NACIÓN

Entre Hanna y la covid, médicos luchan en Tamaulipas

A pesar de un huracán y una emergencia sanitaria, afortunadamente estos eventos dejaron buenos resultados en un campamento covid tras haberse preparado

  • ÉRIKA FLORES
  • 29/07/2020
  • 18:27 hrs
  • Escuchar
Entre Hanna y la covid, médicos luchan en Tamaulipas
Médicos se prepararon para la llegada del huracán Hanna y continuaron con la atención de pacientes covid covid en el campamento que se les permitió instalar en la Universidad Autónoma de Tamaulipas, en Matamoros y Reynosa. (Fotos y video, cortesía MSF)

Se prepararon para la llegada del huracán Hanna y continuaron con la atención de pacientes covid en el campamento que se les permitió instalar en la Universidad Autónoma de Tamaulipas, en Matamoros y Reynosa. Lo que podría haber sido una combinación fatal, un huracán degradado a tormenta tropical y una emergencia sanitaria, afortunadamente dejó buenos resultados tras haberse preparado para eventuales cortes de energía y algunas inundaciones.

 

Marta Martínez, narra a La Silla Rota esta historia, como coordinadora adjunta para el proyecto de Reynosa y Matamoros de Médicos Sin Fronteras (MSF). Y su experiencia empieza en el momento en que tuvo que enfrentar el primer huracán de su vida pues como originaria de Suiza y España, ha enfrentado otro tipo de situaciones en Guatemala, Honduras y Sudán del Sur.

Fue el primer huracán que me tocó y espero que sea el último también. Aquí la mayoría del equipo con que trabajamos viene de Tamaulipas así que ellos ya conocen y saben de huracanes. Saben qué hacer y cómo comportarse por lo que pasó en años anteriores. Así que todos los preparativos se hicieron en equipo y seguimos esas recomendaciones y creamos un plan de contención para limitar posibles impactos

"Los centros covid se ubican tanto en Reynosa como en Matamoros, en los gimnasios ubicados dentro de la universidad. Aún durante el huracán Hanna tenemos pacientes covid ingresados; no podíamos dejarlos, tenemos que ocuparnos de ellos durante el huracán y pasamos el huracán con ellos", afirma.

 

La preparación fue tratar de mitigar todos los riesgos como inundaciones, cortes de agua y electricidad pues algunas partes se podían inundar parcialmente. Nos preparamos con generadores, suficiente diesel y previmos tener suficiente agua, indispensable para la emergencia sanitaria. Sí tuvimos pacientes ingresados durante el huracán, así que nos preparamos lo mejor posible para limitar cualquier impacto del huracán en nuestras unidades médicas

"En ambos centros hay una parte de aislamiento para casos sospechosos; y otra parte para casos severos qué necesitan oxígeno pero que no están críticos y no necesitan cuidados intensivos". Afortunadamente, no hubo casos que lamentar en medio del huracán. Martha destaca la formación de MSF les permitió, en otros países, adaptarse rápidamente a cualquier circunstancia.

(Centro para atender pacientes covid: 18 de mayo)

Un campamento lodoso

MSF cuenta además con un campamento montado con carpas para brindar atención médica y en salud mental en la comunidad migrante. "No se inundó como en otras zonas, pero se transformó en barro completamente porque está en tierra; y donde llueve se ponen charcos enormes de barro y eso limita un poco más la actividad. Salimos del campamento el viernes por la tarde y toda la comunicación fue por mensajería WhatsApp y teléfono, no tenemos radio. Afortunadamente el fin de semana no dimos servicio; pero el lunes fue necesario limpiar para continuar con nuestro trabajo a la población".

 

"Está ubicado junto al borde del río, éste no se desbordó, aunque era un riesgo que teníamos contemplado. Afortunadamente no pasó a mayores, pero se está monitoreando. El lunes regresamos al campamento un poco más temprano para limpiar, sacar el agua de las carpas porque no hay más que se pueda hacer", describe. No obstante, ese mismo día llegaron pacientes por sus padecimientos habituales; "ellos también estuvieron ocupados limpiando sus casas, tuvimos suerte de que en esa zona no sucediera algo excepcional", refiere Martha.

 

El grupo de coordinación estatal en Tamaulipas, reportó hoy que hubo una "oportuna y rápida atención de la población en riesgo tras las inundaciones ocasionadas por el paso del huracán Hanna"; enlistó que las inundaciones fueron de menor grado y que no hubo reportes de afectaciones mayores. Destacó que en los albergues que se habilitaron, se cuidaron las medidas de sana distancia entre la población para evitar riesgos de rebrotes.

Si no crecieron los ríos, advirtió, fue porque "la Comisión Internacional de Límites y Aguas (CILA), organismo que administra los caudales binacionales México Estados Unidos, activó operaciones controladas en las presas Falcón y El Cuchillo para evitar crecidas en los ríos, particularmente en el Bravo, debido a los escurrimientos procedentes de los estados de Nuevo León y Coahuila".

(María José Pardo)