“Estamos confundidos y agotados”, padres y alumnos ante el regreso a clases

“Estamos confundidos y agotados”, padres y alumnos ante el regreso a clases

Mariana, Rodrigo y Daniel están agotados del estudio virtual y advierten que, de seguir igual, su cansancio físico y emocional aumentará

NACIÓN
  • ERIKA FLORES Y CHRISTIAN GONZÁLEZ
  • 29/08/2021
  • 06:37 p.m. hrs
  • Escuchar

Hace año y medio, Mariana, Rodrigo y Daniel alteraron su vida escolar a partir de la pandemia por coronavirus en México. Los tres jóvenes se vieron obligados a no acudir a sus colegios –públicos o particulares– y el único contacto con maestros y amigos fue a través de la computadora o la televisión. Ahora, afirman que están agotados del estudio virtual y piensan que, de continuar igual en el ciclo escolar 2022-2021, su cansancio físico y emocional aumentará.

TAMBIÉN LEE: "Si se me muere un niño contagiado, no me lo perdonaría"

En aquella ocasión, sus padres relataron su experiencia: si bien fue relativamente cómodo continuar estudiando desde casa, la experiencia fue agotadora entre largas jornadas escolares y tareas sin fin. Ahora, advierten que mientras los niños no sean vacunados, el aprendizaje escolar de sus hijos continuará siendo incierto.

"MI CUERPO NO AGUANTA, PERO PREFIERO NO IR"

Estudiante de segundo de secundaria, Rodrigo considera que el suyo será un regreso a clases tedioso por los nuevos protocolos de salud que se implementarán en los salones de clases. "Conociendo a mi generación no van a seguir el protocolo ni ahorita ni cuando se estén muriendo", resumió.

Pero tampoco le emociona volver al aula; tras la experiencia de un año de clases en línea dice que preferiría quedarse en ese esquema por la comodidad que esto representa. "Mi cuerpo no aguanta estar sentado 8 horas o más. Creo que está peor la silla de la escuela porque son antiguas y tienen la tablita que usas como mesa. La silla de casa es mucho más cómoda", describió.

Sus compañeros están divididos, unos quieren volver, otros no; piensan que volverán a ver a sus amigos como antes, sin protocolos sanitarios. "Los que no quieren regresar lo hacen por flojos, no por su seguridad", explica. 

"La Secretaría de Educación Pública no sirve porque no tienen idea de cómo organizar este regreso a clases", dijo. Tras su experiencia educativa en el contexto de la pandemia, resume que no aprendió como él hubiera querido.

Su mamá, abogada de profesión, reconoce que su hijo necesita volver a la escuela. "Por mucho que los profesores le echaron ganas en las clases virtuales, sí quedaron muchas lagunas en la educación", dice Karla Torrero.

La escuela particular les planteó un modelo híbrido, en el que Rodrigo acudirá a clases una semana y la siguiente será virtual, para monitorear síntomas de algún contagio. En caso de haberlo, el aula donde haya ocurrido será clausurada. Este colegio también dio opción para que los estudiantes puedan continuar estudiando tiempo completo en casa; este esquema, informaron a los padres, permanecerá así hasta diciembre.

La SEP no sabe nada, es la ineptitud. La escuela nos dijo que la SEP les propuso que los niños acudan de manera alternada por apellidos y por jornadas parciales. No pensaron que eso afecta el horario laboral de los papás que ya regresaron a trabajar. Me parece que las escuelas privadas son las que están subsanando los errores logísticos de la Secretaría

 

"TERMINÉ AGOTADA Y CREO QUE SEGUIRÁ PEOR"

Azucena Ramírez, quien radica en Morelia Michoacán, explica a La Silla Rota que el colegio privado en el que su hija Mariana estudia la primaria les notificó que trabajarán mediante un modelo híbrido.

Andamos todos locos con el tema, al parecer será un regreso a clases híbrido; al mismo tiempo nadie sabe nada y no te informan con claridad ¡a 3 días de que inicie el ciclo escolar!


 

Si bien, en este periodo vacacional, la niña descansó de las clases virtuales, Azucena no descarta que el nuevo modelo sea, otra vez, agotador. "Los niños no quieren regresar a los salones de clase en el contexto de la pandemia; y los que sí quieren volver pesa más la opinión de sus papás que no los quieren enviar por seguridad en términos de salud”.

“Al gobierno se le hace muy fácil decir que regresen a clases para reactivar la economía del sector escolar. Pero nosotros como papás no estaríamos tranquilos si los niños regresan a casa contagiados; y la SEP da tumbos con una carta responsiva que después el presidente niega. No quiero pensar en los niños que van a escuelas públicas".

Mariana sí quiere regresar a clases, pero se imagina un regreso que pudiera ser igual al que había antes de la pandemia. Ahora su visión de la escuela ha cambiado y dice que mantenerse en clases a distancia no es "su máximo en la vida" porque terminó agotada.

O sea, te cansas de estar en la computadora, entrando a diferentes rooms (aulas virtuales) de clases; la dinámica no es la misma que en la clase presencial. Por eso sí me gustaría regresar al colegio, pero entiendo que la realidad ya no es la misma


Su mamá encontró que su uniforme de clases ya no le queda, resultado del sedentarismo del ciclo anterior. "Por eso también me gustaría regresar, pero no sé cómo será la actividad física en el colegio", dice. Por si eso fuera poco Azucena tuvo que gastar un extra de dinero en la compra de cubrebocas adicionales y gel antibacterial.

En Morelia el sistema de salud está saturado de enfermos normales y enfermos Covid; no me voy a arriesgar a que mi hija se enferme y tampoco tengo dinero para pagar su atención en un hospital privado


"QUEDAMOS DESGASTADOS MI MAMÁ Y YO"

Adriana Rebolledo, mamá de Daniel y maestra jubilada, lo dice con todas sus letras: "estoy muy confundida porque hasta hoy no tengo información sobre cuál es el sistema para regresar en la escuela pública. Sé que será el lunes, ya envié el registro de inscripción, pero no tengo más noticias. No sé qué va a pasar".

Sin embargo, tras la experiencia del último ciclo escolar no está preocupada porque sabe que lo peor que puede suceder es que su hijo continúe con las clases a distancia.

Está complicado. Si la escuela maneja protocolos de salud seguros y si veo que la escuela cuida esa parte, preferiría que el niño regresará a clase presencial. Pero lo veo difícil. Antes de la pandemia su grupo era de 30 niños; ahora se inscribieron más y ahora son casi 40; sólo por eso preferiría que curse de nuevo la escuela en casa


Daniel estudia la secundaria; de volver a clases el lunes necesitará un uniforme nuevo porque creció mucho en el último año y el que tenía ya no le queda. Y aunque tiene dudas de regresar físicamente a la escuela reconoce que él y su mamá terminaron desgastados en el último año.

Por un lado si quiero volver, ya me aburrí de estar encerrado; pero también pienso que en Estados Unidos regresaron a clases y a las 3 semanas volvieron a cerrar. Entonces está peligroso", piensa. "Como todavía no nos avisan nada aquí en mi escuela, no he empezado a organizar nada


Si bien tiene ya con una parte de sus útiles escolares, afirma que la última palabra la tendrá su mamá. "Por ejemplo algunos de mis amigos si quieren regresar, pero sus papás no los dejan, otros no quieren".

Daniel siente que su aprendizaje escolar en el último año le dejó algunos huecos de conocimiento. "No fueron tantos, pero fue un formato de educación en línea que jamás se había implementado en México y no se tenía planeado. Y lo ponen de un día a otro y ni los maestros ni nosotros pudimos rendir al cien. No estoy seguro de querer regresar a estudiar en línea todo el día".

“QUIERE VOLVER, PERO POR PRECAUCIÓN NO IRÁ”

Lidia Morales Ramos confiesa que, aunque su hijo “está desesperado” por retomar sus clases en de manera presencial, ella no lo enviará este lunes, pues su madre murió apenas hace cinco semanas a causa de complicaciones con la covid-19.

Sin embargo, la madre chiapaneca confiesa que el tener en su hogar a su niño de 10 años de edad era un poco complicado, pues tenía que hacer los quehaceres cotidianos y, a la vez, atenderlo en sus materias escolares.

Como ni ella ni su esposo poseen el tiempo suficiente, e incluso se les complicaba explicarle algunas cuestiones a su pequeño por desconocimiento, tuvieron que contratar clases particulares a domicilios, al menos tres veces por semana.

Porque la maestra de la escuela (pública) de mi niño, creo que no se avocó al 100 % a enseñar, se conectaba a veces a internet para dejar las tareas, pero pues era insuficiente


Aunque, como ella misma dice, ha puesto su confianza en Dios para avanzar en tiempos difíciles como los que se viven en la actualidad, asegura que, por precaución y en común acuerdo con su marido no enviará a su hijo el próximo lunes a las clases presenciales.

Hay que guardarnos, cuidarnos; gracias a Dios no nos ha dejado, mantenemos los mismos o más ingresos, y eso es una bendición a pesar de que está la pandemia, y que ésta ha afectado a miles


Lidia sigue abocada en adquirir los útiles escolares que se requerirán para el nuevo ciclo escolar. Desde enero de este año, el semáforo epidemiológico en Chiapas se mantiene en verde, a diferencia de toras entidades (la mayoría) que regresaron a otros colores.

ENCUESTAS DICEN: “NO AL RETORNO A LAS AULAS”

A pesar de que la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) efectuó, esta misma semana, una encuesta a nivel nacional sobre el regreso a las aulas este 30 de agosto, Filiberto Cruz Montes, maestro y director de la Escuela Primaria “Ángel Albino Corzo”, en Tuxtla Gutiérrez, enseña una que, de forma interna, elaboraron con la plantilla docente y los padres y madres de familia sobre el mismo tema.

Tras advertir que el 91 % de los entrevistados contestó que volver a las aulas es imposible (y que incluso no firmarían una carta responsiva), por el momento, advierte que al principio fue complicado adaptarse a la tecnología para impartir clases, pero, gracias a que la mayoría de los 21 docentes sabe utilizar la misma, el avance fue más rápido y efectivo para que los poco más de 400 alumnos (35 por aula) no se atrasaran en sus materias.

Incluso, el panorama es más complejo de lo que parece, debido a que al menos tres alumnos están infectados por el covid-19 en estos momentos, y al parecer sus familias también, lo que hace más riesgoso volver.

 

rst