José Ángel Gurria me amenazó de muerte por caso Muñoz Rocha: Hernández Haddad

El 19 de octubre de 1994, cuando Hernández Haddad fue Consul General de México en San Antonio, le informaron que agentes estadounidenses tenían evidencias de la presencia de Manuel Muñoz Rocha en Texas, por lo que de inmediato reportó a la SRE y la PGR como era su obligación, lo hizo día con día.

PARIS ALEJANDRO SALAZAR 20/03/2017 06:37 p.m.

José Ángel Gurria me amenazó de muerte por caso Muñoz Rocha: Hernández Haddad

CIUDAD DE MÉXICO (La Silla Rota).- Tras informar a la Procuraduría General de la República (PGR) y a la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) que el Departamento de Justicia de Estados Unidos había ubicado a Manuel Muñoz Rocha -el hombre más buscado de México en 1994 por su presunta participación en el asesinato del líder del PRI José Francisco Ruiz Massieu- en San Antonio, Texas, Humberto Hernández Haddad fue amenazado de muerte por el entonces canciller José Ángel Gurria.

 

“(recibí) amenazas insolentes a gritos en el sentido de que los diplomáticos nos somos policías y que lo mismo me puedo morir en México que en Estados Unidos, y cosas verdaderamente altisonantes que de inmediato hice del conocimiento de las autoridades competentes que debieron haberlo notificado para que rindiera declaración”, reveló Hernández Haddad, el ex Cónsul General de México en San Antonio en una entrevista con La Silla Rota.

 

Hernández Haddad documentó en el libro “El eslabón perdido. Historia secreta de los asesinatos que cambiaron la historia de México” cómo las autoridades mexicanas destruyeron y ocultaron documentos para evitar la detención Manuel Muñoz Rocha y la investigación contra José Ángel Gurria por las amenazas de muerte.

 

El 19 de octubre de 1994, cuando Hernández Haddad fue Consul General de México en San Antonio, le informaron que agentes estadounidenses tenían evidencias de la presencia de Manuel Muñoz Rocha en Texas, por lo que de inmediato reportó a la SRE y la PGR como era su obligación, lo hizo día con día.

 

A través de solicitudes de información al gobierno federal, Hernández Haddad exhibió como algunos funcionarios de la PGR -entonces encabezada por Antonio Lozano Gracia- y la SER trataron de bloquear la indagatoria del asesinato de José Francisco Ruiz Massieu.

 

“El informe que el Departamento de Justicia entregó al Consulado General de San Antonio sobre la presencia del fugitivo más buscado de México, tengo el oficio que dice una orden manuscrita ‘Se informó al procurador Lozano Gracia. Archívese. Confidencial’. Le pedí a la PGR que me diera copia certificada de ese oficio que le había mandado Relaciones Exteriores y el licenciado Pedro Peñaloza, funcionario de la PGR me envió un oficio que dice: después de una búsqueda exhaustiva en todas las dependencias de la Procuraduría General de la República ese informe de la Secretaría de Relaciones Exteriores es declarado inexistente porque nunca se recibió”, aseguró.

 

Documento oficiales fueron destruidos, o bien sepultados en archivos, sólo hubo silencio y una amenaza, indicó el ex Cónsul General en San Antonio.

 

“La única respuesta que recibí fue el silencio total, un silencio absoluto, el único que rompió el silencio fue (José) Ángel Gurria Treviño, secretario de Relaciones Exteriores, haciendo amenazas que de inmediato hice de conocimiento de la Procuraduría General de la República, denunciándolo en la vía penal y en como son comportamientos que también implican responsabilidad administrativa, denunciándolo ante la Secretaría de la Contraloría y Desarrollo Administrativo, y el titular el licenciado Arsenio Farell Cubillas me envió un oficio de que se había recogido la denuncia que presentaba con 48 pruebas anexas y que se daban instrucciones al Contralor Interno de la PGR, el licenciado Eduardo López Figueroa para que el presentara la denuncia ante la procuraduría”, relató.

 

Con el paso de los meses Hernández Haddad también recibió amenazas de muerte Rodolfo Zedillo Ponce de León, hermano del presidente de México, Ernesto Zedillo Ponce de León.

 

“A diario iba al consulado un hermano del entonces presidente Ernesto Zedillo, el arquitecto Rodolfo Zedillo y me confirma la respuesta de que el presidente no va a leer, no va a opinar, pero que en cualquier momento va a haber una represalia directa, de inmediato lo hago del conocimiento de la PGR”, afirmó.

 

Del ocultamiento de la información en la PGR sobre el caso Manuel Muñoz Rocha, el ex Consul General tuvo otra prueba.

 

“Fui a ver a Luis Raúl González Pérez (quien fue subprocurador en la PGR y fiscal del caso Colosio), actual ombudsman nacional y le dije ‘oye ya viste esta solicitud de extradición desclasificada por el Departamento de Estado que dice si tenían ubicado al fugitivo más buscado en Texas, y me respondió ‘nunca supe de esto, jamás nadie me informó de esto’, y es creíble por una razón, porque el Poder Judicial Federal tienen emitida sentencia absolutoria a ese fugitivo más buscado de México sin haber duplicado el término de la prescripción como estaban obligados”, detalló.

 

En 1995, la SRE le informó a Hernández Haddad el término de su periodo al frente del Consulado General en San Antonio.

 

“Me preocupa que las investigaciones (casos Colosio y Ruiz Massieu) tengan un déficit de legalidad, que se traduce en un déficit de confianza en las instituciones”, expuso Hernández Haddad y aseguró que “las documentales permiten establecer en que momento esa investigación fue descarrillada”.

 

 


Debe iniciar sesión para poder enviar información

Debe iniciar sesión para poder enviar información