NACIÓN

Estos son tiempos difíciles para México: Guajardo

El secretario de Economía reconoció ante senadores que lo acompañan que la negociación del Tratado de Libre Comercio será “difícil” debido a “intransigencia” de

  • ESTÉFANA MURILLO
  • 17/08/2017
  • 00:00 hrs
  • Escuchar
Estos son tiempos difíciles para México: Guajardo
Estos son tiempos difíciles para México: Guajardo. (Tomada de la web)

Apenas había pasado un día de acercamientos y reuniones para la renegociación del Tratado de Libre Comercio con América del Norte (TLCAN) y el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, ya advertía sobre el adverso panorama que le espera a México ante la “intransigencia” de Estados Unidos, que no está haciendo fácil el reacondicionamiento del acuerdo tripartita.

Un día de trabajo de la primera ronda de trabajo, de las siete que se tienen previstas, bastaron para que Guajardo Villareal reconociera ante la comitiva de senadores que lo acompaña que “éstos son tiempos muy difíciles” para México. Sin embargo, en la lógica de que quien no arriesga, no gana, el funcionario federal y representante de nuestro país en las mesas de negociación espera impaciente a que la moneda baje del aire.

Según narró la senadora Dolores Padierna, en entrevista a medios desde Washington, D.C, el secretario de Economía busca respaldo en la comitiva que lo acompaña, pues la presión que generan las negociaciones entre mexicanos, canadienses y estadounidense va en ascenso pese a estar en etapa inicial.

“Él (Guajardo) decía que estamos en tiempos muy difíciles, que el reto que tenemos en esta negociación es muy grande, se juega mucho en estas negociaciones y nos pedían al Legislativo estar junto con él. Él no quiere jugar a medias en solitario, es una negociación de cuánto, no superficial,  es una negociación real y necesitamos de todos” dijo Padierna al ser cuestionada sobre el motivo de la reunión que sostuvo el secretario de Economía con los senadores Ascención Orihuela Bárcenas, Marcela Guerra Castillo, Ricardo Urzúa Rivera, Héctor Larios Córdova, Héctor Flores Ávalos, Ernesto Cordero Arroyo, Gerardo Flores Ramírez, y la propia Padierna.

Padierna fue clara: Ildefonso no quiere jugar en solitario, pero tampoco tiene claras cuáles son las reglas. Allá en las 26 mesas de discusión instaladas en Washington no hay ni siquiera predictamenes, menos rutas por las cuales conducir la discusión. A penas se tiene claridad de lo que México no está dispuesto a admitir, aunque no se diga fuerte y firme.

Pero Ildefonso sigue y se sincera. “Habló de que no va a ser fácil esta negociación, que  Estados Unidos, -de hecho lo vimos ayer-, que Estados Unidos está en un plan intransigente,  no va a ser nada fácil la negociación. Dice él: la negociación ya está instalada y no hay nada seguro,  la moneda ya está en el aire;  cada quien llega con sus documentos, no hay un acuerdo discutido,  no hay preacuerdo,  no hay con antelación acuerdos que pudieran ellos ver con cierta certidumbre”.

Sin embargo, intransigente o no, Estados Unidos ya discutió junto a México y Canadá, los primeros temas. Se discutió en el primer día el tema laboral;  el textil;  las compras de gobierno;  los asuntos legales que Estados Unidos quiere imponer;  el tema de servicios financieros;  el tema de comercio electrónico y formas digitales.

Sobre la eliminación del capítulo 19

Pero la suerte no es la misma en la mesa bilateral entre México y Estados Unidos, esa que se lleva de manera paralela a la que sí es tripartita. En esa mesa bilateral, según narra Dolores Padierna, espectadora en primera fila, “las cosas están peor”.

“Las posiciones están muy afrontadas, se busca que México acceda a la solución de controversias y con muchas, no estamos muy acuerdo con él, dijo: no vamos a cambiar la metodología para poner reglas de contenido nacional” y agregó “Otro tema que es importantísimo, es el tema de que Estados Unidos está aferrado, quiere, busca por todos los medios la resolución de controversias, eliminar el capítulo 19. Estados Unidos está aferrado a que el único contenido que deben de tener las empresas sean Estados Unidos y no de otras regiones, tampoco puede aceptarse eso”.

Sobre este tema, la senadora del PRD advierte que eliminar este sistema de arbitraje internacional,  sería tanto como permitir que todo se lleve a las cortes norteamericanas, ejemplifica que ya no se podría  acudir a la Suprema Corte de Justicia de la Nación de México,  a la Corte de la Haya,  o cualquier otra corte internacional.

“Estados Unidos quiere anular el capítulo 19, porque quiere meter el sector energético. Es decir, que el sector energético se defienda, -no con las reglas de la ONG, no con las reglas del derecho internacional, él quiere a México en la resolución de controversias única y exclusivamente en las Cortes norteamericanas, hay que poner mucha atención en este tema, porque verdaderamente es muy grave”.

El déficit que busca EU

El gobierno de Donald Trump ha sido enfático en señalar que su primer interés es reducir el déficit comercial, pero en eso, el propio Guajardo aclara que nada puede hacer nuestro país.

“-Él dijo: no depende de México eso depende de las políticas del ahorro fiscal y del ahorro privado que tenga Estados Unidos en factores internos de su propia economía, México no puedo hacer nada al respecto” -yo le dije que sí, porque el sector energético es el único con el que podrían voltear la balanza; -él contesta: “el sector energético no está en las mesas, no estará en los documentos, es un asunto que no será público”.