NACIÓN

“Ha sido difícil aprender algo”, la crisis de rezago educativo en pandemia

México es uno de tres países de Latinoamérica y el Caribe que no volvieron ni un solo día a clases presenciales durante el primer día de la pandemia de covid-19

  • REDACCIÓN
  • 15/10/2021
  • 14:21 hrs
  • Escuchar
“Ha sido difícil aprender algo”, la crisis de rezago educativo en pandemia

La pandemia de covid-19 trajo una crisis de rezago educativo a México, debido a que fue uno de tres países en Latinoamérica y el Caribe que en un año escolar no regresaron a clases presenciales ni un solo día, de acuerdo a datos de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

Venezuela y Panamá, son los otros dos países que no regresaron en ningún momento de ese primer año de la pandemia a los salones de clase, por lo que adoptaron educación a distancia, modelo que ha generado altos niveles de rezago educativo y deserción.


LA PROBLEMÁTICA QUE PLANTEA LA CEPAL


El confinamiento que trajo el coronavirus abre una oportunidad para repensar y reestructurar los sistemas educativos de América Latina y el Caribe y enfrentar la “crisis silenciosa” y profunda que vive el sector, de manera de evitar una catástrofe generacional, coincidieron especialistas.

Los especialistas en educación participaron en el Primer Seminario Regional de Desarrollo Social. Educación en América Latina y el Caribe: la crisis prolongada como una oportunidad de reestructuración, organizado por la CEPAL en colaboración con UNICEF/LACRO, OREALC/UNESCO, IIPE UNESCO Buenos Aires y el apoyo financiero de la cooperación noruega.

“La educación no ha estado en el centro del debate de la agenda de políticas públicas para abordar la crisis prolongada del COVID-19 y la recuperación en América Latina y el Caribe”, lamentó Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de Cepal, en la apertura de evento.

“La educación no ha estado en el centro del debate de la agenda de políticas públicas para abordar la crisis prolongada del covid-19 y la recuperación en América Latina y el Caribe”, dijo Bárcena.

Esto, pese a que el 99% de las y los estudiantes de la región tuvieron, hasta mayo de este año, una interrupción total o parcial de al menos 40 semanas de clases presenciales, equivalentes a un año académico, debido a las medidas de control de la crisis sanitaria.

 


“HA SIDO DIFÍCIL APRENDER ALGO”


De acuerdo a un reportaje del Financial Times, se acumulan una serie de testimonios de estudiantes que tuvieron graves problemas al momento de tratar de tomar clases a distancia.

“Ha sido muy difícil aprender algo”, dijo Yolanda al medio británico, ella tuvo problemas para concentrarse durante las “tediosas” clases en línea de 7 am a 1 pm. No había conocido a sus maestros ni a sus compañeros de clase en persona porque cuando comenzó la prepa en agosto de 2020, las escuelas estaban cerradas.

"Me gustaría dejar de estudiar hasta que las cosas vuelvan a la normalidad, pero luego perdería el año", expuso.

Yolanda solía ser una estudiante decidida e independiente, acostumbrada a realizar sus tareas por su cuenta desde temprana edad, mientras que Rosa, abogada y madre soltera, trabajaba hasta tarde. “La llamábamos Matilda”, se ríe Rosa, refiriéndose a la heroína de Roald Dahl a quien le encantaba leer y aprender.

Pero durante los últimos meses, "la encontraba en la cama con la colcha sobre la cabeza, simplemente no estaba interesada", dice Rosa. "A veces ella tomaba los pedidos (de comida) y yo me daba cuenta, '¿qué hay de tu lección?', Y entraba y encontraba al profesor en la computadora hablando solo".

La frustración de Rosa es familiar para muchos, pero tiene suerte. Tania Esquivel, directora de la Escuela Secundaria Técnica 19 Diego Rivera, ubicada en un distrito pobre del sur de la Ciudad de México, dice que en promedio solo el 40 por ciento de los estudiantes en el país tiene acceso a una computadora, teléfono o tableta más internet.

El gobierno transmite lecciones por televisión y a través de un flujo de Internet bajo un esquema llamado Aprende en Casa (Aprende desde casa). Pero si bien las transmisiones llegaron a la mayor parte del país, no necesariamente llegaron a la mayoría de los hogares, ya que muchas familias carecen de televisión, acceso a Internet o incluso de suministro eléctrico. La administración defendió el plan en julio, diciendo que el sitio web había recibido más de 600 millones de visitas.

(Luis Ramos)