NACIÓN

Insabi, sin revertir desabasto de medicinas, va por instalar farmacia gratuita

Vía adjudicación directa, el Insabi compra mobiliario y equipo de laboratorio para instalar una farmacia en la capital del país

  • MARILUZ ROLDÁN
  • 13/08/2021
  • 20:00 hrs
  • Escuchar
Insabi, sin revertir desabasto de medicinas, va por instalar farmacia gratuita
Juan Antonio Ferrer Aguilar; atrás de él, López Obrador (Cuartoscuro)

El Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) planea abrir una farmacia gratuita para pacientes ambulatorios en la Ciudad de México. Especialistas criticaron la decisión, al señalar que mejor debería garantizar el abasto de medicamentos en las farmacias que ya existen en las unidades médicas del país.

La Silla Rota revisó la información publicada en el portal Compranet y encontró que el Insabi realizó la adjudicación directa SDI-UCNAMEM-DG-014-2021 el pasado 26 de julio para comprar mobiliario y equipo de laboratorio para instalar una farmacia en la capital del país.

Sin embargo, el proceso se llevó a cabo en la opacidad, pues en el portal no hay rastro de a qué empresas se adjudicaron los contratos ni cuánto se gastó.

De acuerdo con el expediente, el Insabi planea la “construcción y equipamiento de una farmacia para el otorgamiento de medicamentos que contribuyen a la atención ambulatoria de las personas sin seguridad social en la Ciudad de México”.

El Instituto señaló que la instalación de esta farmacia se incluye en el Mecanismo de Planeación de Programas y Proyectos de Inversión para el periodo 2022-2025.

La farmacia gratuita que planea instalar el Insabi se localizará en Arenal 134, en Tlalpan, donde actualmente se ubica la Comisión Nacional de Bioética, a espaldas del Instituto Nacional de Medicina Genómica, según consta en el documento donde se especifica la dirección del proyecto.

En esta adjudicación directa compró 12 impresoras de tickets, cinco lectores de código de barras y QR, y un sistema inteligente de gestión de turnos.

LO QUE DEBEN HACER ES QUE HAYA MEDICAMENTOS EN LAS UNIDADES MÉDICAS: ESPECIALISTAS

Los especialistas Malaquías López Cervantes, académico de la Facultad de Medicina de la UNAM y vocero para la covid-19, y Xavier Tello, analista y consultor de políticas en salud, coincidieron en que este nuevo proyecto del Insabi es un sinsentido, pues las unidades de salud ya cuentan con una farmacia. 

“Es una estupidez pensar que porque pongan una farmacia y es gratuita ya están haciendo algo importante, novedoso. Lo que hay que hacer es que todas las farmacias de todas partes, de todos los niveles tengan lo que deben de tener”, enfatizó López Cervantes.

“No, absolutamente no.  No se necesita una farmacia de este tipo, no veo una justificación para una decisión de este tipo. Las unidades ya tienen sus farmacias, lo que hay que hacer es entregar los medicamentos ahí para que se los den a los pacientes, no veo el sentido de tener una farmacia para esto”, declaró Tello.

López Cervantes indicó que el hecho de que sea sólo una farmacia es injusto porque sin importar la ubicación, siempre le va a quedar lejos a algunas personas y recordó que lo fundamental es que los fármacos estén cerca de los pacientes cuando los necesiten.

Mientras que Tello señaló que si le queda a más de tres kilómetros a una persona, ya es complicado que vaya hasta allá por sus medicamentos, por lo que consideró que se trata principalmente de un golpe mediático o de relaciones públicas.

Dado que el Insabi no ha informado acerca de la creación de esta farmacia gratuita aún no se sabe con exactitud de qué manera va a operar. Tello expresó que si se va a ubicar cerca de la zona de los Institutos Nacionales de Salud, en Tlalpan, quizá el Insabi quiere paliar de alguna forma los problemas de abasto que hay en estas instituciones.

“Lo que el día de hoy está sucediendo es lo siguiente, desde que quitaron el Seguro Popular y hay desabasto, dejaron a muchas de las entidades médicas, incluyendo los Institutos Nacionales de Salud, sin la capacidad de ofrecer los medicamentos, pero ahora está prohibido que los pacientes compren sus medicamentos. Con este discurso de la gratuidad lo que está prohibido es que yo le dé la receta a un paciente y él vaya a comprar el medicamento y lo consiga”, explicó Tello.

Entonces, con esta farmacia lo que plantearía el Insabi sería enviar ahí a los pacientes que no recibieron sus fármacos en los hospitales, en lugar de reforzar el abasto en estas unidades médicas. 

“Terminarían resolviendo esta última parte, la que se llama la última milla en donde tú tienes los medicamentos y una vez comprados tienen que ser entregados en algún lugar, esto es una parte complicada de la distribución. Si ellos, al final, terminan con una gran farmacia que tenga un almacén y todo, se quitan el problema de estar distribuyendo en cada unidad médica y lo que hacen es tener una parte menos, o sea, de todos modos sería una solución muy absurda”, dijo Tello. 

UNA OCURRENCIA MÁS

Para López Cervantes, el implementar esta farmacia gratuita tampoco es una solución a los problemas de desabasto de medicamentos que enfrentan los pacientes. “Eso yo lo calificaría como otra ocurrencia y éste es un gobierno de ocurrencias. De repente alguien despertó en la mañana, se tomó un café y se le ocurrió, dijo hay que hacer esta farmacia porque me sonó bonita”.

El desabasto de medicamentos es uno de los principales problemas que ha enfrentado el Insabi desde que entró en operación tras la desaparición del Seguro Popular. Los cambios en las compras de insumos para el Sector Salud han agudizado la situación

En la reciente adquisición que hizo a través de la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS) se adjudicaron sólo 44.8% de las claves, por lo que el Insabi tuvo que hacer una segunda adjudicación para comprar los fármacos que faltaron.

El caso de los medicamentos oncológicos es el más sonado, pues los padres de niños con cáncer llevan casi tres años luchando para que sus hijos reciban las quimioterapias en tiempo y forma, pero los fármacos llegan a cuentagotas.