NACIÓN

Entre carteles y un "Pinocho", Durazo mantiene en la estrategia de seguridad

Ante cuestionamiento sobre dejar el cargo de titular de la SSC, Durazo atajó que si no hay posibilidad de aportar de manera eficaz, transparente, honesta y come

  • ÉRIKA FLORES
  • 05/11/2019
  • 19:38 hrs
  • Escuchar
Entre carteles y un "Pinocho", Durazo mantiene en la estrategia de seguridad
Senadores protestan por proceder del secretario de Seguridad Ciudadana, durante su comparecencia (Fotos: Érika Flores)

Si bien llegaron juntos, al paso de las horas le dejaron solo. Así fue como el secretario de Seguridad Ciudadana, Alfonso Durazo, fue el último en retirarse de su comparecencia ante senadores de la comisión de seguridad misma que duró cuatro horas. El primero en irse, a las 11 horas, fue José Ángel Ávila, titular del órgano administrativo desconcentrado que opera los penales federales. Una hora después, previo permiso, salió el almirante Rafael Ojeda, titular de la Marina. A las 13 horas Santiago Nieto, titular de la Unidad de Fiscalización de Hacienda, abordaba su vehículo en el estacionamiento. Mientras que el titular de la Defensa, general Crescencio Sandoval, "se encuentra fuera del país en una misión", justificó el funcionario federal.

No. A diferencia de su visita en San Lázaro, Durazo no necesitó acompañantes de tiempo completo. Él capoteó las preguntas de los legisladores a quienes, de entrada, abordó con una estrategia de alianza no vista durante su comparecencia con diputados federales. "Primeramente un saludo del señor presidente de la República, licenciado Andrés Manuel López Obrador... El gobierno del presidente agradece por mi conducto el apoyo legislativo de las fuerzas aquí representadas para avanzar en ese logro... la decisión de rediseñar las instituciones de seguridad para dotar al Estado mexicano de los instrumentos necesarios para combatir eficazmente la inseguridad y la violencia en el país", dijo en referencia a la creación de la Guardia Nacional.

*          *          *          *

El salón de la comisión permanente estaba lleno. La naturaleza del tema obligó a que senadores no integrantes de dicha comisión, asistieran por gusto. Durazo entró al recinto flanqueado por el presidente de la Junta de Coordinación Política, Ricardo Monreal y la presidenta de la Mesa Directiva, Mónica Fernández. El respaldo morenista saltaba a la vista. Listo para entregar su informe, el secretario tomó su lugar y junto a sus tarjetas de anotaciones, fue colocado su vaso de aluminio del cual bebía agua pues no deseo hacer uso del vaso de cristal.

Para hablar del "Culiacanazo" abordó datos que no mencionó en San Lázaro. El primero fue que la DEA no intervino en el operativo. "El Gobierno de México instrumenta una estrategia de seguridad que rendirá frutos paulatinamente... Como suele suceder en cualquier país del mundo, el nuestro padece importantes amenazas pero son amenazas de naturaleza no militar... En nuestro gobierno estimamos que el narcotráfico sólo puede ser combatido eficazmente desde una lógica económica, y que pretender eliminarlo desde la esfera de su operación sin desmontar su capacidad económica como venía sucediendo, era una estrategia destinada al fracaso".

Y destacó que uno de los principales problemas del país es concentrar un número importante de armamento de contrabando. "Las organizaciones criminales han adquirido un poder creciente, funcionan, como verdaderas corporaciones, y es sólo a través de la inteligencia financiera que será posible combatir eficazmente sus flujos ilegales de capital".

Faltan policías, sintetizó, y ejemplificó que recibieron entidades con un déficit de policías del 67 por ciento, mismos que hoy se buscará cubrir –a corto plazo- con la Guardia Nacional. "Tenemos 350 mil policías estatales y municipales en el país con sueldos de 2 mil 490 pesos al mes". Significa, señaló, no contar con los mejores perfiles.

"Hay viles convocatorias del crimen organizado, como sucedió en Culiacán, que se pagaba 20 mil pesos una convocatoria a sicarios, halcones; se ofrecieron 20 mil pesos a la llegada y 20 mil a la retirada".

"La estrategia no consiste en detener capos, lo que no significa que no se vayan a detener. Hay trabajo de inteligencia policial, financiera y hay órdenes de extradición; pero también está el trabajo de vigilancia permanente de la Guardia Nacional que puede derivar en la detención de gente vinculada al crimen organizado porque sí hay coordinación; falló que tengamos una extraordinaria coordinación en el gabinete, no significa que haya una perfecta coordinación en el gabinete, cometemos errores. Hay imperfecciones y asumimos las consecuencias y responsabilidad inherentes. No se ocultó absolutamente nada. Ustedes que son actores políticos con trayectoria saben que nunca en la historia del país, probablemente, se ha informado con la amplitud que nosotros lo hacemos".

*          *          *          *

Repitiendo la estampa de protestas en San Lázaro, la bancada panista preparó carteles y lonas para dar continuidad a su papel como oposición. El senador José Erandi Bermúdez supervisó, junto al coordinador Mauricio Kuri, la entrada de éstas al salón donde se llevó a cabo la comparecencia. "Las preparamos desde anoche", explicó a LSR. "En la oficina de la bancada se tiene todo lo necesario para hacer este tipo de materiales". El costo, precisó, no salió de su bolsa, sino del presupuesto propio de la bancada.

La primera. "#Dejendementir" decía la lona que colocaron frente a Durazo mientras él leía su informe. La segunda, un refuerzo de carteles combinado con otra lona que mostró la cara del personaje "Pinocho" en cuyo sombrero se leía "Morena". En ambos casos, el funcionario hizo caso omiso. La tercera; fue entregada en propia mano por la senadora Indira Rosales quien además de llamarlo mentiroso colocó junto a él un Pinocho de peluche.

Sin saber si reír o tomarse las cosas en serio, Durazo enfrentó el hecho con una sonrisa. No así la senadora por Morena, Lucía Trasviña quien, molesta, cogió el muñeco en brazos para decir burlonamente en el micrófono "¡Me gustó para mi nieto!", lo que desató la furia de los panistas que, a gritos, le exigieron la devolución del mismo porque ella lo guardó bajo de la mesa. Pero Trasviña, en su papel, remató "Mmmm... Yo pensé que era para mí".

*          *          *          *

Lo sucedido a la familia LeBarón fue tema obligado y así se lo hicieron saber al funcionario. "Mis condolencias a la familia LeBarón, en mi corazón hay indignación y dolor", expresó el senador sin partido, Emilio Álvarez Icaza. "Usted llega aquí con la confianza desgastada", acusó. "¿Por qué no ha renunciado?", le cuestionó amablemente.

"¿Qué cambiará de la estrategia de seguridad? ¿Cambiará sí o no? ¿O al menos cambiará en algunos de los ámbitos para atender niñas, niños y adolescentes, víctimas hoy del crimen organizado?", continuó la panista Josefina Vázquez Mota.

Sereno, Durazo respondió. "Es dramático lo sucedido en un paraje, lejos de poblaciones de Sonora y Chihuahua, es lamentable y analizaremos la presencia de las fuerzas federales en esa región donde se han movido sin restricción bandas del crimen organizado".

No obstante, deslizó sutilmente una alianza con los estados. "No hay quien pueda cantar victoria en el tema y lo mismo sucede en el ámbito federal. Pero en la medida que reiteremos el compromiso de los esfuerzos conjuntos, estoy seguro que tenemos mayores posibilidades de dar mejores resultados. Los gobernadores se recargan en la Guardia Nacional.. y por supuesto que todos solicitan mayores elementos, pero por supuesto no es posible conceder todos sus planteamientos".

Y sobre su renuncia –a diferencia de lo dicho en San Lázaro-, dejó claro "una vez que se asume la responsabilidad hay que cumplir en los mejores términos. Y si llegado el momento no hay posibilidad de seguir aportando de manera eficaz, transparente, honesta y comprometida, tampoco tengo ningún problema para retirarme. Estos puestos no son para disfrutarse, ni se buscan ni se renuncian. Tampoco se eluden".