NACIÓN

La 4T disparó el precio y escasez de medicinas, acusan

Por falta de experiencia y de tener un plan de trabajo real en el gobierno federal, los medicamentos escasearon y aumentaron en precio: Inefam

  • MARÍA MÁRQUEZ
  • 22/06/2022
  • 18:03 hrs
  • Escuchar
La 4T disparó el precio y escasez de medicinas, acusan
Cuartoscuro

Desintegrar el sistema de compra y distribución de medicamentos que funcionó en otros sexenios le está pasando factura al gobierno de Andrés Manuel López Obrador, que tan solo en 2021 hizo compras con 14.8 % de inflación.

De acuerdo con datos del Instituto Farmacéutico (Inefam), en los primeros meses del gobierno de López Obrador, se rompió con esquemas de trabajo de gobiernos anteriores, particularmente de lo que eran las compras consolidadas, y se acusó que estaban llenas de corrupción, ya que había concentración en al menos 10 proveedores de medicamentos

"Para entender el fenómeno de lo que ha sucedido con la compra pública de medicamentos y dispositivos médicos hay que comprender que cuando llega este gobierno pretende mostrar o hacer sentir que lo que se había hecho estaba mal, el caso concreto del tema de salud, desintegran el sistema de compra que ya se tenía en función de lo que ellos dijeron que garantizarían la universalización y el acceso a medicamentos a todos los mexicanos independientemente de su condición económica y social pero en lugar de eso escasearon los medicamentos y los compararon más caros por falta de experiencia y de tener un plan de trabajo real, entonces vimos que los medicamentos aumentaron en precio y además no había", afirmó Enrique Martínez Moreno, director de Inefam, en entrevista con La Silla Rota

El esquema funcionaba con una relación simbiótica entre laboratorios y distribuidores particularmente en compras consolidadas en donde se necesita que ante los altos volúmenes de compra existiera coordinación y la capacidad de hacer frente al tema de la logística para hacer entrega en todo el país, "esto lo rompe este gobierno y lo rompe sin tener claramente un plan de salud y tampoco presupuesto o una alternativa adecuada de como garantizar la distribución de medicamentos a menor costo posible de tal manera que cuando tratan de hacer compras iniciando por la de Oficialía Mayor observamos que lo hacen de manera improvisada lo que provocó que se comprara a un mayor costo", indicó el director de Instituto Farmacéutico.

Datos del Inefam  muestran que tan solo en 2018 la inflación en medicinas fue de 2.2 por ciento. Para 2019 del -2.1 por ciento y en 2020 del 3.9 por ciento ya en 2021 del 14.8 por ciento, por lo que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, disparó el costo de las medicinas que adquiere, "carecen de planeación, organización y coordinación y por supuesto fueron resultados negativos, desde entonces vemos que no han dado resultados, había un número importante de medicamentos que no habían sido adjudicados".

A decir de Enrique Martínez Moreno, otra de las razones que contribuyó fue la falta de experiencia en la compra de medicamento, "en 2020 ya con la participación del Insabi y con la Oficialía Mayor, ambos sin conocimiento o experiencia de lo que requiere la compra pública de medicamentos, pues vemos ejercicios que se hacen de manera improvisada, vimos atrasos severos en las convocatorias, en las asignaciones. ¿Qué es lo que paso cuando no hubo algunos medicamentos? se tuvo que comprar a los precios que había y por supuesto no al mejor precio porque se adquieren al precio al que esté disponible y esa es una de las razones del incremento generalizado de prácticamente todos los medicamentos".

El director del Inefam, detalló que contemplaron una muestra de mil 500 claves de medicamento para el periodo del 2018 al 2021, con una metodología similar a la del Índice de Precios del Inegi, encontrando que la inflación llegó al 14.8 por ciento en el 2021. "Ésta es una inflación nunca vista que podría repetirse este 2022", advirtió el director del Instituto Farmacéutico, especializado en compras públicas de salud, "históricamente, la inflación reflejada por las compras del sector público era muy pequeña, de entre 2 y 3 por ciento, incluso algunos años con deflación, con precios mucho menores por las compras consolidadas".

En el sexenio anterior en el índice de precios que calculó el Instituto, se podría hablar de una inflación que no superaba el promedio anual del 3 por ciento "en el actual sexenio hemos visto incrementos en precios inflacionarios marcados y particularmente en 2021 se cerró como el año de mayor inflación que nunca había visto al menos en 20 años, 2021 cerró con una inflación cercana al 15 por ciento lo cual es inaudito y nunca visto" apuntó Enrique Martínez.  

Información de Inefam señala que los medicamentos con costos más elevados son los de mayor demanda, "que efectivamente el sector público no tuvo capacidad de resolverlo sobre todo en medicamentos de alto volumen como los que se ocupan para diabetes, para hipertensión arterial, colesterol, cáncer, y en particular lo que fueron los sedantes, tuvieron inflación de dos dígitos y algunos incluso pudieron haber llegado a 3 dígitos de inflación por la falta de planeación por parte de los funcionarios responsables en las compras".