión de hospitales que habían dejado de ser unidades covid-19, para recuperar la ocupación hospitalaria.

- La ley seca continuará vigente este fin de semana en las ocho alcaldías que estuvieron exentas la semana pasada, y se analiza mantenerlo en diciembre.

EL COSTO POLÍTICO

El 20 de julio la jefa de Gobierno regaló al subsecretario de salud, Hugo López-Gatell, un par de cubrebocas.

López-Gatell los recibió, pero de inmediato trasladó uno de ellos a un trabajador del Centro de Producción de Programas Informativos Especiales (Cepropie) del gobierno federal, y se justificó al decir que combinaba mejor con su camisa. El otro no lo estrenó.

Aunque el funcionario federal estuvo en el segundo informe de Gobierno de la jefa de Gobierno, e incluso acudió con un cubrebocas guinda y la escuchó atentamente, distintas columnas periodísticas señalan que la relación entre ambos es tensa, precisamente por sus diferencias en el manejo de la pandemia y el cubrebocas.

Desde mayo Sheinbaum decidió hacer sus conferencias de prensa a distancia, y en los eventos públicos en los que aparece, porta un cubrebocas que suele ser de un modelo distinto en cada ocasión.

Pese a ello, se contagió y debió resguardarse en casa. Pero los síntomas que padeció fueron menores y lo atribuyó al uso del cubrebocas. 

Personalidades de la medicina como el doctor Jaime Sepúlveda Amor, quien fue subsecretario de Salud y fundador del Conasida, reconoció que en la Ciudad de México se han hecho esfuerzos dignos de aplauso por hacer cosas distintas a las que recomienda el vocero del gobierno federal.

"Incluso se habla de tensiones entre ellos pues se está intentando hacer cosas que se debieron hacer mucho tiempo antes. La directriz del presidente fue ´aquí no pasa nada´. Algunos gobiernos estatales como la Ciudad de México han hecho un notable esfuerzo por diferenciarse en materia de políticas públicas", subrayó.

(MJP)