REVELA INVESTIGACIÓN

Gobierno espía a periodistas y activistas en México

De acuerdo con la investigación, entre los afectados está el IMCO, Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad, Aristegui Noticias y Carlos Loret de Mola

FORBES 19/06/2017 10:15 a.m.

Gobierno espía a periodistas y activistas en MéxicoRevelan espionaje contra periodistas y activistas (Especial)

LEE TAMBIÉN

Capturan a agente de la PF por agredir a periodista

En cumplimiento de una orden de aprehensión por el delito de abuso de autoridad agravado, fue capturado el policía federal que agredió al reportero en Michoacán


El gobierno mexicano espió a periodistas y activistas disidentes a través de herramientas que fueron compradas a una firma israelí para perseguir a delincuentes, reveló una investigación realizada por diferentes organizaciones civiles.

La investigación –realizada por Artículo 19, R3D y Social Tic con asistencia del Citizen Lab de la Universidad de Toronto, Canadá– señala que a través de diversos ataques a dispositivos de los objetivos se instaló un malware, el cual da acceso a todos los contenidos y funciones de los celulares infectados, como activar cámaras y micrófonos, acceder a mensajes, fotos, contactos, agendas y aplicaciones que transfieren la información en tiempo real mediante internet.

Entre los objetivos, destaca la investigación divulgada por el diario New York Times, se encuentran integrantes del Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez, Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad, Aristegui Noticias, y el periodista Carlos Loret de Mola.

El malware utilizado se llama Pegasus y fue desarrollado por la empresa israelí NSO Group, que debido a las leyes internacionales únicamente es vendido a gobiernos para perseguir a criminales.

Las personas en la mira del gobierno mexicano recibieron diversos mensajes de texto en sus celulares, que con amenazas o fake news (noticias falsas) buscaban que dieran clic en ligas de internet que automáticamente descargan e instalan el virus.

Armando Rodriguez, El Choco, fue asesinado el 13 de noviembre de 2008 frente a su casa en Ciudad Juárez, Chihuahua. El cubículo y computadora donde trabajaba en la redaccion de El Diario de Ciudad Juárez no se volvió a ocupar y al fecha permanece así. FOTO: Marco Antonio López
Cenotafio en la calle Rivapalacio, en Culiacán, Sinaloa, donde fue asesinado Javier Valdez, de RíoDoce el pasado 15 de mayo. FOTO: Javier Cabrera
Miroslava Breach fue asesinada el 23 de marzo pasado frente a su casa en Chihuahua, Chihuahua. Este altar fue dispuesto en la sala de redacción del Norte de Ciudad Juárez, donde fue directora editorial y corresponsal. Norte cerró su versión impresa y digital luego del homicidio. FOTO: Marco Antonio López
Escritorio que fue el lugar de trabajo de Alfredo Jiménez Mota, reportero de El Imparcial, de Hermosillo, Sonora, desaparecido desde el 2 de abril de 2005. FOTO: Mónica Miranda
Cristian Alberto López Bello, conocido como El Chamaco, fue asesinado el 17 de julio de 2013 en la localidad La Humedad, en Oaxaca. Trabajaba en el periódico de ese estado El Imparcial, y cubría temas policíacos. Su padre mandó a hacer un álbum con sus notas y lo mantiene en una silla de su casa. FOTO: Alondra Olivera
Reloj que perteneció a Maximino Rodríguez Palacios, reportero de la fuente policíaca en La Paz, Baja California Sur, en Colectivo Pericú. Su esposa mantiene el que fue su sitio de redacción en su casa con los reconocimientos y herramientas de trabajo del reportero asesinado a balazos el 14 de abril de 2017. FOTO: Especial
Regina Martínez fue asesinada el 28 de abril de 2012 en su casa en Xalapa, Veracruz. Era corresponsal de la revista Proceso. En 2015, sus compañeros colocaron en su recuerdo esta placa en la Plaza Lerdo en la capital veracruzana. FOTO: Miguel Ángel Carmona
Mesa en el restaurante Bistro Miro, en Culiacán, Sinaloa, donde tradicionalmente tomaba café Javier Valdez, periodista de RíoDoce asesinado el pasado 15 de mayo. FOTO: Javier Cabrera.
Deteriorada y abandonada luce la casa donde vivió hasta ser asesinado el 21 de junio de 2011 el periodista Miguel Ángel López, periodista de Notiver con el seudónimo Milo Vela. El inmueble está ubicado en la colonia Fernando López, en la ciudad de Veracruz. FOTO: Rodrigo Barranco
Equipo de trabajo del reportero Pedro Tamayo Rosas, asesinado el 20 de julio De 2016 de dos disparos en Tierra Blanca, Veracruz. Su familia mantiene enseguida de la que era su cama sus herramientas de trabajo junto con una veladora. FOTO: Especial

De acuerdo con lo publicado este lunes por el diario The New York Times, desde 2011, al menos tres agencias federales mexicanas han gastado casi 80 millones de dólares en programas de espionaje de la empresa de origen israelí; y documentó que cada infección exitosa cuesta alrededor de 77,000 dólares.

"La investigación concluye que los ataques fueron dirigidos cuando los blancos cuestionaron las políticas del actual gobierno federal, por ejemplo: la difusión del reportaje La Casa Blanca de Peña Nieto, el acompañamiento a la investigación independiente del caso Ayotzinapa, la actuación de la Policía Federal en Tanhuato y el debate de las leyes anticorrupción", subrayó el sitio Aristegui Noticias.

Asimismo, ese medio de comunicación resaltó que de acuerdo con el estudio el uso de ese software no cumple con el principio de legalidad, ni persigue un fin legítimo, además de que no contó con la autorización de un juez, por lo que los atacantes cometieron delitos graves.

"Las agencias mexicanas de seguridad no le pedirían una orden a la corte porque saben que no la obtendrían", dijo al New York Times Eduardo Guerrero, un exmiembro del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen), una de las agencias gubernamentales que utilizan el programa espía Pegasus.

"¿Cómo sería posible que un juez autorizara vigilar a alguien que se dedica a la protección de los derechos humanos?".

A un mes del asesinato del periodista Javier Valdez, amigos, familiares, colegas y la sociedad en general marcharon de la catedral al palacio de gobierno de Sinaloa para exigir justicia.
Esta fue la exigencia de Javier Valdez, ante las amenazas del crimen y de autoridades para censurar la labor periodística.
Las manifestaciones se realizaron a un mes del asesinato del sinaloense Javier Valdez en Culiacán (Sinaloa, RíoDoce)
En Sinaloa se registró una de las movilizaciones más nutridas y emotivas en repudio al asesinato del periodista.
En lo que va del año, siete periodistas han sido asesinados en México por realizar su labor (Sinaloa, RíoDoce)
2017 ya es, junto con el 2015, el segundo año en que más periodistas han sido asesinados en el país (Sinaloa, RíoDoce)
Se han registrado 36 periodistas asesinados durante la gestión del presidente Enrique Peña Nieto (CDMX, Cuartoscuro)
Cientos de periodistas se dieron cita frente al Palacio de Bellas Artes (CDMX, Cuartoscuro)
Protestaron para exigir justicia por los crímenes contra periodistas (CDMX, Cuartoscuro)
Con gritos de No al silencio y Justicia, los reporteros cargaron una bandera negra con el escudo nacional, así como fotos de otros reporteros asesinados (CDMX, Cuartoscuro)
Periodistas de Guerrero se movilizaron en Chilpancingo y bloquearon la Autopista del Sol (@elsurdeguerrero)
Exigieron a las autoridades un alto a la inseguridad (@edgar545)
En Michoacán, protestaron para exigir que se localice a Salvador Adame, dueño de un canal de televisión (@Noticiasenfasis)
Va un mes de que no se sabe de su paradero (@CapitalMich)
Demandan poner alto a los asesinatos, desapariciones y agresiones a los periodistas en México (@ElSegundero)

Por otra parte, un funcionario dijo al rotativo neoyorquino que se ha recabado información de sospechosos legítimos de un modo apegado a derecho y rechazó categóricamente que alguna dependencia realice dichas acciones de vigilancia o intervención de comunicaciones sin previa autorización judicial.

NYT señaló que a pesar de las sospechas del uso de programas espías por parte del gobierno mexicano, no hay pruebas definitivas de que sea responsable, además de que Pegasus no deja rastros del hacker que lo utilizó.

No obstante, los ciberexpertos sí pueden verificar en qué momento se utilizó ese software en el teléfono de un objetivo, y de acuerdo con la investigación los objetivos recibieron los mensajes infectados en momentos en los que criticaban al gobierno.

lrc






LEE TAMBIÉN

Periodistas, entre balas del crimen y 'balas' de políticos

En la Encuesta Nacional de Periodistas, se señala que 4 que cada 10 amenazas que recibieron los comunicadores vinieron del crimen; 3 de cada 10 de políticos





Debe iniciar sesión para poder enviar información

Debe iniciar sesión para poder enviar información