SENADO DE LA REPÚBLICA

Julio Scherer y Carlos Payán recibirán medalla Belisario Domínguez

Este galardón es la máxima condecoración que dicha cámara otorga a mexicanos y mexicanas sobresalientes
Julio Scherer y Carlos Payán recibirán medalla Belisario DomínguezJulio Scherer García y Carlos Payán Velver (Especial/Archivo)

El Senado de la República otorgará la Medalla Belisario Domínguez a los periodistas Julio Scherer García, de manera póstuma, y Carlos Payán Velver en vida.

Este galardón es la máxima condecoración que dicha cámara otorga a mexicanos y mexicanas sobresalientes.

Otros candidatos a la medalla fueron la periodista Carmen Aristegui Flores, la bailarina Elisa Carrillo Cabrera, el médico Fernando Guisa Hohenstein, la activista Rosario Ibarra de Piedra, el astronauta Rodolfo Neri Vela y el cardiólogo Ramiro Iglesias Leal.

La lista de candidatos también incluye a Javier de la Fuente Hernández, Linda Silvia Torres Castilleja-Peimbert y Guillermo Miguel Ruíz-Palacios y Santos.

Entre los candidatos de manera póstuma también se encontraban compositor Álvaro Genaro Carrillo Morales, la pintora y escritora Anna Zarnecki, la luchadora social María Angélica Luna Parra o el candidato a la presidencia Luis Donaldo Colosio.

SCHERER, UN ICONO

El 7 de enero de 2015 murió uno de los periodistas que marcó la segunda mitad del Siglo XX como uno de los balances entre el poder, Julio Scherer García. Tenía 88 años y en abril de ese año cumpliría 89.

Este 13 de diciembre de 2018 el Senado de la República anunció que Scherer se le otorgará, postmortem, la medalla Belisario Domínguez. Otro guerrero, Carlos Payán Velvert –fundador de La Jornada- recibirá también el galardón. Ambos periodistas, ambos de vanguardia.

El senador Eruviel Ávila Villegas dio a conocer que así se decidió en el Senado de la República.

Scherer García fue un periodista y escritor mexicano, director del periódico Excélsior de 1968 a 1976. Fue fundador del Semanario Proceso. Hasta su muerte, se desempeñó como presidente del Consejo de Administración de CISA S.A. de C.V.

El 17 de octubre de 2014 hizo lo que sería su última visita a la redacción que tanto amó.

Al despedirse, a las puertas de las oficinas del semanario que fue su vida durante sus últimos 38 años, dijo que Proceso había costado muchos sacrificios y trabajo y se despidió intentando una sonrisa, describió Martha Debayle.

Y agregó: Prometió, un hilo su voz, que regresaría para el aniversario 38 del semanario. Ya no pudo. Siempre lejos de los reflectores, renuente a las entrevistas, fiel a su estilo de vida, sus funerales serán privados.

Al inicio de la década de los cuarentas del siglo pasado, antes de cumplir los 18 años, Scherer García ingresó al diario Excelsior. Tuvo una carrera fulgurante. Inició como mandadero de la redacción y unos días antes de cumplir los 22 años ya publicaba en el vespertino Últimas Noticias y un año después en Excelsior, en cuyas páginas se pueden encontrar notas, entrevistas y reportajes bajo su firma, de septiembre de 1949 a abril de 1976.

SU TRAYECTORIA

Julio Scherer asumió la dirección del entonces el diario más importante del país, a los 42 años, el primero de septiembre de 1968. Desde esa posición, acabó confrontado con los presidentes Gustavo Díaz Ordaz (1964-1970) y Luis Echeverría (1970-1976).

A su salida de Excelsior, el 6 de junio de 1976, luego de una maniobra orquestada desde la presidencia de Echeverría, junto con decenas de compañeros de aquel diario fundó el semanario Proceso, cuyo primer número apareció el 6 de noviembre de 1976.

Scherer García, quien asumió la dirección de Proceso a los 50 años, nunca dejó la actividad reporteril. El 7 de diciembre de 2014, un mes antes de su muerte, de 88 años, publicó su último texto a propósito del fallecimiento del también periodista y escritor, su amigo, Vicente Leñero.

Considerado el mejor periodista mexicano de la segunda mitad del siglo pasado y de lo que va del actual, Scherer García estudió la carrera de derecho y de filosofía en la UNAM, pero pronto acabó por dirigir todos sus esfuerzos a lo que sería su máxima pasión: el periodismo.

No hubo tema que no tocara: pobreza, menores de edad, desastres, tragedias, conflictos estudiantiles, protestas laborales, religión, grilla política, asuntos internacionales, pintura, literatura y las artes en general, aunque el de la corrupción gubernamental aparece como una constante.

Julio Scherer García escribió un total de 22 libros entre 1965 y 2013. Después del primero, titulado Siqueiros: La Piel y la entraña (1965) (FCE 2003), debieron pasar 19 años para publicar el segundo, el inolvidable Los Presidentes (Grijalbo 1986).

El director fundador de Proceso y hasta su muerte, presidente del Consejo de Administración de CISA, la empresa que edita el semanario, se ocupó en sus libros de expresidentes, de la matanza de Tlatelolco, de las cárceles, de sus más renombrados presos, de los presidentes de Chile, Salvador Allende y Augusto Pinochet, y de temas como el de los secuestros y la delincuencia de menores de edad, así como en un par de ellos, a su vida, su única, de periodista.

En tiempos en que entrevistar a Emma Coronel, la esposa de Joaquín “El Chapo” Guzmán en exclusiva es una gala para Telemundo, nadie puede olvidar que Julio Scherer García fue el único en entrevistar a Ismael “El Mayo” Zambada en el año 2010.



lrc






Debe iniciar sesión para poder enviar información

Debe iniciar sesión para poder enviar información