NACIÓN

“El Vicentillo”, el hijo de “El Mayo”, sentenciado a 15 años de prisión

Esta mañana, uno de los herederos del cártel de Sinaloa fue sentenciado en Estados Unidos a 15 años de prisión; detenido en 2009 solo le faltarían cinco años por cumplir

  • RODRIGO GUTIÉRREZ GONZÁLEZ
  • 30/05/2019
  • 12:10 hrs
  • Escuchar
“El Vicentillo”, el hijo de “El Mayo”, sentenciado a 15 años de prisión
“El Vicentillo”, el hijo de “El Mayo”, sentenciado a 15 años de prisión (Foto Especial)

Vicente Zambada Niebla, “El Vicentillo, primogénito de Ismael Zambada García, “El Mayo, líder fundador del cártel de Sinaloa, podría salir de prisión en cinco años, para 2024; aunque, incluso, por buen comportamiento podría salir en tres años.

Esto, luego que fuera sentenciado en Chicago, Estados Unidos, por 15 años de prisión, pena menor a la que solicitaba la fiscalía estadunidense, la cual era de 17 años.

Además de los 15 años de prisión, Zambada Niebla recibió de sentencia cinco años más de libertad condicional.

El Vicentillo” escapó de la cadena perpetua que regularmente reciben los grandes capos de la droga –como es su caso– debido a su alta cooperación con las autoridades estadunidenses, el arrepentimiento que ha demostrado en sus diez años de reclusión y su declaración de culpabilidad.  

Vicente Zambada Niebla nació en marzo de 1975, su padre es  “El MayoZambada, un capo de las drogas que ha trabajado más de 50 años en el negocio y no ha pisado la prisión ni una sola vez, su madre, por otra parte, es Rosario Niebla Cardoza.

Zambada Niebla, junto con otros hijos de capos de la droga, formó parte de la primera generación de "narcojuniors".

Se trata de jóvenes que estudiaban en escuelas de excelencia, principalmente en el extranjero, donde se preparaban para liderar la "empresa" de sus padres, ya no serían agricultores que incursionaron en el narcotráfico, sino empresarios al frente de trasnacionales criminales.

Como fue creciendo, “El Vicentillo” se hizo de poder en la organización de su padre, quien compartía el liderato con Joaquín Guzmán Loera, “El Chapo”.

Zambada Niebla fungió como Coordinador logístico de la organización criminal para importar a México droga procedente de Centroamérica, así como Sudamérica y luego trasladarla a Estados Unidos.

El Vicentillo” utilizaba desde barcos, aviones, submarinos, trenes, camiones y hasta automóviles para trasladar la droga.

El primogénito de “El Mayo” fue detenido el 19 de marzo de 2009, en una zona exclusiva de la Ciudad de México, para –al poco tiempo– ser extraditado a Estados Unidos.

En tierras norteamericanas, Zambada Niebla acusó a la Administración para el Control de las Drogas (DEA, por sus siglas en inglés) de tener un pacto con el cártel de Sinaloa.

A cambio de impunidad a su organización, “El Vicentillo” daba información a la DEA de cárteles rivales. Y no solo a la DEA, también a otras autoridades estadunidenses como el FBI y el ICE.

También relató que su captura se trató de una "entrega", pues dos días antes se reunió con autoridades estadunidenses negociando impunidad.

Las palabras del "narcojunior" no fueron bien recibidas e incluso la justicia norteamericana, quien las calificó como falsas.

Fue entonces cuando el papel de “El Vicentillo” dio un nuevo rumbo, se convirtió en un testigo protegido del gobierno de Estados Unidos.

En esta posición, Zambada Niebla delató operaciones de la organización criminal de su padre, “El -Mayo” y del compadre de este, “El Chapo”.

Información de “El Vicentillo” logró, según autoridades estadunidenses, la detención de Joaquín Guzmán Loera, el 22 de febrero del 2014, así como la de Dámaso López Núñez, “El Licenciado”, en mayo del 2017.

Por su fuera poco, fue parte de los testigos de la fiscalía de Nueva York durante el juicio contra “El Chapo, donde resultó culpable y espera un sentencia el mes próximo, el cual muy probablemente sea una o varias cadenas perpetuas.

Durante su juicio en Chicago, Zambada Niebla aseguró que intentó dejar la organización criminal en diversas ocasiones, pero fracasó.

Documentos de la fiscalía sostienen que "El Vicentillo" nunca tuvo interés de formar parte del negocio de las drogas, en un principio, sin embargo, al ser su entorno natural nunca pudo escapar completamente de ella.

Para alejarse del narcotráfico y la violencia intentó huir junto con su familia fuera del país, a España, luego a Canadá, pero siempre regresaba al seno criminal y bajo el resguardo de "El Mayo", por el temor a que los enemigos de su padre los encontraran y los mataran.

Zambada Niebla utilizó la estrategia de defensa que usó su medio hermano, Serafín Zambada Ortiz, quien detenido en 2013 en Estados Unidos, se declaró culpable, se dijo arrepentido por los crímenes que cometió y prometió buscaría rehacer su vida fuera del narcotráfico.

Así Serafín Zambada Ortiz solo recibió 66 meses de prisión, actualmente está libre.    

Un poco antes de que comenzara el juicio de Guzmán Loera, “El Vicentillo” se declaró culpable, hoy recibió condena.