NACIÓN

Juez frena al Conacyt, científicos privados recibirán apoyos económicos

El Consejo de Ciencia y Tecnología de María Elena Álvarez Buylla realizó cambios al Sistema Nacional de Investigadores; hoy recibieron una suspensión definitiva

  • MARILUZ ROLDÁN
  • 08/07/2021
  • 17:05 hrs
  • Escuchar
Juez frena al Conacyt, científicos privados recibirán apoyos económicos
La comunidad científica denunció una violación a sus derechos y un acto de discriminación, pero sus críticas no fueron escuchadas por el Conacyt. (Archivo)

El Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) tendrá que seguir otorgando el estímulo económico a los miembros del Sistema Nacional de Invesigadores (SNI) de universidades privadas, porque un juez concedió la suspensión definitiva contra esta medida a la Federación de Instituciones Mexicanas Particulares de Educación Superior (FIMPES).

El Juzgado Décimo de Distrito en Materia Administrativa en la Ciudad de México otorgó la suspensión definitiva al amparo que presentó la Fimpes, por lo que  investigadores de más de 100 instituciones privadas quedan protegidos para que no se les aplique el nuevo Reglamento del SNI, que entró en vigor en abril de este año. 

PUEDES LEER: ¿Cometió plagio Gertz Manero, integrante del Sistema Nacional de Investigadores?

De esta manera, los científicos de universidades privadas podrán seguir recibiendo el estímulo económico que les corresponde por formar parte del SNI, el cual se había eliminado para ellos en el reglamento. 

El Conacyt, que preside María Elena Álvarez-Buylla, hizo cambios al artículo 61 del reglamento del SNI, para establecer que los estímulos económicos sólo se podrían  otorgar a los miembros del SNI que estuvieran adscritos a alguna institución pública de educación superior o centro de investigación del sector público, por lo que se dejó fuera a aquellos que laboran en instituciones privadas. 

La comunidad científica denunció que esto era una violación a sus derechos y un acto de discriminación, pero sus críticas no fueron escuchadas por el Conacyt, que aprobó el Reglamento y fue publicado el 20 de abril de este año. La medida que afecta a los investigadores de instituciones privadas entra en vigor en 2022. 

Ante esta situación, la Fimpes interpuso un amparo para proteger a los científicos. El pasado 11 de junio, el juez ya había otorgado la suspensión provisional contra el reglamento del SNI

En entrevista con La Silla Rota, Rodrigo Guerra Botello, secretario General de Fimpes, indicó en esa ocasión que esto representaba un “primer paso de un proceso más largo en donde las universidades están ejerciendo la materia de defensa que tenemos ante un reglamento publicado el 20 de abril donde claramente nos discrimina del acceso a la ciencia, la tecnología y los mecanismos de apoyo que esta tiene”. 

Expresó que les interesa que se revierta la discriminación de la que son objeto los investigadores de escuelas privadas, pues no hay una razón para que el Conacyt, haya actuado de esta manera.

(djh)