NACIÓN

Iberdrola advierte a AMLO “lluvia de demandas” por ley eléctrica

"Si los abogados de Iberdrola ven “que la ley afecta nuestro negocio actual, estoy seguro de que intentaremos defender nuestros intereses", afirma directivo

  • ALEJANDRA CANCHOLA
  • 11/03/2021
  • 17:41 hrs
  • Escuchar
Iberdrola advierte a AMLO “lluvia de demandas” por ley eléctrica
El pasado 3 de marzo, el pleno del Senado de la República avaló, sin cambiar una coma, las reformas a la Ley de la Industria Eléctrica. (Pixabay)

La firma energética española Iberdrola espera que México enfrente una serie de demandas por su controvertida nueva ley de electricidad, que da prioridad a la CFE por encima de los proyectos renovables de propiedad privada.

Si los abogados de Iberdrola ven “que la ley afecta nuestro negocio actual, estoy seguro de que intentaremos defender los intereses de nuestros accionistas como lo hacemos en todos los países”, dijo en una entrevista para Bloomberg el consejero delegado, José Ignacio Sánchez Galán.

Iberdrola, que ha gastado casi 12 mil millones de dólares en proyectos de energía en México, se convirtió el año pasado en el primer desarrollador importante de energía renovable en detener nuevas inversiones en el país.

RESPETA DECISIÓN

Galán dijo que respeta que los gobiernos establezcan la política como mejor les parezca, pero agregó que la ley potencialmente elevará los costos de la electricidad para la industria, dañará el medio ambiente e impactará negativamente la inversión futura en México.

“Estoy seguro de que todo el mundo acudirá a los tribunales para defenderse de estos daños”, dijo.

Galán confirmó que el gobierno ha pedido a Iberdrola que cambie los términos de su contrato para el despacho de electricidad como parte de la revisión del sector de AMLO tras la aprobación de la factura de la luz. La semana pasada, el mandatario dijo que los contratos con Iberdrola y otras 10 empresas le costaron a la CFE más de 300 mil millones de pesos (14.4 mil mdd) y serían renegociados.

UNIÓN EUROPEA CUESTIONA A SENADORES MORENISTAS POR LEY ELÉCTRICA DE AMLO

Embajadores de la Unión Europea se reunieron con senadores de Morena, de manera virtual, para externar sus preocupaciones por la entrada en vigor de las reformas a la Ley de la Industria Eléctrica, impulsada como prioritaria por el presidente de la República.

Durante la reunión, Jean Pierre Bou, jefe adjunto de la Delegación de la Unión Europea en México, reclamó a los senadores que la discusión parlamentaria de las reformas no se diera de manera amplia e incluyendo a todas las voces interesadas.

“Sentimos que la ley se haya adaptado así, rápidamente. Nos hubiera gustado que tuviera una discusión más amplia, con todas las personas interesadas, pero, en fin, ya se adoptó. Ahora, la preocupación de la Unión Europea sería que se puedan responder a las preocupaciones que los empresarios tienen ante esta nueva legislación”, dijo.

El embajador de España, Juan López-Dóriga, se dijo preocupado por la ola de amparos que ya se están presentado y por una posible intervención de árbitros internacionales. Destacó que, en España, ante la crisis de 2008, se tuvo que detener la inversión en energías limpias, lo que al final se tradujo en el pago de multas a los privados, engrosando la crisis.

“Nadie de los que estamos aquí discute el derecho soberano de México a dictar su política energética, lo que nos causa problemas es que este cambio va a ser con efecto retroactivo. Ya se está produciendo una avalancha de amparos, que nos van a enredar en una maraña de arbitrajes internacionales, que no le conviene a nadie”, dijo.

En respuesta, la presidenta de la Comisión de Energía del Senado, Rocío Abreu, aseguró que la reforma no viola el Acuerdo de París, en materia ambiental, “porque países industrializados como Estados Unidos, China y Rusia, producen el 59% de los gases de efecto invernadero, mientras que México sólo el 1.8% de emisiones”.

“Resulta no correcto querer endosar una responsabilidad de escala global a un cambio de ley”, destacó, Abreu también defendió la aprobación de la reforma con el argumento de que las reformas energéticas de 2013, “a siete años de su implementación, demostraron que no cumplieron su objetivo”.

La senadora de Morena también aseguró que darle preferencia a la Comisión Federal de Electricidad (CFE), para el uso de energías, “no es generar un monopolio”; sino “defender la soberanía nacional” y aseguró que “la energía eólica es mucho más cara”.

Jean Pierre Bou concluyó que los embajadores de la Unión Europea “respetan los intereses legítimos del gobierno mexicano” por querer priorizar a la CFE, contra otras empresas productivas; pero solicitó a los legisladores ser un medio para “reconciliar” los intereses de los privados extranjeros que ya tienen contratos firmados con el gobierno.



IP NACIONAL Y EXTRANJERA ALISTA AMPARARSE CONTRA REFORMA

Empresas mexicanas y extranjeras alistan este miércoles amparos contra la reforma a la Ley de la Industria Eléctrica que se promulgó en el Diario Oficial de la Federación (DOF) este martes, informó la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin).

Régulo Salinas, presidente de la Comisión de Energía de Concamin, advirtió que a partir de su publicación las compañías pueden ampararse contra la reforma porque viola la libre competencia al privilegiar a la empresa eléctrica del Estado, la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

"Entiendo que ya hay una buena cantidad de empresas que ya tienen armados los amparos y que probablemente los van a empezar a presentar el día de hoy y se tienen 30 días naturales a partir de la publicación”, informó en un evento virtual.

Los recursos legales inician apenas un día después de publicarse en el DOF la reforma eléctrica con la que el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, pretende "rescatar" a la CFE del "saqueo" de privados y extranjeros.

El principal cambio es eliminar el criterio económico para despachar primero la electricidad de las plantas hidroeléctricas y de combustibles fósiles de la CFE sobre las centrales privadas de renovables y de ciclo combinado.

También ordena revisar de forma retroactiva los permisos de autoabastecimiento y contratos previos del Gobierno con productores independientes de energía, además de cambiar las reglas de los Certificados de Energía Limpia (CEL) para darlos a plantas viejas de la CFE.

“Lo que le queda al consumidor privado es ampararse contra la medida. Y para esto, como ya se veía que esto se iba a aprobar, estas empresas con sus despachos de abogados han trabajado en preparar los amparos y no es muy difícil", indicó Salinas.

El industrial previó que hasta 90 % de los casos se basen en amparos que el Poder Judicial otorgó a empresas afectadas por los acuerdos del Centro Nacional de Control de Energía (Cenace) y la Secretaría de Energía (Sener) publicados el año pasado con disposiciones similares a la ley.

Por otro lado, comentó, las empresas internacionales podrán recurrir a arbitrajes internacionales bajo los acuerdos de protección de inversiones y tratados de libre comercio.

El empresario recordó que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) declaró inconstitucional parte de la política de la Secretaría de Energía porque viola la libre competencia.

“Es muy probable que el Poder Judicial otorgue suspensiones definitivas contra la mayor parte de los cambios que trae la reforma por su clara ilegalidad o anticonstitucionalidad, entonces creo que veremos parados partes de los efectos", sostuvo.

El representante de Concamin expuso que 63 % del consumo de electricidad en México es del sector industrial y 6 % comercial.

Si se implementa "al pie de la letra", la reforma causará un sobrecosto de 60.000 millones de pesos (casi 2.870 millones de dólares) porque la electricidad generada por la CFE cuesta más del doble de los privados, sostuvo.

Esto ocurre, señaló, porque las plantas de la empresa del Estado tienen una antigüedad promedio de 40 años frente a 12 años del sector privado.



REFORMA PREOCUPA A EU, CANADÁ Y EUROPA

Un cable de la agencia de noticias Reuters reveló que diplomáticos de Estados Unidos, la Unión Europea, Canadá y seis naciones europeas han sostenido conversaciones conjuntas sobre preocupaciones sobre la política energética del gobierno Andrés Manuel López Obrador luego de la aprobación de la reforma de a industria eléctrica en el país.

De acuerdo con el reporte, el encuentro diplomático inusualmente amplio es una medida de cómo la ruptura de López Obrador con la política energética del gobierno anterior está preocupando a las economías que tradicionalmente han sido algunos de los mayores inversionistas extranjeros de México.

EN JUEGO, CONTRATOS MILLONARIOS

Funcionarios de distintos países ya han expresado en privado su preocupación por el hecho de que la política energética de México erosione los cimientos legales de contratos por miles de millones de dólares con la administración anterior, en lo que temen sea una escalada progresiva de sus intereses.

En la reunión del viernes en la Ciudad de México organizada por la embajada de Estados Unidos, diplomáticos de Gran Bretaña, Canadá, la UE, Francia, Alemania, Italia, los Países Bajos y España discutieron sus preocupaciones y la mejor forma de transmitirlas a López Obrador, dijeron cinco personas familiarizadas con la reunión.

“Los detalles de lo que sucedió en la reunión no fueron claros de inmediato, aunque hubo una discusión sobre si hacerlo público, dijo una persona. Todas las fuentes hablaron bajo condición de anonimato, debido a la delicadeza del asunto”, indicó Reuters.

Los gobiernos extranjeros difieren en sus opiniones sobre cómo comunicar abiertamente sus quejas a López Obrador, para que no sienta que lo están presionando y termine adoptando un enfoque más duro.

De acuerdo con los reportes, las preocupaciones más amplias sobre las políticas económicas de López Obrador socavaron la inversión en México en el 2020 y contribuyeron a una desaceleración que empujó a la economía a una recesión.

YA ES LEY, SIN CAMBIAR UNA COMA, REFORMA ELÉCTRICA DE AMLO

La Secretaría de Gobernación publicó en el Diario Oficial la reforma a la Ley de Industria Eléctrica Nacional sin cambiar una coma como sugirió el presidente Andrés Manuel López Obrador al Congreso de la Unión.

En el Diario Oficial se lee: “el Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos decreta: Se reforma y adicionan diversas disposiciones de la Ley de la Industria Eléctrica”.

Se reforman los artículos 3, fracciones V, XII y XIV; 4, fracciones I y VI; 12, fracción I; 26; 35, párrafo primero; 53; 101; 108, fracciones V y VI, y 126, fracción II; y se adiciona una fracción XII Bis al artículo 3 de la Ley de la Industria Eléctrica.

Entre las fracciones que se modifican son la Central Eléctrica Legada, Contrato de Cobertura Eléctrica, Contrato de Cobertura Eléctrica con Compromiso de Entrega Física, Contrato Legado para el Suministro Básico, entre otras.

AVALAN REFORMA

El pasado 3 de marzo, el pleno del Senado de la República avaló, sin cambiar una coma, las reformas a la Ley de la Industria Eléctrica, como lo ordenó el presidente Andrés Manuel López Obrador el pasado 9 de febrero en una conferencia mañanera, en medio de reclamos de la oposición y más fracciones aliadas divididas.

La reforma busca darle preferencia a la energía generada en la Comisión Federal de Electricidad (CFE), dejando en segundo lugar a las energías geotérmicas y de ciclo combinado, y en tercero, las eólicas y solares, que ofrecen empresas de privados.

El dictamen también establece que los contratos de “compromiso de capacidad de generación de energía eléctrica” deberán ser revisados con el fin de evitar fraudes y garantizar “la rentabilidad para el gobierno federal”.

La reforma busca darle preferencia a la energía generada en la Comisión Federal de Electricidad (CFE), dejando en segundo lugar a las energías geotérmicas y de ciclo combinado, y en tercero, las eólicas y solares, que ofrecen empresas de privados.

En favor, los senadores de Morena, y algunos del PT, aseguraron que, con las nuevas disposiciones, se da prioridad a la energía generada por el Estado, “se recupera la soberanía energética”, y se detiene el endeudamiento con privados internacionales.

El dictamen también establece que los contratos de “compromiso de capacidad de generación de energía eléctrica” deberán ser revisados con el fin de evitar fraudes y garantizar “la rentabilidad para el gobierno federal”.

La oposición calificó el dictamen como la “ley combustóleo”, pues aseguraron que, con los cambios, sólo se beneficia la producción de energías sucias y costosas, que harán a México incumplir con tratados internacionales en materia ambienta