NACIÓN

Entre sombras de fraude, Morena impone a Rosario Piedra en la CNDH

La bancada panista exhibió fotos de Rosario Piedra con el entonces candidato presidencial, López Obrador, como una muestra de que la autonomía de la CNDH estaría en riesgo

  • ÉRIKA FLORES
  • 07/11/2019
  • 21:20 hrs
  • Escuchar
Entre sombras de fraude, Morena impone a Rosario Piedra en la CNDH
Momento en que el senador y coordinador de Morena emite su voto, lo que generó sospecha de haber introducido dos papeletas. (Especial)

Rosario Piedra monitorea el Canal de Congreso desde un celular. Espera sentada, en un salón adjunto al salón de sesiones la cámara alta, la votación que en ese momento se realiza para determinar si ella será o no, la próxima ombudsman del país. La lista de asistencia, por apellidos, va en la letra C. Se le ve serena, confiada. LSR está sentada junto a ella, atestiguando lo que podría ser su mayor victoria o su peor derrota pues en los pasillos del Senado circula la versión que los votos del Partido Verde y Movimiento Ciudadano le ayudarán a conseguir el aval de las dos terceras partes del quórum.

Minutos antes, la bancada panista exhibió fotos suyas con el entonces candidato presidencial, López Obrador, como una muestra de que la autonomía de la CNDH estaría en riesgo bajo su probable mandato. "No me sorprende, ya estaban enterados. Yo se los dije el día de la entrevista que tuve en comisiones. Estoy tranquila porque estoy acostumbrada a pelear, acostumbrada a que a veces en la pelea se nos dé un revés", cuenta.

Rosario lleva dos dijes significativos; una careta que ella interpreta como el rostro de las víctimas y el símbolo celta del amor. En un pequeño bolso, guarda la foto de su hermano, víctima de la Guerra Sucia.

-No todos los votos podrían favorecerla, se le comenta.

-Yo confío en que ojalá impere el criterio de la justicia; todos me dicen ´te deseamos suerte´. No. Deséenme que impere el criterio de la justicia no hacia mí, sino hacia la lucha que represento porque si los votos nos favorecen, no puedo traicionar a mi hermano ni a las familias de las víctimas.

 

Al fondo, se escucha el timbre que alerta a los legisladores que es la hora de votar. La votación de cada senador, boleta en mano, es privada y a través de una urna. La lista de asistencia, por apellidos, ya va en la letra N. Al no ser una votación por tablero, es imposible saber, nombre por nombre, quién votó por Rosario Piedra o por alguno de los otros dos aspirantes Arturo Peimbert y José de Jesús Orozco. La ausencia de ambos en el Senado de la República, principalmente de Peimbert, permite a muchos adelantar que la victoria de Piedra ya estaba decidida.

-¿Cómo interpreta el espaldarazo del Presidente cuando dijo que prefería al frente de la CNDH una víctima?

-Yo no lo escuche esa mañana, sino horas después. Yo creo que él quiere gente que le ayude a construir una instancia autónoma. Siento que no fue un espaldarazo a mí, sino al pueblo de México porque de ganar, si no cumplo con esta responsabilidad la sociedad me lo va a demandar; y el Presidente no me va a proteger. Lo sé porque lo conozco.

Acompañada por un par de integrantes del grupo Eureka, Rosario espera el final de la votación.

-¿Y si no gana y se regresa el dictamen para armar una segunda terna?

-Habrá que seguir adelante, no nos podemos cansar. Mi mamá tiene 92 años y es quien me alienta a seguir adelante. Y se arma una segunda terna y me sacan de ella, sería muy evidente habiendo obtenido la mayor parte de la votación. Mínimamente me tendrían que incluir. En lo único que confío es que, de no ganar, seguiré adelante.

Mientras tanto, en el pleno legislativo, imperaban las sumas y restas. El número total de senadores es de 128, pero esta mañana solo pasaron lista 119. Durante la votación para elegir al titular de la CNDH cinco salieron y según la Mesa Directiva solo votaron 114. Las dos terceras partes de 114 es 76. Y ese exactamente fue el número de votos que, oficialmente, Piedra recibió: 76. Así lo anunció la presidenta de la Mesa, la morenista Mónica Fernández, quien agregó que Piedra sería citada la próxima semana para la toma de protesta como nueva ombudsperson. Casualidad o no, a minutos de haberse anunciado su triunfo, la primera felicitación que Rosario recibió fue la del coordinador de la bancada Verde, Manuel Velasco.

 

La bancada panista quedó en shock, callada, sorprendida. A diferencia de otras sesiones, sus integrantes hicieron un Team Back entre las curules, acompañados de asesores y equipo de prensa.

-¿Qué nos pasó?, preguntó en voz alta su coordinador Mauricio Kuri.

-Perdió México, lamentó Kenia López Rabadán.

-Se me hace que hubo boletas dobles ¡hay que revisar los videos!, sospechó Xóchitl Gálvez.

-¡Hay que convocar a los medios!, sugirió un asesor.

Demasiado tarde. En ese momento el presidente de la Junta de Coordinación Política, el morenista Ricardo Monreal, declaraba a la prensa. "Tengo mucha confianza, esta mujer proviene de la lucha social, de familiares de víctimas de desaparecidos y proviene de autenticidad. Surgió con legitimidad y legalidad, con un gran consenso de las dos terceras partes".

La oposición declaró a LSR. "Es claro que hicieron una presión brutal a los integrantes, es lamentable", dijo Kenia López Rabadán. "Nosotros contabilizamos más votos en contra, no nos dan los números", afirmó Xóchitl Gálvez.

"Honestamente es un proceso que deja muy dañada la legalidad y legitimidad", acusó el senador sin partido, Emilio Álvarez Icaza a LSR. "La próxima presidenta de la CNDH llega con el mínimo de los votos y queda estigmatizada en términos de autonomía e independencia. Vamos a ver si en su desempeño, se revierte esa credibilidad; hoy no sé si la tenga, no le alcanza la lucha de su madre, que es muy respetable. Pero eso es aparte. Hay que revisar el video porque la ausencia de legisladores no es de gratis, son coacciones o compra de favores. No creo que sea la última letra de esta historia", advirtió.

 

Y así fue. Cuatro horas después la bancada panista acompañada del senador sin partido, Emilio Álvarez Icaza, solicitaron la anulación de la elección de Rosario Piedra pues ofrecieron -con respaldo de video-, que el número de votos emitido fue de 116 y no de 114 como anunció de manera oficial la Mesa Directiva. "¡Se robaron dos votos!" acusó López Rabadán.

Esto significaría que Piedra no reunió las dos terceras partes de los votos por simple matemática: 116 votos entre tres, equivale a 38.6 votos. Las dos terceras partes equivale a 38.6, que multiplicado por dos, da un total de 77.3 votos. Si Piedra obtuvo 76 votos, entonces solo le faltó un voto para ganar.

El anuncio final de los panistas fue resumido así: la anulación de esta elección ante la Mesa Directiva; la reposición del procedimiento; el deslinde de responsabilidades políticas administrativas y penales; nueva votación a tablero abierto y ante notario. Y no llevar a cabo la toma de protesta de Piedra. Álvarez Icaza solicitó además el resguardo del material de video del Canal del Congreso y circuito cerrado del Senado.

Mauricio Kuri se incomoda ante una pregunta de la prensa. Según la lista difundida de los 116 senadores que votaron, dos senadoras panistas no acudieron a votar.

-¿Qué pasó entonces senador? Si tenían dudas ¿Por qué no vino toda la bancada a votar?

-Es un tema interno que revisaremos en la bancada, respondió.

 

Horas después, aplastada la oposición, Olga Sánchez Cordero, secretaria de Gobernación, tuitea su felicitación a Rosario Piedra Ibarra. Monreal está en reunión privada con el presidente Andrés Manuel López Obrador en Palacio Nacional con senadores y diputados morenistas. Todo estaba consumado.

"Chíguense a Monreal, ármenle un desmadre"

Ya en la noche, Monreal -en conferencia de prensa- señaló que los secretarios de la Mesa Directiva donde está representado el PAN y Morena, "son los únicos facultados para realizar el conteo oficial de los votos. "Y si dijeron que son 114, son 114".

"El león cree que todos son de su condición", responde Ricardo Monreal a los del #PAN tras ser acusado de fraude en la elección de Rosario Ibarra al frente de la CNDH.

El coordinador de Morena en el Senado desveló la conversación del chat de los senadores del PAN donde el líder blanquiazul, Marko Cortés, alienta a la bancada a hacerle un desmadre a Ricardo Monreal.

En ese supuesto chat interno de senadores del PAN, presuntamente se dio la instrucción de atacarlo por el "voto doble".

"Ármenle un desmadre, chínguense a Monreal", revela Monreal el contenido de la conversación entre senadores y el dirigente panista.

Sobre quién le filtró la conversación, declina decir el nombre del panista.

A pregunta expresa de si fueron 114 o 116, asegura "eso lo tendría que explicar la secretaría, yo no sé qué pasó aquí, quienes lo tienen que aclarar son los secretarios. Rosario tomará protesta, no se repite la votación. Esto no la afecta, ella como el ave fénix, cruza el pantano sin mancha. La verdad es que le gané a la buena", dijo en referencia al PAN y a reponer la votación.

"Para nosotros es un asunto concluido", afirma.

En Milenio Televisión, Xóchitl Gálvez, senadora por el PAN reconoce que el chat panista existe.  "Pues claro que hay que armarle un desmadre", en referencia a la conversación donde Marko Cortés instruye a la bancada "hacerle un desmadre... chínguense a Monreal".

MJP