NACIÓN

(GRÁFICO) El retorno del TP-01, el indeseado avión presidencial

El Boeing 787-8 Dreamliner regresará a territorio nacional luego de no venderse permanecer estacionado en un aeropuerto de California, Estados Unidos

  • REDACCIÓN
  • 14/01/2020
  • 16:40 hrs
  • Escuchar
(GRÁFICO) El retorno del TP-01, el indeseado avión presidencial
Imagen del avión que "no tiene ni Obama". (Especial)

El avión presidencial que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador intentó vender a lo largo del año pasado regresará a México para lograr su enajenación, como parte de una subasta de aviones y helicópteros pertenecientes a distintas instancias federales.

El Boeing 787-8 de la línea Dreamliner fue bautizado por la Fuerza Aérea Mexicana como “José María Morelos y Pavón”, en memoria al héroe insurgente, salió de territorio nacional el 3 de diciembre de 2018; este martes se anuncia su regreso. 

Por la sofisticación con la que cuenta, durante su campaña presidencial de 2018, AMLO dijo que este tipo de avión “no lo tiene ni Obama”.

Poco más de un año de mantenerse estacionado en California, Estados Unidos, La Silla Rota publicó que el costo de mantenimiento, verificación de la aeronave, servicios, lavado, refacciones y consumibles ascendía a 19 millones 526 mil pesos.

Durante la conferencia matutina de este 14 de enero, AMLO aseguró que la aeronave fue comprada durante el sexenio de Felipe Calderón, sin embargo Enrique Peña Nieto pudo frenar la compra.

Este último fue quien le dio un mayor uso al avión, al desplazarse más de 600 mil kilómetros en él durante su administración.

Actualmente, el gobierno federal contempla tres alternativas para enajenar el TP-01.

En diciembre, LA SILLA ROTA publicó que a más de un año de que el llamado avión presidencial TP-01 Boeing 787 "José María Morelos y Pavón" fuera enviado al Aeropuerto de Logística del Sur de California, el gobierno federal ha desembolsado un millón 516 mil 11 dólares por tenerlo estacionarlo, lo que equivale a 19 millones 526 mil pesos, precio del dólar actual.

Los costos que el gobierno de México ha pagado a la empresa Boeing incluyen almacenamiento, verificación de la aeronave, servicios, lavado, refacciones y consumibles que se requieran durante el tiempo que este en ese lugar.

"Los servicios comenzarán cuando la aeronave se entregue al sitio (fecha de inducción de la aeronave), en una fecha acordada mutuamente el 31 de marzo de 2019 o antes, y continuarán por un período de aproximadamente doce (12) meses, pero pueden extenderse un mes por base, pero sin exceder de veinticuatro (24) meses", menciona la cláusula 10.1 del contrato.

Por el sólo resguardo, el gobierno mexicano comenzó a pagar desde el primer día 2 mil 750 dólares, según se estipula en el punto 11.2.1.1. Hasta la fecha ha desembolsado un millón 6 mil 500 dólares.

(diego joaquín)