El país de los 91 mil muertos: violencia imparable

El país de los 91 mil muertos: violencia imparable

A partir de 2015, las víctimas de homicidio doloso y feminicidio crecen año con año

NACIÓN
  • MARCOS MUEDANO
  • 19/07/2021
  • 09:30 p.m. hrs
  • Escuchar

México superó la cifra de las 90 mil víctimas de homicidio doloso y feminicidio durante el sexenio del presidente Andrés Manuel López Obrador, la más violenta al iniciar el sexenio.

De acuerdo con el último reporte del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), entre los meses de diciembre de 2018 y junio de 2021, se han reportado 91 mil 620 muertes en las 32 entidades del país.

Los registros hechos a partir de reportes de los Ministerios Públicos de fiscalías y procuradurías de las 32 entidades federativas, indican que 89 mil 64 víctimas (mujeres y hombres) son de homicidio doloso.

Mientras que en el caso de feminicidio se tiene el registro de dos mil 556 víctimas durante el mismo periodo.

Los reportes mensuales y anuales que emite el SESNSP indican que, en el caso de homicidios dolosos, durante el mes de diciembre de 2018, se registraron dos mil 892 víctimas; en 2019, 34 mil 681; en 2020, 34 mil 554, mientras que entre los meses de enero y junio de este año se han documentado 16 mil 397.

En lo que corresponde a feminicidio, en diciembre de 2018 hubo 100 víctimas; en 2019, 917; en 2020, 977; y entre los meses de enero y junio de este año se tiene el registro de dos mil 556 víctimas.

De acuerdo con la información del SESNSP, en el caso de homicidio doloso, las entidades con más víctimas son: Guanajuato, Baja California, Estado de México, Jalisco, Chihuahua y Guerrero. En feminicidio, los estados con más muertes son: Estado de México, Veracruz y Ciudad de México.

El gobierno federal ha asegurado que se han logrado contener las víctimas de ambos delitos, sin embargo, los datos muestran que este es el sexenio más violento en la historia reciente de México, por arriba del de Felipe Calderón, cuando inicio la llamada guerra contra el narcotráfico.

LA VIOLENCIA IMPARABLE

Los datos que reporta el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), a partir de registros emitidos por las procuradurías y fiscalías de las 32 entidades federativas, serán un parteaguas en la historia reciente de México, al confirmar el inicio más violento (de diciembre de 2018 a junio de 2021) de un sexenio.

Las víctimas de homicidio doloso y de feminicidio comenzaron a ser transparentadas a partir del año 2015, luego de que el Consejo Nacional de Seguridad Pública aprobó el acuerdo 09/XXXVI/14, para que se informaran los registros individuales de algunos delitos, entre ellos, homicidio doloso y feminicidio.

De acuerdo con los datos del SESNSP, a partir de 2015, las víctimas de homicidio doloso y feminicidio crecen año con año. En 2015, cuando se hicieron públicos los informes, hubo 18 mil 312 víctimas por ambos delitos; en 2016, 23 mil 187; en 2017, 29 mil 636; mientras que en 2018 se cometieron 34 mil 654 crímenes.

Según los registros del SESNSP, entre los meses de diciembre de 2018 y mayo de 2021, la estela de violencia en el país ha cobrado la vida de 88 mil 841 personas (mujeres y hombres). De ellas, 86 mil 370 son víctimas de homicidio doloso, mientras que dos mil 471 son de feminicidio.

Durante este sexenio, el promedio de muertes mensuales, aún durante la pandemia, es de más de dos mil 800 muertes.

En el sexenio del presidente López Obrador, los datos del SESNSP indican que, en diciembre de 2018, hubo dos mil 992 víctimas por homicidio doloso y feminicidio; en 2019, 35 mil 652; y el año pasado, 35 mil 531. Pero, entre los meses de enero y mayo de 2021, han muerto 14 mil 666 mujeres y hombres de forma violenta.

La incidencia delictiva que dé a conocer el SESNSP, también dejará un precedente en el número de carpetas de investigación iniciadas por los ministerios públicos por ambos delitos. 

 

Hasta el momento, en el sexenio de López Obrador se han abierto 75 mil 295 expedientes por ambos delitos, cifra superior al mismo periodo (los primeros 31 meses) de los últimos dos sexenios.

De acuerdo con los datos mensuales del SESNSP, en los primeros 31 meses (diciembre de 2006-mayo de 2009) del sexenio de Felipe Calderón Hinojosa se registraron 25 mil 697 averiguaciones previas por homicidio doloso y feminicidio.

En el mismo periodo, pero del gobierno de Enrique Peña Nieto (de diciembre de 2012 a mayo de 2015), los reportes del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública indicaron que se abrieron 40 mil 979 expedientes por ambos crímenes.

La violencia incontenible durante este sexenio se registra a pesar de las promesas que ha hecho Andrés Manuel López Obrador –en campaña, al ser electo y al asumir la presidencia– de disminuir la violencia y regresar la paz a los mexicanos.

El mandatario ha basado su estrategia contra la inseguridad y el crimen organizado en programas sociales –a través de la entrega de becas a jóvenes–, el inicio de operaciones de la Guardia Nacional, en el ataque financiero a los activos del crimen organizado, así como en frases como: “abrazos, no balazos”, “fuchi, guácala”, “fuchi, caca” y “los voy a acusar con sus mamás y abuelos”.

“No más asesinatos, ya no va a haber masacres porque hasta los heridos son rematados, eso ya no, eso es inhumano no puede ser que se les abandone a los jóvenes y cuando toman el camino equivocado de la delincuencia se les masacra […] Aunque estén queriendo cuestionarme vamos a buscar otra estrategia, vamos a atender las causas y vamos a conseguir la paz y vamos a hablar con todos”, dijo el 12 de abril de 2018.

El 22 de abril de 2019, luego de matanza (el 19 de abril) de 13 personas en Minatitlán, Veracruz, el presidente afirmó que “en seis meses ya van a estar operando todos los programas […] lo tercero es que ya la autoridad no es el problema, antes el problema era la autoridad, había que andar con la mano en la bolsa, cuidando la cartera cuando se visitaba una oficina pública, porque la corrupción estaba en el gobierno”.

“Ahora hay justicia para el pobre y en materia de seguridad ya no manda la delincuencia organizada, ya no hay torturas, desapariciones, ni masacres, se respetan los derechos humanos y se castiga al culpable, sea quien sea", expresó el 1 de septiembre de 2020.

“Hemos avanzado, ahora sí que yo tengo otros datos. Y no es una burbuja, porque no me gusta el autoengaño, eso corresponde a los demagogos y a los hipócritas. Nosotros tenemos dificultad para reducir como quisiéramos el delito de homicidio, pero, que esto es importante, hemos logrado contener el crecimiento que se traía en homicidios, incluso hay una disminución desde que llegamos, si quieres marginal, del 3%”, aseguró el 5 de julio de 2021.

GOBIERNO RECONOCE ALZA EN FEMINICIDIOS

(reformular, es texto de El financiero) Los feminicidios han aumentado 3.3 por ciento durante el primer semestre de 2021, en comparación con el mismo periodo del año pasado, informó este miércoles Rosa Icela Rodríguez, secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC).

De enero a junio de 2021 ha habido un total de 508 asesinatos en contra de mujeres, frente a los 492 feminicidios del mismo periodo en 2020.

En todo 2020 hubo un total de 977 asesinatos de mujeres. Este año, el mes más mortal para las mujeres ha sido febrero, con 99 feminicidios.

Las violaciones también aumentaron 32.6 por ciento, con 10 mil 458 casos entre enero y junio de este año, en comparación con los 7 mil 885 casos registrados el año pasado.


UNA RESPONSABILIDAD COMPARTIDA

Gerardo Rodríguez Luna, coordinador académico del Centro de Estudios sobre Impunidad y Justicia de la Universidad de las Américas Puebla (UDLAP), asegura que la violencia, con la que se cometen homicidios dolosos y feminicidios, es una responsabilidad compartida entre la federación y los gobiernos estatales.

En entrevista con La Silla Rota, Rodríguez Luna mencionó que la violencia en México durante el sexenio puede ser el parteaguas que marque el sexenio de López Obrador. El aumento de ambos crímenes, puede ser la tumba política del presidente, según dice.

“Más que para un gobierno, es para todos los gobiernos. Creo que tenemos que dejar de responsabilizar al gobierno federal. La responsabilidad es compartida entre los estados y la federación. Hay que ser muy claro. Es un fracaso del gobierno federal y de las 32 entidades”, comenta.

El también especialista en seguridad nacional, explica que la violencia en México, a través de los homicidios y feminicidios, es una responsabilidad compartida del gobierno federal y de los 32 gobernadores del país.

“Es un problema estructural, que se origina en el que, a los gobiernos, no les interesa intervenir, ni castigar los homicidios que se cometen en el país. No debe de quedar duda de la impunidad. Mientras que la federación y los estados no manden el mensaje de que hay cero tolerancias contra los homicidios y feminicidios, México seguirá inmerso en una pandemia de ambos delitos”.

Rodríguez Luna mencionó que, mientras los gobiernos estatales no comprendan que es su responsabilidad prevenir e investigar, nunca se van a terminar, porque mientras no se indague y castigue, no habrá cambio.

“Está demostrado que los homicidios no son responsabilidad del gobierno federal por el enfrentamiento con grupos armados con grupos del crimen organizado. En mi opinión, los crímenes se cometen porque los homicidas no ven un costo al cometer el crimen". 

“Los homicidios y feminicidios son responsabilidad de los gobiernos estatales, policía y ministerio público. Mientras no se tenga claro, ninguna política pública va a funcionar. Se necesita mayor coordinación. Esto es algo que se ha dicho durante muchos años, pero nadie asume su responsabilidad”, asegura.

mjp