NACIÓN

“El Ojos” y sus vínculos con el Cártel de Sinaloa

Felipe de Jesús Pérez Luna se relacionó desde hace 15 años con secuestradores y capos de primer nivel para extender y fortalecer su operación en la zona oriente

  • JULIO PÉREZ
  • 24/07/2017
  • 00:00 hrs
  • Escuchar
“El Ojos” y sus vínculos con el Cártel de Sinaloa
“El Ojos” y sus vínculos con el Cártel de Sinaloa. (Especial)

La actividad criminal de Felipe de Jesús Pérez Luna "El Ojos" dio un giro cuando conoció a Héctor Peralta Vázquez "El Papis", un secuestrador que le ayudó a que se transformara de ladrón común a narcotraficante.

Así lo revela parte del trabajo de Inteligencia que durante años elaboró la Procuraduría General de la República (PGR) y la Secretaría de Seguridad Pública capitalina (SSP) que se coordinaron para abatir el jueves pasado al capo de Tláhuac en la colonia Conchita Zapotitlán, junto con siete personas más de su grupo.

 "El Papis" habría reclutado a "El Ojos" en 2002, cuando el primero estaba recluido y lo puso a cargo de vendedores de droga en las colonias La Draga, Villa Panamericana y Juan de Dios Peza, en la mencionada delegación.

En ese momento, de acuerdo con los informes, "El Ojos" sobornó a asociaciones de mototaxistas para que vendieran cocaína y mariguana, y le reportaba el 40 por ciento de las ganancias a "El Papis".

Este hombre tenía un largo historial delictivo, pues formó parte de la banda de secuestradores de Andrés Caletri, a quien incluso ayudó a fugarse del Penal de Santa Martha Acatitla en 1992.

En 1997, “El Papis” fundó su propia banda y fue arrestado en 2001, acusado de cuatro  secuestros.

A través de "El Papis", Pérez Luna conoció a otro personaje en el mundo del secuestro que también estaba encarcelado: Marcos Tinoco Gancedo "El Coronel".

Este hombre fue pareja sentimental de Cynthia Mercedes Romero Verdugo, comadre de Joaquín "El Chapo" Guzmán y cuñada de Héctor "El Güero” Palma, pues estuvo casada con su hermano Cuauhtémoc, según la averiguación PGR/UEDO/281/2002.

Su vínculo con "El Coronel" abrió las puertas del Cártel de Sinaloa a "El Ojos", quien usaría esos contactos para comprar cocaína a sus proveedores mexicanos.

Uno de ellos, acorde con reportes adheridos al expediente SEIDF/UEIDCS/1717/2017, abierto luego del abatimiento de “El Ojos”, era un ex agente de la entonces SIEDO, de nombre Francisco Javier, quien al trabajar encubierto con el Cártel de Sinaloa lo acercó con sus entonces socios, los hermanos Beltrán Leyva.

Desde entonces mantuvo nexos con narcos de primera línea, sin que se volvieran asociados o formara parte de cártel alguno.

Los informes a los que LA SILLA ROTA tuvo acceso indican que, hasta 2010, al menos los proveedores de droga del autollamado Cártel de Tláhuac fueron bandas pequeñas, remanentes del grupo de los Beltrán Leyva, sin que fueran socios formales, sino que eran compradores al mayoreo.

El documento de la  PGR y la SSP señala  que en 2014 “El Ojos” huyó a Estados Unidos, luego de que sus hermanos Baltazar y Víctor fueran asesinados.

Al volver en 2015, su organización se fortaleció, al grado de expandirse de Tláhuac hacia Milpa Alta, Xochimilco, Coyoacán, Iztapalapa y Valle de Chalco y Chalco, en el Estado de México. No se tiene información detallada sobre el origen de la droga que comercializaba a gran escala en esas delegaciones.

En estas entidades mexiquenses se enfrentó contra Gastón Montealegre “El Gastón” -hoy prófugo-, quien como se relata en la carpeta de investigación FXH/XO-2/T1/02216/15-12, controlaba incluso a los escoltas del alcalde perredista de Valle de Chalco, Ramón Montalvo.

Uno de sus guardaespaldas, Ricardo David Zaragoza, fue detenido por la SSP local, acusado del asesinato de un operador de “El Ojos” en 2015.

Aunque la PGR investiga si Pérez Luna tenía alguna liga con el delegado actual de Tláhuac, Rigoberto Salgado, no se le ha podido comprobar hasta hoy.

jamp