NACIÓN

Espaldarazo de banco suizo al Aeropuerto de Santa Lucía

El banco suizo Credit Suisse asegura que la nueva terminal aérea es una solución para la situación de saturación que enfrenta el actual AICM

  • REDACCIÓN
  • 13/12/2021
  • 11:42 hrs
  • Escuchar
Espaldarazo de banco suizo al Aeropuerto de Santa Lucía
El Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles será inaugurado en marzo de 2022. Foto Cuartoscuro

Credit Suisse una de las instituciones bancarias más importantes en Suiza dio su espaldarazo a una de las megaobras del presidente Andrés Manuel López Obrador, el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA).

Según el diario El País, los analistas del banco suizo reconocen que se han llevado una sorpresa positiva, esto luego de una visita a la obra acompañados por los altos mandos del Ejército encargados de la construcción y explotación del nuevo aeropuerto, la conclusión al AIFA fue positiva.

“No podemos negar los significativos avances en la construcción logrados en un corto espacio de tiempo, indica el informe, que también avala la apuesta de que resolverá la saturación del tráfico aéreo en la capital y afirma que, salvando algunas dudas sobre la conexión entre el viejo y el nuevo aeropuerto, puede convertiste en el principal de Ciudad de México”.

Los analistas del banco subrayan el ahorro de presupuesto en comparación con la obra planteada en el sexenio pasado que costaba cuatro veces más y la apuesta de la nueva operación libre de deuda.

El avance en la obra es inminente ya que alcanza un 83 por ciento y se espera que el AIFA sea inaugurado en marzo de 2022, además de la derrama laboral al crear 137 mil empleos directo, de los cuales 35 mil siguen activos. Frente a las críticas que ha recibido el proyecto por su impacto ambiental, Credit Suisse enfatiza que “uno de los aspectos más importantes es su compromiso con el medio ambiente y las incitativas de la economía verde”.

Los analistas confirman que se ha cumplido el objetivo de utilizar por lo menos 35% de energías limpias en el desarrollo de las obras. Además, anticipan que el nuevo aeropuerto ayudará a reducir las emisiones de carbono en más de un 40 por ciento, gracias a la instalación de paneles solares, así como el consumo de agua y la electricidad. “La clara orientación hacia las energías verdes podría ayudar también a mejorar las condiciones de financiación”, señala el informe.

Sin embargo, la única incógnita es la conectividad y el espacio aéreo compartido. Es decir, cómo serán tanto las rutas de las aeronaves como las opciones de transporte entre el AIFA, con el actual aeropuerto de la Ciudad de México y con el de Toluca.

El proyecto contempla que los tres coexistan al modo de otras grandes capitales mundiales. El informe recoge las dudas del centro de investigación estadounidense MITRE (es un centro de investigación y desarrollo no comercial, en sistemas avanzados de aviación), que apunta a que las operaciones simultáneas en los tres aeropuertos podrían generar más congestión, retrasos en los vuelos y problemas de operación.

La semana pasada, el gobierno federal anunció que prevé extender el tren suburbano y construir tramos de autopistas para reducir el tiempo que actualmente se tarda en recorrer los 50 kilómetros que separan ambos aeropuertos.




kach