NACIÓN

Impuesto a refrescos prevendría 283 mil casos de obesidad infantil

Un estudio realizado por el INSP y de la Universidad de Harvard sostiene que aumentar al doble el impuesto a refrescos ayudaría a prevenir obesidad en niños y adolescentes

  • MARILUZ ROLDÁN
  • 09/11/2019
  • 14:24 hrs
  • Escuchar
Impuesto a refrescos prevendría 283 mil casos de obesidad infantil
Impuesto a refrescos prevendría 283 mil casos de obesidad infantil (Foto Cuartoscuro)

Aumentar al doble el impuesto a refrescos y bebidas azucaradas ayudaría a prevenir más de 283 mil casos de obesidad en niños y adolescentes, más del triple que lo que se logra con el impuesto actual que es 94 mil casos, destacan investigadores del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP) y de la Universidad de Harvard.

En el artículo "Costo-efectividad del impuesto a bebidas endulzadas con azúcar en México", publicado en la revista Health Affairs los especialistas realizaron un modelo matemático para conocer de qué manera beneficia este impuesto en la calidad de vida de los mexicanos.

Los investigadores indican que aumentar el impuesto a 2 pesos por litro, doble de lo que actualmente se recauda, podría tener importantes beneficios para la salud de la población, ya que se podrían prevenir más de 283 mil casos de obesidad en niños y adolescentes, más del triple que con el impuesto actual, con el que se reducen 94 mil casos.

Asimismo, estiman que por cada peso gastado en la implementación del impuesto de 2 pesos por litro de bebidas azucaradas se lograría recuperar 7 pesos.

Respecto a las estimaciones con el impuesto como está actualmente, consideran que, en 10 años, es decir en 2024, se podría haber generado un ahorro aproximado de 91.6 millones de dólares en el gasto para la atención de la salud y prevenido casi 240 mil casos de obesidad en el país.

Otros de los beneficios para la salud son que con este impuesto se habrán prevenido más de 61 mil casos de diabetes, casi 4 mil eventos vasculares cerebrales, más de 2 mil 800 casos de enfermedad hipertensiva del corazón y más de 4 mil enfermedades isquémicas del corazón.

Los investigadores del INSP y de Harvard dicen que "la evidencia científica actual confirma que la aplicación de impuestos a productos perjudiciales para la salud es una de las medidas más redituables para reducir el consumo y, por consiguiente, beneficiar la salud de la población".

Señalan que las bebidas azucaradas son la fuente principal de azúcares en la dieta mexicana, ya que muchas personas consumen más azúcar de la recomendada, lo que ha contribuido al aumento de la obesidad en nuestro país. Por eso reducir el consumo de estas bebidas se ha convertido en uno de los objetivos principales para combatir estos padecimientos.