En México, un incidente de tránsito termina en sentencia por secuestro

"En México, un incidente de tránsito termina en sentencia por secuestro"

La serie documental que se estrena el 23 de noviembre desnuda los problemas que persisten en el sistema de justicia penal y la facilidad para encarcelar inocentes

NACIÓN
  • MARILUZ ROLDÁN
  • 19/11/2021
  • 07:59 p.m. hrs
  • Escuchar

Un vehículo color verde avanzaba cuando de pronto una camioneta gris lo golpeó en uno de los costados. Ambos se detuvieron frente a una gasolinera, Héctor tomó unas pinzas y se bajó del automóvil a reclamar al conductor de la camioneta, al acercarse por la ventanilla sólo pudo observar un arma apuntándole, escuchó la detonación y luego vio la sangre corriendo por su mano. 

Héctor corrió, cruzó la gasolinera y avanzó algunos metros más mientras lo perseguían, el sonido de una patrulla acercándose le hizo pensar que estaría a salvo, pero no fue así, cuando los elementos lo encontraron, lo esposaron y le dijeron que estaba detenido por secuestro. 

Desde la gasolinera, Gonzalo y Juan Luis observaron toda la escena y también fueron detenidos. A nueve kilómetros de distancia, Darwin iba en la camioneta del trabajo cuando escuchó las sirenas, "vienen por nosotros", bromeó con su jefe, sin saber que efectivamente lo detendrían. Los cuatro hombres, quienes no tenían relación alguna, fueron acusados por el mismo secuestro.  

Así comienza la historia que Roberto Hernández relata en Duda Razonable: Historia de dos secuestros, la serie documental de Netflix que se estrena el 23 de noviembre, en la que desnuda los problemas que persisten en el sistema de justicia penal y en la que muestra la facilidad con la que se encarcela a inocentes, sin pruebas y sólo por haber estado en el lugar equivocado. 

"Nuestro sistema de justicia, en lugar de impartir justicia, logró transformar un incidente de tránsito menor en una sentencia de 50 años de cárcel y eso creo que es aterrador como resultado", enfatizó Hernández. 

A 10 años de Presunto Culpable, persisten fallas en el sistema judicial 

En entrevista con La Silla Rota, Hernández, quien hace 10 años realizó el documental Presunto Culpable, relató que en ese lapso sí hubo cambios en el sistema penal, ya que con los juicios orales ahora las audiencias quedan registradas en una grabación. 

Sin embargo, destacó que es un cambio insuficiente y la justicia sigue fallando en muchos aspectos. El abogado detalló que algunos de los errores son que la policía no está en condiciones de investigar, mientras que los Ministerios Públicos tienen demasiadas atribuciones -custodia, investigación y litigio de los casos-  que abren la puerta a prácticas como la tortura


"Por ejemplo vemos en Duda Razonable que a estas personas, a Héctor, Gonzalo, Juan Luis y Darwin, los tienen detenidos en la Agencia del Ministerio Público o en la Fiscalía de Alto Impacto como le llaman ellos en Villahermosa, Tabasco. Los torturan, los golpean,  los maltratan, fabrican evidencia ilegal en contra de ellos y se usa ese espacio de detención para obtener una orden de aprehensión de manera express y a modo, que les ejecutan a la hora que se termina este plazo de 48 horas que está establecido en la Constitución en México", señaló. 

"Si no sabemos lo que estoy narrando, lo que vamos a seguir viendo son arbitrariedades, torturas, maltratos e impunidad. Es un sistema que no está proveyendo justicia ni seguridad pública, ni ayudando a cerrar casos relevantes", enfatizó.

Durante las entrevistas que realizó a personas privadas de su libertad en Macuspana y Villahermosa, Hernández encontró que la tortura sigue siendo una de las prácticas más comunes y que el maltrato varía según el delito que cometieron. 

Explicó que de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) 79% de las personas que están en la cárcel dijeron haber sido torturadas. En el caso de quienes son acusados de secuestro, aumenta a 96%, mientras que disminuye a 60% en quienes son señalados por incumplir pensiones. 

"El sistema permite que los prejuicios generen apariencia de culpabilidad" 


El sábado 20 de junio de 2015 fue el día en el que se entrelazó la vida de Gonzálo, Héctor, Juan Luis y Darwin, quienes fueron acusados del secuestro de una mujer, que es hermana del hombre que disparó en la gasolinera. Hernández y el abogado luchan por desmenuzar los hechos para que estos hombres queden en libertad, pero se topan con obstáculos que hasta la fecha hacen que tres de ellos sigan en la cárcel. 

Al ser cuestionado sobre a qué atribuye la saña de las autoridades contra los cuatro hombres a quienes buscan mantener en prisión a toda costa, Hernández respondió: "La verdad es que es una muy buena pregunta, me encantaría saber la respuesta, igual que tú no entiendo porque se enseñaron con estas personas, y me da la impresión de qué tenemos un sistema que permite qué nuestros prejuicios acerca de las personas se magnifiquen y que en lugar de mirar críticamente las hipótesis que tenemos, la evidencia que tenemos, dejamos que esos prejuicios, que esos estereotipos generen una apariencia de culpabilidad". 

Hernández recordó que algunos de ellos tenían problemas de alcoholismo y adicciones, condiciones de su historia de vida que lamentablemente los vuelven vulnerables a este tipo de acciones. 


"Estamos acostumbrados a que por la pura apariencia de culpabilidad, pues a las personas se permita que se les acuse, que se les encarcele de manera injusta, y el sistema explota las vulnerabilidades de estas personas, en lugar de proteger a personas vulnerables como ellos, entonces eso es lo que preocupa y eso es lo que tenemos en las cárceles hoy, eso es lo que vi", destacó. 

"En la cárcel hay más inocentes que grandes capos" 




 

Uno de los mensajes más aterradores de esta serie documental es que cualquiera podría tener la misma suerte que los cuatro hombres que fueron encarcelados injustamente, como lo recuerda el abogado Andrés Andrade en el trailer de la serie, al decir que si las personas supieran lo que ocurre tendrían miedo de salir de sus casas. 

"No tenemos en la cárcel a las grandes bandas, a los grandes capos, a los secuestradores, la población de secuestradores es la que más proporción de personas inocentes tiene en México, me parece que sólo el 30% de las personas que están en la cárcel, le dijeron a los encuestadores del Inegi que son responsables del delito por el cual estaban en la cárcel", señaló.

Hernández explicó que esta serie documental también muestra cómo se fabrican casos y cómo las autoridades consideran que está bien manipular evidencia, así como torturar a las personas con tal de que haya una sentencia condenatoria, a pesar de que hay evidencias de los contrario. 

"Yo creo que es una buena investigación, muy robusta cuantitativamente, es una muy buena descripción visual cinematográfica de lo que está ocurriendo, desgarradora al final del camino, porque por muy buen abogado que le pudimos poner y a pesar de los años y de que son inocentes y a pesar de la tortura que le tocó padecer, no se ha encontrado a un poder judicial sensible para desanudar este enredo y devolverles la libertad todavía", enfatizó.

fmma