NACIÓN

El regalo de San Valentín que nunca le llegó a Emma Coronel (Fotos y video)

Una monja había previsto que este 14 de febrero la esposa de "El Chapo" tendría una buena noticia sobre el juicio de el capo, pero no fue así

  • REDACCIÓN
  • 14/02/2019
  • 17:47 hrs
  • Escuchar
El regalo de San Valentín que nunca le llegó a Emma Coronel (Fotos y video)
Emma esperaba un regalo este 14 de febrero, pero no lo recibió. (Especial)

Al concluir el juicio de Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera varias personas en la Corte Federal de Brooklyn pensaron que las deliberaciones del jurado serían fáciles y rápidas, aunque ello no ocurrió.


En el segundo día, los 12 miembros del jurado ya habían pedido varios testimonios de testigos colaboradores, lo que generó un ánimo de felicidad entre los abogados del mexicano.

Emma Coronel estaba tranquila, apoyada por una religiosa que acudió diario a la Corte para rezar por Guzmán Loera. La fe de la evangelista la hizo decir que “El Chapo” saldría libre y sería el mejor regalo del 14 de febrero, Día de San Valentín, para su esposa. ¿Qué pruebas tenía para ello? Ninguna, sólo la esperanza.

Coronel hablaba poco sobre el caso, pero una vez dijo que no tendría que volver escribirle a su esposo: “No tendré que escribirle, porque Joaquín va a volver a la casa”.

Fueron cinco días y algunas horas de deliberaciones. La religiosa creía lo mismo. Él saldría libre y ello sería anunciado el Día de San Valentín.

En punto del mediodía del 12 de febrero, una asistente de la Corte entregó una nota, escrita en un papel amarillo, a uno de los guardias en la sala donde se desarrolló el juicio. Dijo “veredicto”. Una reportera logró leerle los labios. Emma Coronel había salido de la sala. La locura comenzó con el ingreso de fiscales, ayudantes de la defensa.

El jurado ingresó a las 12:24 horas, Coronel había vuelto. El juez Brian Cogan leyó el veredicto. Repitió 10 veces “culpable”. Ninguna de las predicciones de la religiosa se cumplieron. La esposa de “El Chapo” no recibió un buen regalo de San Valentín.

JGM