NACIÓN

Exfotógrafo de Peña Nieto ahora traslada cuerpos en Edomex

Luego de quedarse sin trabajo, un familiar le pidió que se asociaran para poner una funeraria, sin esperar que dicho negocio cambiaría con la pandemia del covid

  • REDACCIÓN
  • 18/05/2020
  • 09:10 hrs
  • Escuchar
Exfotógrafo de Peña Nieto ahora traslada cuerpos en Edomex
(Foto: Milenio)

Julio César Hernández, quien hasta hace 17 meses fuera el fotógrafo del presidente Enrique Peña Nieto, dejó su cámara fotográfica para trabajar en una funeraria en el Estado de México, de acuerdo con Milenio.

Hernández tomó la última imagen del presidente Enrique Peña Nieto cuando el priista entregó el poder a Andrés Manuel López Obrador en la Cámara de Diputados.

Luego de quedarse sin trabajo, en junio de 2019 un familiar le pidió que se asociaran para poner una funeraria, sin esperar que dicho negocio cambiaría con la pandemia del covid-19 casi siete meses después.

Al poco tiempo de inaugurarse la funeraria en Mexicalcingo en abril pasado, él junto con tres trabajadores implementaron sus propios protocolos sanitarios para trasladar a los fallecidos por coronavirus.

El Estado de México es una de las entidades donde se registran más infectados por este virus: de acuerdo con la Secretaría de Salud, hasta el 13 de mayo, se confirmaron 6 mil 155 casos y 343 muertes.

Julio César cuenta a Milenio que no solo es uno de los dueños de la funeraria, sino que también maneja la carroza. Para los traslados, utilizan equipo de protección, así como cubrebocas, guantes, lentes y caretas.

“También leí cómo era la forma correcta de retirarte el traje porque te puedes contagiar de covid-19 mientras te lo quitas. Prácticamente lo haces bolita y lo tiras. También leí cómo era la forma correcta de lavarte las manos, cómo utilizar el desinfectante y el gen antibacterial”, señaló.

Aseguró que este trabajo es temporal, porque su pasión es la fotografía.

También contó que se ha topado con diferentes obstáculos, al referir que por la demanda en el servicio algunos crematorios han incrementado sus costos.

Antes de la fase 3 de contagios, una cremación costaba 2 mil 500 pesos, ahora alcanza los 3 mil 200 hasta 4 mil 500 si el servicio tiene que realizarse en la noche.

Asegura que los ataúdes que surte en Tula, Hidalgo, también han aumentado por la demanda. Por lo que tuvo que aumentar el costo de sus servicios: un servicio básico con caja barnizada y los trámites funerarios tenían un precio de 15 mil pesos, ahora alcanza los 19 mil.

Hernández dijo sentirse orgulloso de haber sido fotógrafo de Peña Nieto, desde que fue candidato presidencial por el PRI.

 

cmo