NACIÓN

El origen del Cártel Jalisco Nueva Generación: entre sangre y fuego

“Los Torcidos”, liderados por “El Mencho” derrotarían a “La Resistencia” para controlar el tráfico de drogas en Jalisco

  • JOSÉ GUADERRAMA
  • 14/08/2019
  • 14:41 hrs
  • Escuchar
El origen del Cártel Jalisco Nueva Generación: entre sangre y fuego
"La Resitencia" fue derrotada por el "Mencho". (Especial)

La Resistencia” y “Los Torcidos” o posteriormente bautizados como Cártel Jalisco Nueva Generación nacieron a partir de la división del cártel del Milenio que operó en la entidad a finales de la década de los noventa y a principios del nuevo siglo.

El ser aliados y hasta compañeros de actividades ilícitas no fue suficiente para que ambas células desencadenaran una brutal guerra en las calles de Guadalajara y de otros municipios de la entidad.

Las autoridades consideran que a la muerte de Ignacio “Nacho” Coronel detonó que la organización del Milenio se fraccionara: “La Resistencia”, encabezada por Ramiro Pozos, “El Molcas”, y el Cártel Jalisco Nueva Generación, fundado por “El Mencho” y Erick Valencia Salazar, “El 85”, éste último detenido en marzo de 2012 y liberado en 2018.

Pozos siempre fue incondicional a la familia Valencia, que tuvo dificultades con Coronel, responsable de plaza del cártel de Sinaloa en Guadalajara, por lo que para quitarse de encima a los hermanos Óscar Orlando Nava Valencia, “El Lobo”, y Juan Carlos Nava Valencia, “El Tigre’, buscó a Nemesio Oseguera Cervantes, “El Mencho”, entonces encargado de la seguridad de Óscar Orlando, para traicionar a su jefe.

Al ser detenidos los hermanos, “El Molcas” acusó al Mencho y a Erick Valencia “El 85” de traidores, por lo que juró vengar a sus jefes.

Ramiro buscó apoyo de “La Familia Michoacana” y “Los Zetas” para enfrentar al CJNG, grupo aliado a Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera.

Por varios meses ambas organizaciones antagónicas pintaron de rojo Guadalajara y ocasionaron dos de las matanzas más cruentas en la historia del México moderno, parecía una lucha sin cuartel que las autoridades eran incapaces de detener.

Situaciones como el debilitamiento de los aliados al “El Molcas” originaron un cambio en la pugna por el control del tráfico de drogas en Jalisco; aunado a la captura de los líderes de “La Resistencia” provocó el ocaso de ésta organización criminal.

El propio Pozos vaticinó que en los próximos años se desencadenaría una guerra entre la gente de “Los Cuinis” y “El Mencho” contra el Cártel de Sinaloa por la producción de drogas sintéticas, el tráfico de drogas y el lavado de dinero en los estados del occidente del país.

JGM