NACIÓN

Emilio Lozoya, entre Panama Papers y Odebrecht

En La Silla Rota te damos a conocer cómo se le involucró a Lozoya en dos grandes revelaciones periodísticas a nivel internacional

  • MARLENE VALERO
  • 14/08/2017
  • 00:00 hrs
  • Escuchar
Emilio Lozoya, entre Panama Papers y Odebrecht
Emilio Lozoya, entre Panama Papers y Odebrecht. (Especial)

El ex director de Petróleos Mexicanos (Pemex), Emilio Lozoya Austin recibió más de 3 millones 140 mil dólares en 2012 por parte de la constructora brasileña Odebrecht, así lo reveló este lunes Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI).

De acuerdo con el grupo de periodistas, fue durante el proceso electoral de ese año, cuando Lozoya era coordinador de Vinculación Internacional de la campaña presidencial de Enrique Peña Nieto.

Una vez resultado electo el ahora presidente de la República, Emilio Lozoya fue nombrado director de Pemex, cargo desde donde negoció con la empresa Odebrecht otros seis millones de dólares en sobornos para la adjudicación de contratos de obra pública.

Las transferencias fueron a través de empresas fantasma creadas en las Islas Vírgenes, ligadas al exfuncionario federal y revelado también por la investigación periodística conocida como Panama Papers.

En La Silla Rota te damos a conocer cómo se le involucró a Lozoya en dos grandes revelaciones periodísticas a nivel internacional: Panama Papers y el caso Odebrecht.

Todo comenzó en abril del 2016, cuando el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, por sus iniciales en inglés) reveló una lista de empresarios, políticos, jefes de estado, personas del medio artístico y deportivo, que crearon sociedades ‘offshore’ para evadir impuestos y ocultar dinero a través de estas empresas fantasma.

Esta filtración, conocida como la más relevante en la historia fue de los documentos originales del despacho panameño de Mossack Fonseca, el encargado de crear estas sociedades ocultas para diferentes personajes alrededor del mundo.

En los documentos aparecieron personas cercanas al presidente de Rusia, Vladimir Putin; el mandatario argentino Mauricio Macri; el padre del entonces primer ministro de Inglaterra, David Cameron y otras figuras reconocidas como el cineasta Pedro Almodóvar, el jugador de fútbol Lionel Messi, entre otros.

En México, los principales nombres que surgieron fueron: Juan Armando Hinojosa Cantú, presidente de Grupo Higa; Omar Yunes Márquez, hijo del gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes y Ricardo Salinas Pliego, presidente de Grupo Salinas.

Pero, también entre los 11.5 millones de documentos filtrados al ICIJ se encontraba una copia del pasaporte del entonces director de Pemex (2012-2016), Emilio Ricardo Lozoya Austin, quien había tenido acercamiento con Mossak Fonseca.

Su intención era adquirir una empresa en Dubai, de acuerdo con el ICIJ, era crear una empresa offshore en Dubai, a través de este polémico despacho de abogados. Sin embargo, los documentos no detallaban si se concretó la creación o se realizó alguna transacción de recursos por parte Lozoya.

En ese entonces, al revelarse las filtraciones de su pasaporte en los documentos de Mossack Fonseca, Lozoya se deslindó del despacho; afirmó que antes de fungir como director de Pemex, era empresario y fungió en el ámbito financiero internacional.

“Niego categóricamente haber registrado o creado alguna empresa en Panamá, o que haya tenido o tenga cuentas bancarias en ese país. Es posible que en alguna transacción antes de ser funcionario público, cierta contraparte empresarial con la que haya tratado a nivel internacional, intentó crear esta estructura, la cual, de ser el caso, nunca se concretó”, dijo en un comunicado en abril del 2016.

A pesar de ello, el Servicio de Administración Tributaria (SAT) inició una investigación contra 33 empresarios y ex funcionarios de Pemex, incluido el exdirector de la paraestatal.

Con lo que no contaba Emilio Lozoya, es que meses más tarde, en diciembre del 2016, se reveló también una investigación contra la empresa brasileña Odebrecht, la cual pagó sobornos millonarios a altos funcionarios en todo el mundo, para obtener contratos de obra pública.

Algunos nombres de los involucrados en las filtraciones Panama Papers utilizaron al despacho Mossack Fonseca para crear sociedades offshore con el fin de mover y esconder el dinero que habían recibido de los sobornos por parte de la constructora Odebrecht.

Además, en las declaraciones de directivos de la empresa brasileña ante el Departamento de Justicia de Estados Unidos, se reveló que pagaron sobornos a “un alto funcionario” de Pemex, para recibir los contratos de obras en México, durante 2013, año en que Ernesto Lozoya fungía como director general.

Se trató de proyectos como la construcción del gasoducto Los Ramones Fase II Norte, que va de Nuevo León a San Luis Potosí; la planta petroquímica Etileno XXI, en Veracruz; así como un proyecto de acondicionamiento en la refinería de Tula, en Hidalgo.

Por esta razón, la Procuraduría General de la República (PGR) inició también una investigación en Pemex. En febrero de este año, el titular, Raúl Cervantes viajó a Brasil para obtener más información del caso. Sin embargo, hasta el momento, ni la PGR ni el SAT han tomado acciones contra el exdirector de Pemex.

Ahora, Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad dio a conocer el estado de financiero de la cuenta Meinl Bank de Antigua, propiedad de Odebrecht donde aparecen siete transferencias a Latin America Asian Capital Holding, señalada por delatores de la empresa brasileña ante la justicia como propiedad de Emilio Lozoya

fmma