NACIÓN

"Es muy estúpida la decisión de que regresemos a oficinas"

Este lunes, los trabajadores de gobierno que tengan el esquema de vacunación contra la covid completo regresarán a sus oficinas, tras año y medio en home office

  • REDACCIÓN
  • 31/07/2021
  • 19:29 hrs
  • Escuchar
Es muy estúpida la decisión de que regresemos a oficinas
(Foto ilustrativa: Cuartoscuro / Archivo)

Érika, empleada sindicalizada del gobierno federal, reconoció que, pese a que se dio la orden de regresar de manera presencial al trabajo, el tener solo una dosis de la vacuna contra la covid-19 la salvó de ser del grupo que debería presentarse a laborar en oficina.

Este lunes, los trabajadores de gobierno que tengan el esquema de vacunación contra la covid-19 completo regresarán a sus oficinas, luego de año y medio de permanecer en trabajo a distancia y sufrir constantes recortes, desde el inicio de la administración.

Érika cuenta a La Silla Rota que, pese a la orden del Poder Ejecutivo, los coordinadores sindicales de su oficina les informaron que decidieron mantener el esquema de trabajo a distancia hasta nuevo aviso para toda la plantilla, tenga dos dosis de la vacuna, una o ninguna.

“Actualmente con la pandemia y el alza en contagios son las peores condiciones, pero ni modo, el presidente está decidido a mandar a la gente a la calle… es muy estúpida la decisión, pero cuando me toque regresar a la oficina, no me quedará de otra”, lamentó.

La llegada de la pandemia de covid-19 al país, entre febrero y marzo de 2020, obligó al gobierno federal a tomar las disposiciones necesarias para evitar la propagación de la enfermedad en sus oficinas. Así, más de un millón de trabajadores del gobierno federal dejaron de asistir a oficinas para trabajar desde sus hogares. 

De acuerdo con lo que informó la Secretaría de la Función Pública (SFP), en ese momento, el trabajo desde casa no contaba como vacaciones, porque fue necesario que los burócratas estuvieran disponibles durante su horario laboral y cumpliendo a cabalidad todas sus funciones, respetando sus días de descanso. 

La Federación de Sindicatos de Trabajadores al Servicio del Estado (FSTSE) anunció, en varias ocasiones, sus negociaciones con el gobierno federal para garantizar que el regreso de los trabajadores considerara las medidas de seguridad sanitaria y el cuidado de aquellos que tienen problemas de salud crónicos y que se encuentran en mayor riesgo. 

La solicitud de la FSTSE fue escuchada por las autoridades, pues la SFP, ahora bajo el mando de Roberto Salcedo Aquino, publicó un acuerdo en el que explicó los lineamientos para el regreso de los funcionarios públicos a sus labores de manera presencial. 

Detalló que sólo regresarán de forma presencial los servidores públicos que  “concluyeron el proceso de inmunización contra el covid-19, respetando las medidas sanitarias y de sana distancia determinadas por la Secretaría de Salud”. 

Asimismo, la SFP señaló que, para el regreso a las instalaciones, se deberá hacer una prueba de diagnóstico del virus Sars-CoV2 a los funcionarios, con el objetivo de verificar su estado de salud. 

En tanto, seguirán trabajando a distancia quienes están a la espera de recibir la segunda dosis de la vacuna contra covid, así como como personas con discapacidad, mujeres embarazadas o en periodo de lactancia, y quienes padecen enfermedades crónicas consideradas de riesgo. 

EN AÑO Y MEDIO, RECORTARON A CASI 54 MIL BURÓCRATAS 

Los contagios no son la única preocupación de los trabajadores del gobierno, sino también perder su fuente de trabajo. La Silla Rota documentó en julio del año pasado que en los primeros 15 meses de gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, 53 mil 981 burócratas de 291 dependencias fueron separados de sus puestos de trabajo. 

De acuerdo con un informe de la Secretaría de la Función Pública, esas son las “bajas voluntarias” de trabajadores de base y de confianza que ocurrieron entre el 1 de diciembre de 2018 y el 30 de abril de 2020.

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público fue la dependencia con más despidos, pues en el periodo antes mencionado salieron 6 mil 481 trabajadores. La segunda fue la Policía Federal, con 6 mil 050, y el tercero fue el Servicio de Administración Tributaria, con 5 mil 718. 

En el top 10 de dependencias con más despidos también se encuentran el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado, la Secretaría de Gobernación, el Instituto Nacional de Migración, la Secretaría de Educación Pública, la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes y la Fiscalía General de la República.

En el documento “El alcance de los objetivos de la reforma a la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal” se indicó que los ajustes en la nómina de las dependencias están relacionados con el combate a la corrupción que encabeza el gobierno.

UN REGRESO POSPUESTO POR MESES

La primera fecha planeada para el regreso de los burócratas fue el 15 de mayo de 2020, sin embargo, las condiciones de la pandemia y el aumento de contagios impidió que esto se concretara. En ese momento, la SFP anunció que el regreso se prorrogaron hasta el 31 de julio de 2020 y posteriormente hasta septiembre de ese mismo año. 

En septiembre de 2020, la SFP volvió a anunciar que el regreso de los burócratas se alargaría: de estar considerado para el 1 de octubre se pospuso para el 5 de enero.

Hubo algunas dependencias que jamás dejaron de operar: la Secretaría de Salud, la Defensa Nacional, Marina, Seguridad y Protección Ciudadana, Servicio de Protección Federal y la Guardia Nacional, personal del Servicio Exterior Mexicano, Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales para los Trabajadores del Estado (ISSSTE). 

Un segundo intento de volver a las oficinas ocurrió el 5 de enero de 2021, pero se aplazó para el 30 de abril. Como en las ocasiones anteriores, la decisión tuvo como causa el comportamiento de la pandemia y los picos de contagio que se fueron registrando. 

Algunas dependencias, sin embargo, decidieron no acatar el acuerdo federal y convocar a sus trabajadores a regresar a las oficinas. 

Como documentó La Silla Rota, ese fue el caso de la Secretaría de Administración Tributaria (SAT) que convocó a su personal a incorporarse desde el 19 de abril a todo el personal de base y de confianza, aunque con horarios y días escalonados para evitar el contagio de Covid-19. 

El 3 de mayo de 2021 fue otra de las fechas que se anunciaron para el regreso de los burócratas a oficinas, sin embargo, unos días antes, la SFP anunció que se pospondría una vez más el regreso, hasta el 30 de julio. 

En medio de tanto ir y venir, la FSTSE ha condicionado el regreso de sus agremiados a las labores cotidianas, en algunos casos para que sea de manera escalonada, con garantías de seguridad sanitaria como la entrega de cubrebocas y gel antibacterial; en uno de los últimos documentos que la federación hizo públicos, solicitaban que únicamente los trabajadores que estuvieran vacunados fueran los que regresaran a cumplir con sus funciones.

fmma