NACIÓN

Estos son los riesgos políticos para el 2020

En un estudio realizado por la consultora Integralia, se ponen sobre la mesa riesgos para la gobernabilidad y la economía del país, como la llegada de Buenrostro al SAT

  • ERIKA FLORES
  • 13/01/2020
  • 11:16 hrs
  • Escuchar
Estos son los riesgos políticos para el 2020

Sin la intención de caer en predicciones, pero sí de poner sobre la mesa probables factores de riesgo que podrían impactar en términos de gobernabilidad y economía, Integralia Consultores -encabezada por Luis Carlos Ugalde-, realizó un estudio de análisis y riesgo donde plantea diez temas que deben seguirse a detalle este año.

Seis, catalogados en color rojo, significarían “alta ocurrencia”. Son el activismo legislativo de la bancada de Morena; mayor fiscalización a finanzas empresariales; continuidad en altos niveles de inseguridad; la influencia del Poder Ejecutivo sobre el Legislativo, Judicial y órganos autónomos; desmantelamiento de la reforma energética; y una reforma electoral que vulnere la autonomía del INE.

En el caso uno, cita el documento del cual LSR tiene copia, “aunque López Obrador había dicho que las reformas constitucionales y otros cambios de fondo ocurrirían hasta la segunda mitad de su sexenio, existe temor de que los resultados electorales de 2021 limiten la capacidad de Morena y sus aliados para enmendar la Carta Magna. Por ello se espera una agenda abultada”. Esto significaría, dice, apresurar tales cambios legales a fin de blindar a la presidencia.

El endurecimiento de medidas fiscales a empresas, advierte, podría ser aún más agresiva; mientras que en materia de seguridad “el presidente López Obrador no ha hecho ningún cambio en la composición del gabinete de seguridad. Persiste, además, una falta de claridad sobre las políticas de reinserción social, prevención del delito y reforma del sistema de procuración de justicia que el gobierno pretende implementar”.

En cuanto a la reforma energética, el análisis prevé “Tanto Pemex como CFE han solicitado formalmente a la Comisión Reguladora de Energía que revierta varios de los lineamientos que emitió en el pasado para generar mayor competencia en el sector. Ello supone seguir obstaculizando la participación del sector privado en todas las áreas estratégicas de la industria de hidrocarburos y de electricidad”. Mientras que en los próximos relevos de consejeros del INE, advierte nombramientos de personajes cercanos a Morena, así como el relevo anticipado del actual Consejero Presidente.

Cuatro riesgos tienen probabilidad intermedia de suceder. Un aumento de conflictividad social, influencia del Poder Judicial sobre el Banco de México; una degradación crediticia de Pemex; y que las próximas elecciones en Estados Unidos tengan repercusiones en México.

En el caso del Banxico, señala el análisis, “al finalizar el 2020, Javier Guzmán cumplirá con su periodo como subgobernador con lo que el presidente López Obrador estará en posibilidades de contar con un tercer miembro en la Junta. La implicación de ello es doble: un Banco Central más cauteloso en 2020, y, a partir del 2021, más alineado con el gobierno”.

Respecto a Pemex, indica, “una opinión de Integralia, la previsión de producción petrolera luce exageradamente optimista y los indicadores financieros de la petrolera apuntan a un deterioro adicional en su balance, por lo que la probabilidad de una degradación crediticia se mantiene”.

Sobre el caso Trump, refiere la consultora liderada por Ugalde, extitular del extinto IFE, “es de esperar que, durante la campaña presidencial de 2020, Trump refuerce las críticas contra México, así como la petición de que se acelere la construcción del muro, con vistas a su éxito electoral… la probable participación de México como miembro no permanente del Consejo de Seguridad de la ONU, lo cual podría tensionar la relación bilateral aún más, pues tal posición obligaría a México a tomar postura sobre diversos temas de seguridad internacional que involucren a EU”.

Llegada de Buenrostro al SAT

Uno de los temas tocados por Integralia es la llegada de Raquel Buenrostro al frente del Sistema de Administración Tributaria (SAT), quien ocupó anteriormente el cargo de oficial mayor de la Secretaria de Hacienda y Cerdito Publico (SHCP), y siguió muy de cerca la agenda de AMLO.

El reporte menciona que “es previsible que Raquel otorgue un fuerte respaldo a prácticas de fiscalización más agresivas, dados sus antecedentes y su cercanía al presidente de la República”, pues seguía con estricto apego la política de austeridad de este gobierno, publicó El contribuyente.

 


(Luis Ramos)