NACIÓN

Escándalo por prueba Pisa exhibe crisis educativa y falta golpe por covid: expertos

Especialistas alertaron que rumores sobre la no aplicación de Pisa son la punta del iceberg de la crisis que hay en el sector educativo derivada de la pandemia

  • MARILUZ ROLDÁN
  • 03/05/2021
  • 21:04 hrs
  • Escuchar
Escándalo por prueba Pisa exhibe crisis educativa y falta golpe por covid: expertos
Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad dio a conocer que estaba suspendida la participación de México en esta prueba que se aplica a estudiantes de 15 años. (Cuartoscuro)

El gobierno informó que México no canceló, sino que reprogramó su participación en el Programa para la Evaluación Internacional de Alumnos (PISA) que lleva a cabo la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). Sin embargo, especialistas alertaron que los problemas que con este tema son sólo la punta del iceberg de la crisis que hay en el sector educativo, derivada de la pandemia de covid-19 y del rediseño del sistema.

Este fin de semana, Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad dio a conocer que estaba suspendida la participación de México en esta prueba que se aplica a estudiantes de 15 años con una periodicidad de tres años para medir el aprendizaje en lectura, matemáticas y ciencia.

La OCDE indicó que no había recibido información oficial del gobierno mexicano sobre la suspensión de su participación y que está lista para ayudar en lo que haga falta para que los países puedan movilizar los recursos necesarios para implementar esta prueba.

En la conferencia mañanera de este lunes, el presidente Andrés Manuel López Obrador fue cuestionado sobre si México seguiría o no en la prueba PISA, a lo que respondió: "Pues yo creo que sí, sí. No tiene por qué no continuar. Todo lo que sea bueno para México. Si me dicen: ´¿Va a continuar México tolerando la corrupción de las empresas extranjeras?´, digo: No. Pero si me dicen: ´¿Va a continuar México permitiendo que se hagan pruebas para que mejore la calidad de la enseñanza?´, digo: Sí. Todo lo que nos convenga".

"Lo que pasa es que no entiende, no sabe qué es la prueba, no sabe cuánto cuesta, no sabe que no había dinero, no sabe que ya vamos atrasados, que no es un tema que nada más lo diga así, va a tener que informar oficialmente a la OCDE, asignar el dinero, se nota claramente ese desconocimiento que preocupa", señaló Alma Maldonado Maldonado, experta en temas educativos e investigadora del Cinvestav.

Especialistas consultados por La Silla Rota señalaron que la evaluación educativa es un tema fundamental que se ha visto afectado por los cambios realizados durante la actual administración, ya que desapareció el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE) y se dejaron de realizar pruebas que se hacían a nivel nacional.

Alertaron que de no hacerse pruebas como la de PISA se corre el riesgo de que sólo se conozcan datos de aprendizaje que dé a conocer la Secretaría de Educación Pública, pero sin el sustento necesario.

Destacaron que esta situación sólo es una muestra de la crisis que hay en el sector educativo, que resultó afectado por la pandemia de covid-19, y por lo tanto se vuelve fundamental hacer pruebas que permitan conocer en qué condiciones de aprendizaje están los menores para trabajar en las deficiencias, pues el panorama no indica que se haya mejorado.

ALERTAN DE CRISIS EN EL SECTOR EDUCATIVO

La secretaria de Educación Pública, Delfina Gómez, informó que se va a continuar participando en la prueba, pero para aplicarla los estudiantes deberán estar en las escuelas, por lo que se analizan los mecanismos que permitan su realización.

Sin embargo, la Comisión Nacional para la Mejora Continua de la Educación (Mejoredu) informó que la prueba PISA no se canceló, sino que se reprogramó "en virtud de las restricciones que plantea la contingencia sanitaria por covid-19 y las condiciones bajo las cuales continúan las tareas educativas desde casa, y en tanto el proceso de regreso presencial a las escuelas no se estabilice, los protocolos de aplicación de la prueba PISA no son viables ni pertinentes, debido al riesgo sanitario que implican y a la posibilidad de generar sesgos importantes que podrían restarle validez y confiabilidad".

"Ante esta situación, la Comisión recomienda aplicar la fase piloto en algún otro periodo del año o generar un mecanismo para subsanar la aportación de México en esta etapa, de acuerdo con lo que el propio consorcio internacional de PISA tiene establecido para estos casos y estar en condiciones de participar en la aplicación definitiva prevista para el año próximo".

El presidente López Obrador tiró el 12 de diciembre de 2018 la reforma educativa propuesta por su antecesor Enrique Peña Nieto. En esa ocasión envió al Congreso una iniciativa con la que aseguró que empoderaría al magisterio y lograría cero rechazos en las universidades públicas.

Como parte de los cambios, el mandatario decidió eliminar el INEE y se creó la Mejoredu para sustituirlo, aunque no tiene las mismas atribuciones ni los mismos recursos como para realizar evaluaciones.

Esther López Portillo, especialista en la elaboración de libros de texto y autora, recordó que el INEE llevaba a cabo pruebas como Excale y Planea, las cuales se aplicaban a una muestra de menores de tercero y sexto de primaria, así como de tercero de secundaria, pero con la llegada de este gobierno se dejaron de realizar.

"Sí hay una crisis, desde que quitaron al INEE que era el órgano fiscalizador, cada año sacaba un reporte de la educación en México, entonces no sólo se enfocaba en las asignaturas, también en convivencia escolar y en infraestructura", explicó López Portillo.

Roberto Rodríguez, investigador del Instituto de Investigaciones Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México, señaló que hay una tendencia a que haya mucho menos información pública sobre datos de educación, ciencia y tecnología, lo que se traduce en una corriente o tendencia de no visibilizar la información básica del sistema.

El especialista alertó que el problema es que no hay otras formas de evaluación en México que permitan medir el aprendizaje de los menores, lo que es necesario para determinar en qué áreas hay deficiencias.

URGEN A QUE SE HAGAN EVALUACIONES POST PANDEMIA

La más reciente edición de la prueba PISA fue en 2018, cuando y uno de los principales resultados fue que 35% de los estudiantes no obtuvo un nivel mínimo de competencia en matemáticas, lectura y ciencias

Aunque el gobierno indicó que México sigue participando en la prueba PISA, la duda es cómo será esto, pues se debe informar a la OCDE y hacer el pago correspondiente. Los especialistas mencionaron que este aspecto podría haber sido uno de los principales por los que el gobierno dudó en hacer esta evaluación.

"Me parece que sí es un tema que pasa por el tema del dinero y los costos, porque no tenían el dinero en la SEP, entonces sí creo que hay que revisar esta parte y que sí sería muy grave que no participáramos (en PISA), sobre todo en la situación en la que estamos, sin ninguna otra prueba que se esté levantando en este momento en el país", declaró Maldonado Maldonado.

Coincidió Rodríguez, quien expresó que, si el tema de seguir o no en la prueba PISA se puso en duda por cuestión económica, se debe recordar que lo importante es la educación de los menores.

"En la balanza, entre ahorrar en este rubro y seguir manteniendo la aplicación, con los beneficios que tiene en los temas de diagnóstico, identificación de problemas, de riesgos y de áreas de debilidad, pues yo me inclinaría más por lo segundo que por hacer este ahorro", manifestó.

El segundo tema que se cruzó con la prueba PISA es la pandemia de covid-19, factor por el que los especialistas resaltaron que se vuelve fundamental hacer una evaluación porque cambió la forma de aprendizaje de los niños y adolescentes.

Cabe recordar que desde hace más de un año los menores dejaron de ir a las escuelas y comenzaron a tomar clases a través de la televisión con el programa Aprende en Casa, pero no hay datos que permitan conocer los alcances de este modelo educativo ni sus carencias.

Para Rodríguez realizar la evaluación de la OCDE será una pieza clave para conocer en qué terreno estamos parados en materia educativa. "Esta edición es especialmente importante porque es la que va a permitir identificar y conocer los impactos de la pandemia, principalmente si fueron dañados los aprendizajes en la condición de confinamiento".

Maldonado Maldonado alertó que no hacer la prueba PISA "es quedarnos a ciegas, porque no tenemos en este momento una prueba nacional porque está suspendida Planea, no participamos en otras pruebas porque el gobierno decidió no hacerlo y sería estar a ciegas, solamente quedarnos con lo que nos diga el gobierno que cree que está pasando en la educación, la percepción social de la gente, meramente, pero sin ningún otro elemento que se base en una muestra estadística del sistema".

La investigadora del Cinvestav resaltó que el sistema educativo está en crisis desde el primer día de la pandemia y que por esta razón no hay ningún indicio para pensar que este año se iba a mejorar en la materia.

Mientras que López Portillo dijo que incluso el gobierno tendría que ir más allá de PISA y realizar pruebas para conocer de primera mano resultados de Aprender en Casa, a cuántos niños llegó, cuántos no tuvieron acceso a la tecnología y qué aprendizajes se lograron en dos ciclos escolares,

Aunque resaltó que hacer una prueba estandarizada a nivel nacional, desde el hecho de construirla, estandarizarla y luego aplicarla es una "monstruosa" y el Mejoredu no tiene los recursos ni el personal para hacerlo.

MJP