NACIÓN

“El Menchito” y su “estire y afloje” con la justicia

El primogénito de “El Mencho” ha sido beneficiado en más de una ocasión por la justicia, a través de supuestas corruptelas de jueces y "errores" ministeriales

  • RODRIGO GUTIÉRREZ GONZÁLEZ
  • 29/08/2019
  • 13:56 hrs
  • Escuchar
“El Menchito” y su “estire y afloje” con la justicia
“El Menchito” y su “estire y afloje” con la justicia (Foto Cuartoscuro)

Cuando Nemesio Oseguera Cervantes, “El Mencho, comenzaba a despegar en el mundo criminal con el cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), un duro golpe sufrió no solo su organización de narcotráfico, sino también su círculo cercano y familiar.

Su primogénito Rubén Oseguera González, “El Menchito” fue detenido en enero del 2014 por elementos del Ejército Mexicano y del Agencia de Investigación Criminal (AIC), en Zapopan, Jalisco.

El Menchito” se había convertido en una de las piezas claves del CJNG, a tal grado que informes de la Administración para Control de las Drogas (DEA, por sus siglas en inglés) lo consideraba el segundo al mando de dicha organización hasta antes de ser detenido.

Es decir, para el gobierno estadunidense estaba por encima de Abigael González Valencia, “EL Cuini”, líder del brazo financiero del CJNG, así como cuñado de “El Mencho”, hermano de Rosalinda González Valencia, “La Jefa” –esposa de Nemesio y madre de Rubén–, y tío de “El Menchito”.

La captura de Oseguera González se dio un año antes del boom mediático del CJNG y de su aparición en el mapa del narcotráfico de la DEA.

Entonces, vino un prolongado “estire y afloje” de “El Menchito” con la justicia.

En octubre del 2014, un juez liberó de los cargos a Rubén, ordenando su liberación, pero esta no pudo concretarse, a la salida, elementos ministeriales lo esperaban para detenerlo de nuevo por otra orden de aprehensión.

Pasaron dos meses y “El Menchito” fue liberado de nuevo, en diciembre del 2014, por faltas de pruebas, sin que las autoridades pudieran detenerlo de nuevo.

Oseguera González disfrutaba de las mieles de la libertad, sin embargo, le duró apenas seis meses cuando el 23 de junio del 2015 fue detenido de nuevo, también en Zapopan.

Una semana después, el primero de julio del mismo año, fue liberado por tercera ocasión por violaciones al debido proceso, como una intromisión ilegal en la casa de “El Menchito” y la tardanza de nueve horas para ponerlo a disposición del Ministerio Público.

La suerte no jugó del lado de Oseguera González, pues elementos federales lo volvieron a detener saliendo del penal. Desde entonces continúa en la cárcel.

Cuatro años después, Rubén continúa coqueteando con la justicia. Este 29 de agosto un juez lo absolvió por delincuencia organizada y estuvo a punto de salir de prisión, pero otras acusaciones en su contra, como lavado de dinero, lo mantuvieron tras las rejas.

Continuará, entonces, en el Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso) número 15 ubicado en Villa Comaltitlán, Chiapas.

Y es este penal otro de los protagonistas de “El Menchito” con la justicia. Durante el año pasado intentó que lo trasladaran al penal de Puente Grande en Jalisco, entidad bastión de la organización criminal de su padre. Aunque esta nunca se consumó.

Apenas en julio pasado en un video difundido se muestra a un grupo armado acusando al gobierno federal, particularmente al secretario de Seguridad, Alfonso Durazo, de tener un pacto con el CJNG.

En la grabación se asegura que el CJNG está orquestando el traslado de “El Menchito” a Puente Grande, donde también está detenido “El Cuini”, para posteriormente realizar una fuga protagonizada por ambos.

Por si fuera poco, en mayo pasado el Departamento del Tesoro de Estados Unidos señaló al juez Isidro Avelar Gutiérrez de recibir sobornos del CJNG a cambio de proporcionar fallos judiciales favorables a miembros del cártel.

Y es que fue Avelar Gutiérrez uno de los jueces que exonero a Rubén Oseguera González por delincuencia organizada y lavado de dinero.

Al respecto, la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) le congeló sus cuentas.

El gobierno estadunidense tiene denuncias abiertas contra “El Menchito por conspirar para distribuir cantidades significativas de narcóticos en Estados Unidos, así como por el uso de arma de fuego.

Pese a las acusaciones en el extranjero y ante la constante de fallos a favor de Rubén Oseguera González, este no ha sido extraditado a Estados Unidos.

El CJNG se ha convertido en el cartel de drogas más poderoso de México y es considerado una de las cinco organizaciones criminales transnacionales más peligrosas del mundo.

El Mencho” es actualmente uno de los narcotraficantes más buscados del mundo con una recompensa sobre sus hombros de 10 millones de dólares en Estados Unidos y de 30 millones de pesos en México.

El CJNG, según la DEA, tiene centros de distribución de drogas en Los Ángeles, Nueva York, Chicago y Atlanta.

La organización introduce droga a los Estados Unidos prácticamente por todo el corredor de la frontera, desde Tijuana, pasando por Ciudad Juárez y hasta Nuevo Laredo.

El CJNG fabrica y/o distribuye grandes cantidades de cocaína, heroína, metanfetamina y fentanilo. Según los informes, tienen presencia en 22 de los 32 estados de México.


rgg