NACIÓN

En columna, Duarte exhibe a Yunes; acusa pacto con Chong

El exgobernador de Veracruz detalló en la columna titulada “El PRI azul” una presunta campaña de desprestigio en su contra que causó su “inmerecida” fama

  • REDACCIÓN
  • 08/09/2019
  • 13:02 hrs
  • Escuchar
En columna, Duarte exhibe a Yunes; acusa pacto con Chong
Javier Duarte de Ochoa, gobernador de Veracruz de 2010 a 2016. (Cuartoscuro)

Javier Duarte, exgobernador de Veracruz (2010-2016), acusó que una campaña de desprestigio en su contra se derivó de un pacto entablado durante las campañas presidenciales de 2012 entre Miguel Ángel Osorio Chong y el político del mismo nombre pero de apellidos Yunes Linares.

Lo anterior al presagiar una derrota del círculo cercano a Yunes en las próximas elecciones internas del Partido Acción Nacional (PAN) y una migración hacia el Revolucionario Institucional, con el fin de apropiarse de un PRI “destruido, sin liderazgos, sin estructura, sin recursos y encabezado por un trabajador del ayuntamiento que gobierna uno de sus hijos”, apunta Duarte.

En la columna titulada “El PRI azul” y publicada en Imagen del Golfo -y que el propio Duarte de Ochoa asegura que se trata de una primera entrega-, el exgobernador priísta precisó que el pacto se gestó como una traición por parte de Yunes y sus hijos a la entonces candidata presidencial del PAN, Josefina Vázquez Mota

“Yo personalmente lo puse en contacto con el candidato del PRI a la Presidencia, Enrique Peña Nieto, con su Coordinador de campaña, Luis Videgaray y con el Secretario de Organización del CEN del PRI, Miguel Ángel Osorio Chong”, aseguró.

Tras el pacto, el equipo de campaña de Enrique Peña Nieto se habría adelantado a los movimientos del PAN, los cuales eran informados por Yunes. 

En este sentido, Duarte asevera que el primer favor que el veracruzano habría pedido a Osorio Chong una vez que fuera designado Secretario de Gobernación, fue el continuar con la asignación de 35 elementos de seguridad de la Policía Federal para su protección personal y la de su familia.

“Posteriormente en una reunión que sostuvo Yunes en las oficinas particulares de Osorio Chong en la Avenida Reforma esquina Arquímedes en la Ciudad de México acordaron una estrategia para que Yunes Linares pudiera llegar a ser Gobernador del tercer estado con el mayor padrón electoral del país en el 2016 y este a cambio se comprometía en apoyar a Miguel Ángel Osorio en sus aspiraciones presidenciales en el 2018”.

LA ESTRATEGIA

Aquí es donde comenzó la campaña de desprestigio en contra de Javier Duarte, según expuso el exgobernador, la cual tenía el objetivo de “posicionar al yunismo como el único grupo opositor al régimen local sin tocar nunca al gobierno federal”.

“El que escribe esta columna se ganó inmerecidamente la fama de ser un excelente ‘operador político’ lo cual es totalmente una falacia ya que los triunfos electorales del PRI durante el tiempo que fui Gobernador del Estado no fueron gracias a mí, fueron producto del trabajo físico y político arduo de todo un equipo conformado por miles de mujeres y de hombres comprometidos con una sola causa: la victoria democrática que permitiera el desarrollo y el bienestar de los veracruzanos, esa era nuestra bandera e ideología política y estábamos absolutamente convencidos de ello”, escribió Duarte.

A forma de contraataque, precisó, en noviembre de 2014 realizó “el movimiento estratégico más importante” de su administración estatal: el proponer a EPN una reforma a la Constitución local para homologar el calendario local con el federal, lo que significaba que el próximo Gobierno de Veracruz sería de 2 años.

“¿Porqué (sic) lo hice? Primero, porque uno de los temas con los que más batallé durante mi gobierno es que los intereses federales eran distintos a los intereses locales dado que cuando un gobierno iba iniciando el otro iba prácticamente a la mitad ya y eso iba en detrimento de la sociedad veracruzana al no contar con los apoyos ni los recursos públicos necesarios que Veracruz requiere; y Segundo, porque advertía una posibilidad muy factible de derrota electoral por las razones anteriormente ya descritas (lo cual sucedió)”.

Tras el anuncio de la reforma -a la que, según Duarte, Peña Nieto no se pudo negar por el “espaldarazo” que resultó ser la Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno organizada en Veracruz en medio de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa-

el expriísta fue citado en las oficinas de Osorio Chong.

“Ahí cómo (sic) si fuera un niño de primaria a quien su maestro le llamara la atención fui reprendido por Osorio Chong, se dolía que lo había brincado y que todo lo que tuviera que ver con las entidades federativas tenía que pasar por él, a lo que yo le respondí que mi jefe político era el Presidente Peña”, aseguró.

Dicho movimiento, precisó, hizo que la estrategia cambiara para “golpear” a Duarte desde dentro del Gobierno del Estado.

“Así fue como inició una campaña (la de Héctor Yunes Landa) sin pies ni cabeza, desangelada, sin emoción, en Veracruz en el 2016, siendo la única estrategia del candidato priísta golpear al gobierno priísta en el poder, sin dejarme opinar, recuerdo un episodio cuando me pidieron que no asistiera a la toma de protesta del candidato en el WTC en Boca del Río”.

 

 

djh