NACIÓN

Escándalo por reforma al Banxico obliga a Senado a admitir ajustes

Los senadores indicaron que se encuentran dispuestos a recibir las modificaciones que la Cámara de Diputados o el presidente hagan a dicha reforma

  • REDACCIÓN
  • 13/12/2020
  • 09:54 hrs
  • Escuchar
Escándalo por reforma al Banxico obliga a Senado a admitir ajustes
Cámara de Senadores (Foto: Cuartoscuro)

Luego de que la reforma a la Ley del Banco de México (Banxico) fuera criticada porque podría ser usada para el lavado de dinero, los coordinadores parlamentarios de Morena, PAN, PRI, PRD, PVEM y PES en el Senado acordaron realizarle cambios.

En un pronunciamiento, los senadores indicaron que se encuentran dispuestos a recibir las modificaciones que la Cámara de Diputados o el presidente Andrés Manuel López Obrador hagan a dicha reforma.

Alejandro Díaz de León, gobernador del Banco Central, aseguró a Excélsior este sábado que de ratificarse en la Cámara de de Diputados la reforma a la Ley aprobada en el Senado el pasado miércoles, se verían afectadas las relaciones financieras internacionales de México, particularmente con Estados Unidos.

A su vez, Alfonso Ramírez Cuellar, diputado federal por Morena, publicó en su cuenta de Twitter que esta reforma “no responde a ninguna urgencia nacional”, que es “falso que ayude a las familias de los migrantes” y que “sólo apoya a bancos que se niegan o no pueden tener corresponsales para repatriar o transferir las monedas extranjeras”.

Jonathan Heath, subgobernador del Banxico, señaló que esta reforma de ley beneficiará particularmente a una sola empresa financiera, con incapacidad de repatriar dólares y con problemas con la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (SEC).

“Son bastantes los argumentos en contra de las reformas a la Ley del Banco de México. Uno de los más importantes es que no se vale reformar una ley para favorecer a una sola empresa, en especial con antecedentes negativos con la SEC”, escribió Heath en su cuenta de Twitter.

El Observatorio Nacional Ciudadano (ONC), el subgobernador del Banxico, Gerardo Esquivel, y Coparmex también fueron críticos con esta reforma.

La iniciativa presentada por el senador de Morena Ricardo Monreal busca reformar los artículos 20 y 34, y adicionar los artículos 20 bis y 20 ter, a la Ley del Banco de México.

La ley establece que el dinero captado por los bancos mexicanos, que no sea posible colocarlo en el mercado interno o repatriarlo a Estados Unidos, pueda ser comprado por Banxico para que los incorpore a la reserva internacional.

Otro cambio implica que los dólares que se incauten o decomisen en el país sean vendidos obligatoriamente al  Banxico y estos sean integrados a las reservas internacionales.

En la actualidad, pocos bancos en el país aceptaron realizar movimientos en efectivo de dólares debido a las regulaciones que existen contra el lavado de dinero.

La ley también obliga a los bancos que compren divisas a verificar la información de sus clientes, monitorear las operaciones por medio de sistemas automatizados para detectar operaciones inusuales; además de elaborar políticas para prevenir el lavado de dinero, y evaluar en los propios bancos los riesgos de lavado de dinero al comprar divisas.

El semanario Proceso publicó en su portada que el Senado pone el Banxico al servicio de Banco Azteca, pues debido a que los connacionales en Estados Unidos no tendrían bancos para enviar sus excedentes en dólares, Banco Coppel y el banco del empresario Ricardo Salinas Pliego serían las beneficiadas con esta reforma.

"Obligar al Banco de México a adquirir los dólares que las instituciones financieras en México no puedan cambiar en Estados Unidos, como pretende una iniciativa del senador Ricardo Monreal, no sólo mina su autonomía, la pone en riesgo y atenta contra las reservas internacionales, es un traje a la medida para firmas como Banco Azteca, una de las principales receptoras de remesas, coinciden en su advertencia fuentes financieras y expertos consultados”, señala Proceso en su reportaje.

Ante esto, Salinas Pliego calificó al semanario de “revistilla a punto de extinguirse”, por medio de un mensaje publicado en su cuenta de Twitter.

“Otra portada que me dedican, llena de mentiras y acusaciones sin fundamentos... les agradezco que sigan pensando en mí, pónganse a trabajar, no vaya a ser que la gente se enfade de sus pseudo reportajes y truene su revistilla”, escribió en otro mensaje.

cmo