NACIÓN

IMSS tiene 7 veces menos camas que promedio de OCDE: Zoé Robledo

Robledo Aburto dijo que en algún momento el IMSS perdió la brújula con la implementación del modelo neoliberal, por eso ahora buscan que haya un cambio de rumbo

  • MARILUZ ROLDÁN
  • 07/10/2019
  • 12:14 hrs
  • Escuchar
IMSS tiene 7 veces menos camas que promedio de OCDE: Zoé Robledo
Al 2018, las consultas de medicina familiar por cada mil derechohabientes se redujeron 27%, las consultas de especialidad se redujeron 24% y el porcentaje de defunciones por cada 100 ingresos hospitalarios aumentó de 3% a 4%, dijo (Especial)

El Instituto Mexicano del Seguro Social tiene sólo 0.67 camas por cada mil habitantes, además ha aumentado el número de defunciones de 3% a 4%, por lo que la actual administración tiene el objetivo de resarcir los rezagos, enfatizó Zoé Robledo Aburto, director general del IMSS.

Con motivo de la Glosa del Primer Informe de Gobierno, las comisiones de Salud y de Seguridad Social del Senado de la República citaron a comparecer al titular del IMSS para que informara sobre el estado actual del Instituto y hablará sobre los temas de mayor relevancia.

Resaltó que en promedio los países de la OCDE tienen 4.8 camas por cada mil derechohabientes, mientras que "el instituto tiene un número de camas censables por derechohabiente siete veces menor, es decir, de 0.67.

"Debido al enorme rezago lo que nosotros hemos planteado es para esta administración alcanzar un promedio de una cama por cada mil derechohabientes. No es una tarea imposible, de hecho en algún momento de su historia el Seguro Social duplicó esa meta", señaló el director general del IMSS.

Zoé Robledo informó que la Cuarta Transformación en el Instituto implica un cambio de rumbo que se basa en cuatro ejes principales: tiempo, transformación institucional, territorio, y todas y todos.

Explicó que ahora es necesario ganar tiempo, para ello, las políticas de salud en el IMSS se sustentan en cuidar los recursos públicos, sin descuidar la atención a los derechohabientes.

El reto, dijo, "es resarcir los rezagos y las deudas históricas con los mexicanos de hoy, sin heredar a las futuras generaciones una institución financieramente inviable".

A la derecha del titular del IMSS, aparece Miguel Ángel Navarro, presidente de la Comisión de Salud del Senado


Robledo Aburto dijo que en algún momento el IMSS perdió la brújula con la implementación del modelo neoliberal, por eso ahora buscan que haya un cambio de rumbo. 

Zoé Robledo apuntó que en el tema de la universalización de la salud, más allá de la clasificación de los grupos de población que vinculaban el derecho a la seguridad social con el trabajo salarial, "para nosotros es un derecho constitucional a la protección de la salud, solamente por el hecho de haber nacido mexicano o mexicana".

"Por ello, una de las primeras acciones consistirá en planear un Modelo de Atención Primaria a la Salud Integral para ofrecer servicios con mayor calidad y hacer eficiente el uso de los recursos. Este nuevo esquema deberá revertir el rezago en materia de salud que se observa a lo largo y ancho del país, por lo que hace necesario el involucramiento y la experiencia de 40 años del programa IMSS-Bienestar", recalcó.

Entre los datos principales del Seguro Social destacó que al 2018, las consultas de medicina familiar por cada mil derechohabientes se redujeron 27%, las consultas de especialidad se redujeron 24% y el porcentaje de defunciones por cada 100 ingresos hospitalarios aumentó de 3% a 4%.

Por eso enfatizó que es necesario reorientar el presupuesto, ya que "privilegiar el ahorro y la construcción de reservas sobre la salud y la atención fue un error y ese error se demuestra aquí con estos datos". 

Indicó que en administraciones anteriores hubo gastos excesivos en abastecimiento e infraestructura y un crecimiento importante de la burocracia, acompañado de jubilaciones que a la larga resultaron inviables. 

"Este desequilibrio del que hablamos aunado a la implementación del modelo neoliberal, ocasionó hace 30 años un viraje en la política nacional institucional hacia un rescate financiero que terminó por convertirse en un fin y no un medio para garantizar la calidad de la seguridad social en el país", expresó el titular del IMSS.

Robledo Aburto indicó que desde 2003 debido a los problemas financieros y de infraestructura fue que comenzaron a verse imágenes de personas esperando en los pasillos del IMSS y las largas listas de espera para consultas y cirugías. 

Después, en 2015 se dijo que el IMSS se recuperó de la quiebra financiera, pero "la crisis en la atención a los derechohabientes no dio tregua", por eso llegaron a la actual cifra promedio de camas y de disminución en la atención, la cual tiene como objetivo revertir con una estrategia basada en la atención primaria y el fortalecimiento de diversas áreas del Seguro Social.

Agregó que para infraestructura y equipamiento se destinarán el año siguiente 12 mil 712 millones de pesos, es decir, más del doble del promedio de los dos sexenios anteriores.

Subrayó que el presupuesto citado se construyó bajo tres premisas: mejorar el aprovechamiento de la infraestructura existente, incrementar la productividad hospitalaria y garantizar el equilibrio financiero.

Para aprovechar al máximo los recursos institucionales, se invertirán mil millones de pesos para el proyecto "Unidades Médicas de Tiempo Completo". Esto permitirá ampliar los horarios de operación de los quirófanos a turnos vespertinos y fines de semana, reduciendo el diferimiento quirúrgico y de consultas de especialidades, señaló.


cmo