NACIÓN

Fukuyama y Financial Times ven derrota de populistas, incluyen a AMLO

The Financial Times publicó una columna en la que se vaticina el fin de gobiernos populistas, como el de López Obrador en México, apuntó Fukuyama

  • REDACCIÓN
  • 30/06/2020
  • 08:51 hrs
  • Escuchar
Fukuyama y Financial Times ven derrota de populistas, incluyen a AMLO
(Archivo)

La pandemia del coronavirus significará la derrota de los gobiernos populistas como el del Donald Trump en Estados Unidos, Jair Bolsonaro en Brasil y Andrés Manuel López Obrador en Mexico, de acuerdo con una columna publicada en The Financial Times y compartida en redes sociales por el politólogo estadounidense Francis Fukuyama de la Universidad de Stanford.

“A este triunvirato agregaría a Manuel López Obrador en México, un populista de la izquierda: el coronavirus podría acabar con el populismo”, escribió Fukuyama al compartir la columna de Gideon Rachman.

“Los populistas odian ser impopulares. Es por eso que han demostrado ser tan malos manejando la covid-19, una crisis que solo trae noticias sombrías: muerte, destrucción económica y libertades restringidas”, se lee en el diario británico.

Pese a que en el artículo de Rachman no se hace mención del gobierno de AMLO, conviene recordar que el Financial Times calificó al presidente mexicano como "imperial" en una editorial publicada el viernes 15 de mayo titulada "La tragedia presidencial de México, en desarrollo"; además de que es uno de los medios que pusieron en tela de juicio las cifras oficiales de muertos por la pandemia reportadas en la Ciudad de México. 

Trump y Bolsonaro

Donald Trump y Jair Bolsonaro han guiado en esta crisis a los países que registran los mayores números de defunciones a causa de la covid-19 -la semana pasada Brasil se convirtió en la segunda nación en superar las 50 mil muertes-, además de ser los dos líderes populistas más destacados del mundo occidental.

El enfoque Trump-Bolsonaro sobre el coronavirus se caracteriza por "una incapacidad fatal para enfrentar la realidad", escribe Rachman. "Trump prácticamente ignoró el virus hasta enero, febrero y la mitad de marzo. En varias ocasiones ha sugerido que desaparecería por arte de magia y que las inyecciones con desinfectante podrían ser un buen remedio", precisa.

Dentro de un contexto en el que los nuevos casos y muertes continúan en aumento, "la última idea brillante de Trump" es argumentar que EU debe dejar de realizar pruebas para detectar contagios, "con la esperanza de que la realidad desaparezca si simplemente se ignora".

Bolsonaro, por su parte, "ha sido aún más extravagantemente irresponsable", pues desestima la enfermedad como un simple resfriado, aborda las protestas contra el cierre y expulsa a dos ministros de salud.

El precio se hace evidente contra Trump en las encuestas rumbo a los comicios en que busca su reelección; mientras Bolsonaro ve caer su índice de aprobación, en medio de conversaciones sobre juicio político e investigaciones sobre corrupción en su círculo íntimo.

Johnson en Reino Unido

En Gran Bretaña, Boris Johnson ha sido más respetuoso con el consenso científico. Sin embargo, al principio de la crisis, el primer ministro sucumbió a uno de los mayores defectos en el enfoque populista: una reticencia peligrosa a actuar ante las malas noticias.

A medida que otras naciones europeas anunciaban cierres, el primer ministro británico declaró: "vivimos en una tierra de libertad" y retrasó la adopción de medidas para evitar la propagación de la pandemia.

Actualmente, el Reino Unido tiene el mayor número de muertes por covid-19 en Europa. En solo dos meses, Johnson pasó de una popularidad récord, en el marco de la entrada en vigor del Brexit, a un índice de aprobación negativo.

Merkel y el caso de Alemania

En contraste, la gestión de la pandemia por parte de Angela Merkel en Alemania, ha sido señalada como una de las mejores, al contar con una de las tasas de mortalidad per cápita más bajas de Europa.

El desempeño de Merkel se diferencia con el de los populistas por la capacidad de comprender la evidencia como un rasgo útil en un líder.

Se destaca que la jefa del Ejecutivo alemán tiene un doctorado en química. Mientras, Trump es un desarrollador de bienes raíces; Bolsonaro un ex capitán del ejército y Johnson tiene un título de segunda clase en clásicos.

Conviene destacar que la alternativa populista de Alemania para el partido Deutschland, tradicionalmente hostil a la línea de establecimiento en todo, desde la UE hasta las vacunas, se ha desplomado.

"El liberalismo ha vuelto"

Francis Fukuyama, recientemente especuló para la BBC que "la epidemia de covid-19 en realidad puede lanzar el hervor del populismo".

No obstante, Matthew Goodwin, coautor Populismo nacional -libro que últimamente ha vaticinado la derrota electoral de Trump, Bolsonaro y Johnson, así como la reelección del presidente Emmanuel Macron en Francia. Lo que significaría., de acuerdo con Goodwin, que "el liberalismo ha vuelto. El populismo está fuera".

Una derrota de Trump en las urnas, podría arrastar la caída de Bolsonaro, además de los gobiernos "populistas nacionales" de Hungría y Polonia y la derecha radical en Francia, Alemania, Italia y otros lugares, advierte el experto.

No lo den por muerto

No obstante, pese a que el populismo de Trump puede emerger severamente dañado tras la covid-19, la perspectiva de una "guerra cultural" en EU en temas como la raza y los símbolos nacionales, podría ayudar al levantamiento de su campaña.

"Las fuerzas que primero alimentaron el populismo tampoco han desaparecido. Como señala Goodwin, algunos de los grupos sociales más atraídos por el populismo, las personas sin educación universitaria y mal pagados, se verán particularmente afectados por una recesión económica", apunta el diario británico.

Otra posibilidad, es que, en medio de una crisis, las normas de la política democrática simplemente se rompan.

Trump ha reiterado en distintas ocasiones que las elecciones de noviembre serán manipuladas.

Bolsonaro ha llenado su gabinete con generales y asegura que los militares ignorarán las decisiones 'absurdas' de 'destituir a un presidente elegido democráticamente', en una aparente sugerencia de que los militares se negarían a aceptar un juicio político exitoso en el Congreso.

"El populismo puede ser rechazado por los votantes a raíz de Covid-19. Pero no hay garantía de que los populistas se irán en silencio".



(djh)